Si usted es un verdadero cristiano, puede decir con toda seguridad:

Tengo la vida de Dios

(1 Juan 5:12)
El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.
(1 Juan 4:4)
Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, (Cristo) que el que está en el mundo (el diablo).
Las personas que no son de Dios no tienen la vida de Dios.
(Efesios 4:18) Al contrario…
Teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;
(2 Corintios 4:10) Los que somos de Dios, la vida de Jesús se manifiesta a través nuestro.
llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.
(2 Corintios 4:11)
Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.
(1 Juan 4:17)
…..pues como él es, así somos nosotros en este mundo.

Podemos decir: Yo vivo juntamente con El (Con Jesús).

(1 Tesalonicenses 5:10)
Jesucristo murió por nosotros, para que, ya sea que sigamos despiertos o que nos durmamos con el sueño de la muerte, vivamos juntamente con él.

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »