Click to listen highlighted text!

¿Sabe cómo deben ser las Iglesias del tiempo final?

Entre otras cosas:

[fancy_list style=”check_list” variation=”orange”]
  • Procurar tener dos o tres Pastores o más, además del Pastor principal. Y distintos encargados de áreas a los cuales remitir cuando van al Pastor principal.
  • Saber que están viviendo en los “postreros días” Hechos 2:16-21; Apocalipsis 22:12.
  • Deben tener un gran amor y pasión por salvar a los perdidos.
  • La prioridad debe ser la evangelización y la oración.
  • Cada creyente debe ser un factor multiplicador que traiga nuevas personas a la Iglesia.
  • Se debe procurar la búsqueda del perdido y el seguimiento y cuidado respectivo a fin de que permanezca en la iglesia. Esta debe ser una de sus prioridades.
  • Deben tener una visión de conquista, prevaleciendo el pensamiento en los creyentes que son guerreros y conquistadores de Dios. Siendo esforzados y valientes, en vez de pensar que son eternos bebés que deben ser constantemente atendidos. Esa mentalidad debe cambiar. También deben dejar toda flojera e indiferencia para trabajar para Dios.
  • Deben utilizar los medios de comunicación (Radio, TV, internet) seculares (también los cristianos) para llevar el evangelio a todo el mundo de una manera más rápida y efectiva.
  • Se deben levantar intercesores que oren constantemente al señor por ello.
  • Es muy importante invertir dinero para evangelizar y extender el Reino de Dios por los medios de comunicación.
  • Se debe dar énfasis y procurar que todos los creyentes sean Bautizados en el Espíritu Santo o recibir el primer llenamiento del Espíritu Santo para hacer la obra de Dios con poder. Hechos 1:8; 2:4.
  • Entonces ocurrirán (como cosa normal y constante), milagros, señales y sanidades.
  • Deben saber cada creyente, que Cristo vive en ellos. 1 Juan
  • 5:11-13; Gálatas 2:20
  • Deben saber que son salvos y cuidados por Jesús y Dios Padre y nada ni nadie los podrá separar de su mano y de su amor. Juan 10:27:30; Romanos 8:33-39.
  • Deben hacerse tesoros en el cielo y no buscar solo las cosas de la tierra. Mateo 6:19; Colosenses 3:2.
  • Deben tener un discipulado intensivo, concreto y directo que dure uno o dos años a lo sumo.
  • Ej. “Bases del cristianismo” y enseñarles de esa manera a los discípulos “todo el consejo de Dios”. Hechos 20:27. Debe ser teórico y práctico. Como lo hizo Jesús con sus discípulos. Esto lo puede encontrar en www.Diosparatodos.com
  • (Hacer clic en el Blog y encontrará “Bases de Cristianismo” (100 lecciones).
  • Deben orar y producir muchos obreros del Señor para cosechar, servir y discipular a los nuevos. 2 Timoteo 2:2.
  • Enseñarles a “Dar lo que ya tienen” (el poder y la autoridad de Dios, etc) a los otros: Hechos 3:6; 9:34; Romanos 15:18-20 y ser varones y mujeres esforzados.
  • Tener un poderoso ministerio de liberación de demonios y ataduras espirituales y tener personas entrenadas para ello. Ellos deben conocer y ejercer la autoridad que tenemos los cristianos sobre el diablo y sus demonios. Lucas 10:19; Marcos 16:17-18. Cuando las personas tienen “ataduras” espirituales no entienden y no reciben todo lo que Dios tiene para ellas, por eso primero deben ser “verdaderamente libres”.
  • Antes de sembrar la palabra de Dios en ellos, muchos necesitan (si quieren) ser sanados y liberados. Expulsando de ellos toda opresión demoníaca y toda atadura espiritual (llámelo traumas, complejos, odios, rencores, falta de perdón, problemas sexuales, flojera, baja autoestima etc, etc). Para otros casos se debe tener sicólogos o médicos cristianos con la sabiduría que Dios les ha dado y llenos del Espíritu Santo.
  • Se debe trasmitir un espíritu de victoria pues Cristo ha vencido, y nada es imposible para Dios y se debe inculcarle a los creyentes que dejen la flojera, la auto conmiseración, las ofensas, el deseo de ser siempre ayudados y que
  • ¡Se levanten en el nombre de Jesús! y se conviertan en
  • guerreros útiles para su obra eterna y en vez de estar aburridos y perdiendo el tiempo, lo utilicen de la mejor manera, pidiéndole al Señor fortaleza y valentía para
  • realizar su obra, que perdurará por toda la eternidad.
  • Se les debe enseñar a que no desperdicien su única vida.
  • Las Iglesias de los últimos tiempos deben tener una fuerte adoración y alabanza con músicos llenos del Espíritu Santo que sepan ministrar con la guía del Espíritu, que traigan la presencia de Dios a las reuniones y a la congregación.
  • Se puede tener una escuela de música.
  • Deben tener una muy buena enseñanza y revelación de la palabra de Dios tanto para la gente grande, como para los jóvenes y los niños. Esdras 7:10. Con maestros sabios en la palabra de Dios.
  • Deben tener un poderoso ministerio con los niños y debe haber una enseñanza especial para ellos enseñándoles de diversas maneras, con dibujos e historias Bíblicas la palabra de Dios, enseñándoles a ponerla en práctica y el servicio a Dios, enseñándoles (a los niños) a ganar a otros niños para Cristo, ser llenos del Espíritu Santo, predicar, imponer manos etc.
  • Lo mismo con las mujeres. Ellas tienen el mismo Espíritu Santo en ellas y es el mismo que tuvo Pablo, Pedro, Juan, etc, etc. El Espíritu Santo no tiene sexo y las mujeres pueden ser grandemente utilizadas por Dios (en sujeción a su Pastor principal o delegado).
  • Los cristianos deben enseñar a servir a cada creyente pero no por obligación, ni por condenación, sino por amor a Dios, a su obra y a las personas.
  • Deben cuidar y evangelizar a las personas por reuniones caseras, grupos pequeños o casas de paz (o cualquier otro nombre), pero este es un buen sistema para que todos trabajen y participen en la obra del Señor y envolver a toda la iglesia en la tarea de ganar almas y edificarlas.
  • 2 Timoteo 2:2; Hechos 5:42.
  • Es la forma más efectiva para formar líderes en la práctica.
  • No todos estarán en el púlpito, o sirviendo en el templo, pero cualquier creyente puede ganar a muchos fuera de el, (del templo) es decir donde están los perdidos.
  • Se puede hacer una reunión en cualquier lugar (para eso contamos un manual con muchas lecciones para reuniones de este tipo: “Manual de encuentros Bíblicos”) y si vienen muchos se puede ir haciendo una iglesias anexa a la principal, donde la persona que los ganó para Cristo pueda ser su futuro pastor en sujeción al pastor de la iglesia madre. No tienen que caer el error de irse a otra iglesia más chica “donde le den el púlpito” o hacerse una nueva religión o grupo o ministerio independiente que terminará en otra denominación o en otra división más del cuerpo de Cristo.
  • La oración e intercesión debe ser la base de todo, (tanto personal como comunitaria).
  • Todo se logra a través de la oración. Por medio de ella, pasa de “lo invisible” a “lo visible” la visión de Dios, además protegen y cubren a los Pastores de la Iglesia y por medio de la oración es que se cumplen los planes y los propósitos de Dios y suceden milagros.
  • Vea en Mateo 9:37-38 a Jesús diciéndoles a sus discípulos que oren para que Dios (o sea El mismo) mande más obreros para la cosecha. El podría haberlos mandado sin decirles a sus discípulos que oren pero les dice que se lo pidan. (Medite en esto).
  • También se debe tener trabajos sociales según Dios guíe a cada Iglesia y según los diferentes llamados a los creyentes que asistan y quieran involucrarse en ellos. Ej. “canasta familiar” o “ropería” para ayudar a los necesitados.
  • Deben saber que a los Pastores no les corresponde hacer todas las cosas y hay un trabajo para cada creyente y una posición diferente para cada uno en el cuerpo de Cristo. Efesios 4:11-16.
  • Se debe enseñar a cada creyente a servir.
  • La iglesia es un equipo que trabaja en armonía (dejando las cosas sin importancia… como celos, peleas internas, deseos de ser reconocidos, etc) para el Reino de los Cielos y ganar las batallas para el Señor Jesús contra las huestes de maldad que procuran llevar a las personas al infierno eterno. Nosotros estamos para “los negocios del Padre”.
  • La iglesia debe ser un refugio y consuelo espiritual y emocional para las personas, un hospital para los pecadores, un centro de adiestramiento para los guerreros
  • cristianos y como un lugar de encuentro, amistad, entretenimiento, comunión y compañerismo para los que están solos. Se debe pedir sabiduría a Dios para esto y para las actividades a realizar.
  • Debe considerarse a la Iglesia como un ejército en conquista. Tomando el “botín” y conquistando el reino de las tinieblas y trasladando a las personas al Reino de Dios. Colosenses 1:13-14. Pues él nos rescató del reino de la oscuridad y nos trasladó al Reino de su Hijo amado, quien compró nuestra libertad y perdonó nuestros pecados.
  • La Iglesia debe tener una estructura de gobierno bien organizada, con un Pastor principal, varios pastores ayudantes y encargados de las distintas áreas o ministerios de la iglesia. Los cuales se deben reunir periódicamente y supervisar las actividades para corregir lo que está funcionando mal o aconsejar como mejorarlo.
  • Es más bien una autoridad espiritual que “impuesta” donde todos se dan cuanta de “quien es quien” y hay respeto mutuo y colaboración.
  • Se debe tener un equipo de intercesores por las autoridades espirituales o grupo pastoral.
  • Las iglesias deben ser prósperas financieramente al dar a Dios lo que es de Dios y de esa manera tener más capacidad de ayuda y serán más eficaces en su labor y con mayor alcance. Esto debe ser el resultado de enfocarse en lo que más le interesa a Dios o sea en sus prioridades, entonces Dios bendecirá con su gran abundancia.
  • Las prioridades de Dios son la salvación de las almas, las misiones (apertura de nuevas obras), sostén de los Siervos de Dios, enseñanza, ayuda a los necesitados etc.
  • La iglesia es la amada de Jesús y es una columna y un baluarte da la verdad. Efesios 5:25-32; 1 Timoteo 3:15.
  • La iglesia debe ser una bendición maravillosa para toda la ciudad y ¡usted debe ser parte de ella!
[/fancy_list]

Dr. Gustavo Isbert
www.diosparatodos.com

 

 

¿Que debemos hacer en este tiempo?

Debemos saber en qué época de la historia estamos.
Debemos saber que la venida de Jesús por los suyos es casi inminente, y actuar de acuerdo a ello.

Volcanes en varias partes del mundo, Chile, Sicilia, derretimiento de los hielos por el calor como dice la Biblia en Apocalipsis 16:7-9 tornados, terremotos en Haití en Chile, olas gigantes en el sur de Asia, en Japón, basura flotante que va hacia Hawai, peces muertos por el petroleo en el sur de USA, lo sucedido en New Orleáns, enfermedades nuevas, pánico en la gente, aumento del pecado desviaciones sexuales, violencia etc.
Todas las señales de la venida de Jesús se están cumpliendo.
Debemos procurar despertar al pueblo de Dios para que crea estas verdades.
Vemos que todo se está cumpliendo de acuerdo a la Biblia lea Mateo capítulo 24.
Debemos enfocarnos en lo esencial y prepararnos.
¡ES HORA DE VOLVER A DIOS!
Debemos arrepentirnos de nuestros pecados, creer que Jesús murió en la cruz para pagar nuestra culpa y recibir a Cristo en nuestro corazón diciéndoselo en una oración. ¡Hágalo ahora!por favor.
Ore para ser amigo de Jesús (El es todopoderoso).
Renuncie a todo lo malo y santifique su vida (pídale fuerzas a Jesús para que lo pueda hacer) 1 Juan 3:3.
Pídale a Jesús que le dé su Espíritu Santo y lo llene de El.
Ore para que se cumpla Mateo 24:14 y podamos predicar el Evangelio a todos el mundo que es la única señal que falta para que El venga a llevar al cielo a los suyos, ¡Asegúrese que usted estará entre ellos!
Ore por un avivamiento espiritual mundial que va a venir pronto.
Las cosas se van a ir acelerando (también las catástrofes y los juicios de Dios sobre la tierra).
Muchos cristianos pasarán pruebas para ser purificados Daniel 11:35, y otros serán dejados de lado.
Otros decidirán hacer la voluntad de Dios y no será necesario que Dios los "pula" tanto.
Aprovechemos bien el tiempo. Enfoquémonos los que conocemos la palabra de Dios en Evangelizar y discipular a las personas de una manera sencilla, y formemos obreros de las personas comunes, ¡ellos nos están necesitando!
Mucha gente sufre de pánico, tanto, que el gobierno ya puso una oficina y da el teléfono para ser ayudados.
Todos saben que algo viene, otros lo presienten, otros se confunden y fijan fechas como diciembre del 2012 pero Dios tiene el control de todo y solo El sabe la fecha. Lucas 21:35
Debemos procurar ser honestos en todo.
Debemos encontrar y obedecer el plan que tiene Dios para con cada uno de nosotros, individualmente y corporativamente con sus verdaderos hijos.
Debemos ser llenos del amor del Padre, mantenernos en humildad, ser
prudentes y sobrios, estar alerta sobre la voluntad de Dios para nosotros en cada situación.
Debemos vencer todos los temores y ansiedades, con el poder que Jesús nos da, y entregar todo a El: Ansiedades, problemas etc. Y luego trasmitir esta victoria a los demás.
Debemos llevar una vida de oración. Hablando con Jesús o Dios Padre y con ningún otro y desechar todo ídolo y superstición de nuestra vida.
Debemos organizar nuestras vidas y actividades concentrándonos en lo más importante. Debemos sacar todo lo superfluo de nuestras casas y actividades.
Debemos enfocarnos en pocas cosas y darle tiempo a las cosas de Dios.
Ore, lea la Biblia y vaya a su Iglesia procurando hacer el bien y brillar con la presencia de Dios en este mundo oscuro.

Estudie cosas concretas, tanto sea de Dios como de lo secular, siga con su carrera o profesión en forma constante y pida la ayuda y la guía a Dios en todo lo que haga. Aparte algo de su tiempo para un devocional familiar orar o enseñar en una reunió casera la palabra de Dios.Sea un misionero en su entorno. De algo de su dinero a su Iglesia para que Dios lo prospere a usted y ayude en todo lo que necesite.
Jesús dijo "Dad y se os dará". Lucas 6:38. Y cuando usted sea prosperado por Dios, tenga cuidado de cómo administra lo que Dios le da.
Debemos ser llenos del Espíritu Santo y ser guiados en todo lo que hagamos por El.
¡ES HORA DE SERVIR A DIOS! Sea usted uno de los que Dios utilizará para su gloria en este tiempo y un guerrero de Dios del tiempo final.

Gustavo Isbert

En el Apocalipsis se relata la victoria del bien sobre el mal y el triunfo de Cristo.

El Apocalipsis es la victoria del bien sobre el mal y el triunfo de Cristo.

Aparecen las primeras señales:
(Lucas 21:9)
Y cuando oigáis de guerras y de sediciones, no os alarméis; porque es necesario que estas cosas acontezcan primero; pero el fin no será inmediatamente.

Indonesia (ola gigante), Haiti, New Orleans, Key west, Chile, Japón, basura flotante que se dirige a Hawai, Tornados en USA, El Volcán Etna en Cicilia, el volcán en Hawai, en el sol explosiones más grandes que antes, meteoritos sobre argentina, Calendario Maya, "Sensación del fin" que tienen las personas.
(Lucas 21:11) y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo.

(Lucas 21:18) Dios protege a los suyos.
Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá.

(Lucas 21:25)
Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;

(Lucas 21:26)
desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.

(Lucas 21:31)
Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios.

(Lucas 21:28)
Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.

(2 Corintios 2:15) Están los que se salvan y los que se pierden. ¿En cual de los dos grupos estará usted cuando parta de este mundo?
Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden.

(Apocalipsis 1:1)
La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,

(Apocalipsis 1:3)
Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

1. Nos amó
2. Nos lavó de nuestros pecados con su sangre
3. Nos hizo reyes
4. Nos hizo sacerdotes
5. Nos hizo hijos de Dios
6. Nos hizo hermanos suyos
7. Nos hizo herederos de Dios
8. Nos hizo co- herederos con Cristo
9. Nos dio su gloria
10. Nos dio el cielo
11. Recibiremos nuestra recompensa
12. Reinaremos con El

Para los cristianos, el problema mayor que tenemos está resuelto por Cristo, nos lavó de nuestros pecados. El es fiel, es soberano, nos amó y logró nuestra salvación, nos hizo reyes y sacerdotes etc. Y nos selló como propiedad suya con el Espíritu Santo. Efesios 1:13; 2 Corintios 1:22; Efesios 4:30. Viene otra vez, trae recompensas, protege a los suyos aún en la Gran tribulación (sus siervos son sellados). (Dios tiene su sello).
Jesús se aparece, nos habla con ternura, amor y nos da confianza para vencer el temor.
Habla primero a las Iglesias para advertirlas, ponderarlas, señalarles lo que deben cambiar y disciplinarlas.
Lo primero que muestra son las iglesias (candeleros de oro) y los pastores (estrellas) en su mano. Tiene las llaves (autoridad total).
Su revelación la da primero a sus mensajeros, luego a las iglesias y tercero a los demás personas.
Comienza purificando a su pueblo, sabe todo lo bueno y lo malo.
Advierte, anuncia recompensas y le muestra su situación, exige un cambio y las consecuencias de no hacerlo. Y luego actúa.
Comienza por la Iglesia, luego por el mundo, plagas, señales etc.
Busca el arrepentimiento y la salvación de todos. 2 Pedro 3:9; 1 Timoteo 2:4.

(Apocalipsis 1:5) Es un libro de victoria.
y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,
(Apocalipsis 1:6)
y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.
(Apocalipsis 22:5)
No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.
(Apocalipsis 5:10)
y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

(Apocalipsis 1:7)
He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá.
(Apocalipsis 1:8)
Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

(1 Juan 3:1)
Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios.

(1 Juan 3:2)
Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

(Mateo 28:10)
Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.

(Hebreos 2:11)
Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos,

(Hebreos 2:12)
diciendo:
Anunciaré a mis hermanos tu nombre,
En medio de la congregación te alabaré.

(Gálatas 4:7)
Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.

(Hebreos 1:2)
en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;

(Romanos 8:17)
Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo.

(1 Tesalonicenses 2:12)
y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó a su reino y gloria.
(1 Pedro 5:1)
Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada:
(1 Pedro 5:10)
Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.
(Juan 17:22)
La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

(Lucas 12:32)
No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino.
(Hebreos 12:28)
Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia;

(1 Juan 5:11)
Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.

(1 Juan 5:12)
El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

(1 Juan 5:13)
Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna.

(Apocalipsis 22:12)
He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

(Mateo 28:20) Amistad y compañía de Jesús.
He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
(Marcos 16:20)
Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.

(1 Tesalonicenses 4:17)
Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
(1 Tesalonicenses 5:10)
quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él.

(Apocalipsis 1:17)
Cuando le ví, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

(Apocalipsis 1:18)
y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

(Apocalipsis 1:19)
Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas.

(Apocalipsis 1:20)
El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.
(Apocalipsis 2:1)
Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:
(Apocalipsis 2:2)
Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia.
(Apocalipsis 2:3)
y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

(Apocalipsis 2:23) Jesús actúa en las iglesias.
Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.

(Apocalipsis 9:20) Actúa en los que las personas que no se quieren arrepentir.
Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar;

(Apocalipsis 9:21)
y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.

(Apocalipsis 3:19)
Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

(2 Pedro 2:4) Advertencias fuertes:
Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;
(2 Pedro 2:5)
y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos;
(2 Pedro 2:6)
y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente,
(2 Pedro 2:7)
y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados
(2 Pedro 2:8)
(porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos),
(2 Pedro 2:9)
sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;
(2 Pedro 2:10)
y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío.

(2 Pedro 3:7)
pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

(2 Pedro 3:8)
Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

(2 Pedro 3:9)
El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

(2 Pedro 3:10)
Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.
(2 Pedro 3:11)
Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,
(2 Pedro 3:12)
esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!
(2 Pedro 3:13)
Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.
(2 Pedro 3:14)
Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.

(Apocalipsis 6:12)
Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre;
(Apocalipsis 6:13)
y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento.
(Apocalipsis 6:14)
Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar.
(Apocalipsis 6:15)
Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes;
(Apocalipsis 6:16)
y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero;
(Apocalipsis 6:17)
porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

(1 Corintios 15:51)
He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,
(1 Corintios 15:48)
Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales.
(1 Corintios 15:49)
Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.

(Malaquías 3:17)
Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve.

(Malaquías 3:18)
Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.

(Apocalipsis 3:10)
Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

(Apocalipsis 7:3)
diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.
(Apocalipsis 9:4)
Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes.
(Apocalipsis 11:18)
Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.

(Apocalipsis 11:15) Jesucristo Reinará para siempre por los siglos de los siglos, ésta es nuestra victoria y la victoria eterna de bien sobre el mal que se anuncia en el Apocalipsis.
El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.

Translate »
Click to listen highlighted text!