Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador
  Click to listen highlighted text!

Profecía dada por Dios al predicador Gustavo Isbert el Viernes 12 de Octubre de 2012.

PROFECIAS DE DIOS

Profecía dada por Dios al predicador Gustavo Isbert el Viernes 12 de Octubre de 2012.

(2 Pedro 3:9)
El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
(2 Pedro 3:13)
Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.
Dios no se retrasa, en 3 años y medio pudo cambiar el mundo y hoy puede hacerlo en poco tiempo también.
Todo se irá acelerando con respecto a su obra y a la venida de su Reino.
El revelará su poder (que ya tienen) a sus siervos y derramará espíritu de valentía sobre ellos.
Cada uno de sus siervos se va sintiendo más incomodo en este mundo y están teniendo una sed insaciable de buscarlo (esta es obra de Dios), y esta sucediendo ahora mismo en todo el mundo.
Milagros serán revelados y una gran sed de lo sobrenatural y de presentar a un Dios vivo al mundo esta viniendo a cada uno de sus hijos.
Su pueblo se esforzará y actuará.
Aprenderá también a guiarse por el Espíritu Santo para actuar en el momento preciso en la voluntad de Dios y ejercer el poder que ya ha sido dado a su pueblo.
No miren los resultados “visibles” de la iglesia, ni a la iglesia visible, porque Dios se moverá de una manera invisible para los que no quieran creer y ninguno de ellos entenderá pero los que tengan sed de Dios entenderán y verán.
Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios actuar en este tiempo y serán parte de su ejército (invisible para el mundo) pero visible para el mundo espiritual tanto bueno como malo.
Te digo a ti que solo en la eternidad se verá lo que realmente lograste espiritualmente, en la tierra generalmente nadie se da cuenta, por eso no esperes reconocimiento de los hombres.
Mis hijos recibirán mayor autoridad y mis respuestas a sus oraciones serán cada día más contundentes para que el tiempo de la conquista espiritual se agilice hasta completar el número de mis redimidos, antes de llevarlos conmigo.
Los que serán más usados en estos últimos tiempos son los que más estoy puliendo y trabajando en ellos, para que yo solo sea su principal prioridad y estén en “los negocios de mi padre”. Estoy trabajando en ellos para que sean fuertes cuando lleguen los tiempos de batalla y ni no hagan quedar mal a mi ejército.
Uno de los principales enemigos del resto de mi pueblo serán sus prioridades menores es decir prioridades sin importancia eterna o sus “labranzas, negocios, hobbies y muchas cosas que no son malas en sí, pero los desenfocarán de mis propósitos.
En realidad son egoístas y no quieren llevar mi cruz, ni caminar conmigo en mis labores.
Pero yo llevaré a los que me aman por caminos que antes no caminaron y tendremos una gran amistad y les revelaré mis misterios, tampoco serán “señores” de sus caminos sino que caminarán conmigo y me seguirán a dondequiera que yo vaya
(Jeremías 10:23) Esto sucederá con ellos.
Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos.
(Isaías 48:17)
Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.
(Jeremías 9:24)
Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.
(Jeremías 1:5) Mi plan se cumplirá con todos los que me aman y están dispuestos a ser parte de mi ejército final. Al decir todos incluyo a mujeres y niños.
Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.
(Jeremías 1:9) Personas que no saben hablar pero que quieren estar disponibles para mí recibirán esto.
Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.
(Isaías 50:4)
Jehová el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oído para que oiga como los sabios.
(Isaías 30:21) Yo los guiaré y no se extraviarán y conocerán mi voz y reconocerán mis pisadas para seguirme.
Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda.
(Isaías 33:6) Muchos se salvarán me amarán y se sumarán a mi ejército.
Y reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia, y abundancia de salvación; el temor de Jehová será su tesoro.
(Romanos 8:17) Son mis hijos y mis herederos y estarán dispuestos a sufrir por mi obra junto conmigo.
Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
(Gálatas 4:6) Actuarán en el poder de mi Espíritu, son hijos del Rey y yo habito en ellos y nada hay imposible para mí.
Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!
(Gálatas 4:7) No serán esclavos del pecado sino que actuarán como hijos del Rey, conociendo el respaldo de mi Reino y quién son ellos en verdad.
Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.
(Santiago 2:5) Serán personas de todas las razas, ricos o pobres, instruidos o no. Solo me amarán y estarán dispuestos a dejar sus prioridades y me pondrán a mí como su prioridad y a mi obra de conquista espiritual.
Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?
(Deuteronomio 32:4) MI OBRA ES PERFECTA, no dudes todo te ayuda a bien aún lo que no entiendes, yo participo en tu vida mucho más de lo que te imaginas.




El es la Roca, cuya obra es perfecta,
Porque todos sus caminos son rectitud;
Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él;
Es justo y recto.
(Romanos 8:28)
Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

TE HE PREPARADO DURANTE TODA TU VIDA PARA ESTE TIEMPO.
YO SE LO QUE HAGO, ASI QUE CONFÍA EN MÍ.
TU RECOMPENSA ESTÁ CONMIGO Y ES MAYOR QUE EL MEJOR DE TUS SUEÑOS.
(Isaías 49:4)
mi causa está delante de Jehová, y mi recompensa con mi Dios.
Tu anhelo de belleza, pureza y santidad es válido, pues así es el cielo y por eso te sientes tantas veces incomodo en la tierra.
En el cielo está todo lo que anhelas y muchísimo más (yo tengo muchas sorpresas para mis hijos) pero ahora debes caminar por fe creyendo en mis palabras.
Yo soy todo lo que tú anhelas y en mí están todos los tesoros, las riquezas, la sabiduría, los misterios, los placeres y todo lo que anhelan todas las personas del mundo sin saberlo.
En el cielo es todo incorruptible y eterno, ustedes serán semejantes a mí y el más pequeño de aquí si yo le permitiría que se aparezca en la tierra sería adorado por su indescriptible belleza y gloria. (Las personas pensarían que soy yo) pero…
Yo soy el que ilumina el cielo y toda la gloria emana de mí. Tú sabes en parte algo de esto. Yo soy el príncipe de paz y el Rey de Reyes. Colosenses 1:15-22.
En el cielo todos mis hijos son más gloriosos y hermosos que cualquier ángel.
Están llamados a ser muy superiores a ellos. Ustedes son mis hijos, mis herederos y serán semejantes a mí. Les daré todas las cosas. Para eso es que morí por ustedes en la cruz.
(Romanos 8:32)
El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?
(Romanos 8:18)
Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.
(Romanos 8:29)
Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
(Apocalipsis 21:7)
El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.
MI GLORIA LES ESPERA, EL CIELO ES SU VERDADERO HOGAR, PERO ESTE ES EL TIEMPO DE LA COSECHA Y DE LOS GRANDES MILAGROS, NO TE PIERDAS DE SER PARTÍCIPANTE ACTIVO DE ESTE TIEMPO DE MARAVILLAS DONDE YO DEMOSTRARÉ TODO MI PODER A TRAVES DE MI PUEBLO (DE TODO AQUEL QUE ESTÉ DISPONIBLE PARA MÍ Y ME SIGA).
RECUERDA YO ESTOY TRATANDO CONTIGO, LEVÁNTATE Y PREPARATE ESTUDIANDO MI PALABRA Y ENRÓLATE EN MI EJÉRCITO Y SUJÉTATE A MIS GENERALES.
TENDRÁS TODA LA ETERNIDAD PARA SER PLENAMENTE FELIZ Y DISFRUTAR ETERNAMENTE CONMIGO DE TODO LO QUE HE PREPARADO EN EL CIELO PARA TI Y PARA LOS QUE ME AMAN MAS QUE A SUS PROPIAS COSAS.
Profecía dada por Dios al predicador Gustavo Isbert el Viernes 12 de Octubre de 2012

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Por ahora, no hay Mensajes en Twitter

Translate »
Click to listen highlighted text!