Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador
  Click to listen highlighted text!

Si usted es un verdadero cristiano entonces puede decir:

Soy escogido por Dios, soy un Sacerdote al servicio del Rey (para interceder por los perdidos, para hablarles de mi Dios, para contarles lo maravilloso que es Jesús:

(1 Pedro 2:9) 
Más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

Estoy a favor de la gente (de todos por igual), Dios en mí ama a todas las personas del mundo, sean de la nación, raza, religión, tendencia política, malos y “no tan malos” etc.

Dios ama a todos y murió por todos para que estén con El para siempre en el cielo.
(Romanos 8:31) 
¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 
(Romanos 8:32) 
El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? 
(Gálatas 3:28) 
Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. 
(1 Corintios 9:22) 
Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos. 
(1 Corintios 9:19) 
Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a mayor número. 
(Juan 3:16) 
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 
(Juan 3:17) 
Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 
(Romanos 5:6) 
Pues cuando nosotros éramos incapaces de salvarnos, Cristo, a su debido tiempo, murió por los pecadores. 
(Romanos 5:7) 
No es fácil que alguien se deje matar en lugar de otra persona. Ni siquiera en lugar de una persona justa; aunque quizás alguien estaría dispuesto a morir por la persona que le haya hecho un gran bien. 
(Romanos 5:8) 
Pero Dios prueba que nos ama, en que, cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. 
(Romanos 5:9) 
Y ahora, después que Dios nos ha hecho justos mediante la muerte de Cristo, con mayor razón seremos salvados del castigo final por medio de él. 
(Romanos 5:10) 
Porque si Dios, cuando todavía éramos sus enemigos, nos reconcilió consigo mismo mediante la muerte de su Hijo, con mayor razón seremos salvados por su vida, ahora que ya estamos reconciliados con él. 
(1 Juan 4:9) 
Dios mostró su amor hacia nosotros al enviar a su Hijo único al mundo para que tengamos vida por él. 
(1 Juan 4:10) 
El amor consiste en esto: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo, para que, ofreciéndose en sacrificio, nuestros pecados quedaran perdonados. 
(1 Corintios 15:3) 
Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;

Tu valoración

Comments

comments

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »
Click to listen highlighted text!