Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador
  Click to listen highlighted text!

Actuemos con el poder que Dios ¡YA! nos ha dado.

Actuemos con el poder que Dios ¡YA! nos ha dado.

ESTAMOS EN EL TIEMPO QUE SUCEDERÁN A TRAVÉS NUESTRO MUCHAS COSAS IMPOSIBLES.

(Juan 14:11)

Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.

Había obras que hacía Jesús por la voluntad del Padre y en el poder del Espíritu Santo que demostraban quien era.

(Lucas 4:14)

Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.

En nosotros mora la trinidad. Es una verdad que debemos creer y vivir de acuerdo a esa realidad.

(Juan 14:23)

Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. (Dios Padre y Jesús)

Podemos decir entonces:

El Padre es en mí, Jesús es en mí y el Espíritu Santo es en mí.

(1 Corintios 3:16)

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

(2 Corintios 6:16)

Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:

HABITARÉ y andaré entre ellos,

Y seré su Dios,

Y ellos serán mi pueblo.

(1 Corintios 3:17)

porque el templo de Dios (Padre) el cual sois vosotros, santo es.

(Juan 14:12) Y como Cristo vive en nosotros puede pasar esto:

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; (USTED; YO Y TODOS LOS CRISTIANOS) y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

(Juan 14:13)

Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

(Juan 14:14)

Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

(Mateo 21:21)

Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, (USTEDES PODRAN HACER ESTO Y MÁS) no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho.

(Mateo 21:22)

Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

(Mateo 17:20)

…porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.

(Mateo 17:21) Esto es muy importante:

Pero este género no sale sino con oración y ayuno.

(Lucas 17:6)

Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería.

Escrituras Adicionales:

(Mateo 22:29)

Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios.

Yo, como siervo de Dios y con la presencia de la trinidad en mí vivo y ha vivido muchas veces esta misma experiencia de sentir que poder sale de mi persona: Lucas 8:46.

(Marcos 5:30)

Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos?

(Lucas 4:36)

Y estaban todos maravillados, y hablaban unos a otros, diciendo: ¿Qué palabra es esta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen?

(Lucas 5:17)

Aconteció un día, que él estaba enseñando… y el poder del Señor estaba con él para sanar.

(Lucas 6:19)

Y toda la gente procuraba tocarle, porque poder salía de él y sanaba a todos.

(Lucas 8:46)

Pero Jesús dijo: Alguien me ha tocado; porque yo he conocido que ha salido poder de mí.

(Lucas 9:1)

Habiendo reunido a sus…discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades.

(Lucas 24:49)

He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.

(Hechos 1:8)

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Ya lo recibimos y ya somos llenos de El Espíritu santo y hablamos en lenguas.

(Romanos 8:9)

Más vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.

(Hechos 2:4)

Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

(Hechos 4:33)

Y con gran poder…daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos.

(Hechos 6:8)

Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.

Hoy habrá y hay millones como Esteban en ese tiempo.

(Hechos 10:38)

cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

También nos ungió a nosotros de la misma manera:

(2 Corintios 1:21)

Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios,

(1 Juan 2:20)

Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas.

Esta es la finalidad de revestirnos de poder como el mismo Jesús:

(Romanos 9:17)

Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra.

(Romanos 15:18)

Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,

(Romanos 15:19)

con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.

(Romanos 15:20)

Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio.

(1 Corintios 2:4)

y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,

(1 Corintios 2:5)

para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

(1 Corintios 4:20)

Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder.

(2 Corintios 4:7)

Pero tenemos este tesoro (Jesús) en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,

(Efesios 1:19) Debemos entender esto

cuál es la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,

(Efesios 3:20)

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,

(1 Tesalonicenses 1:5)

Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo

(2 Timoteo 1:7)

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

(1 Pedro 4:11)

Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

Dios nos ha llenado de Poder, de la presencia de la trinidad en nosotros, para que seamos sus testigos antes de su venida y demostremos el poder de Dios en el mundo entero. Entonces “SI ALGUNO MINISTRA, MINISTRE CONFORME AL PODER QUE DIOS YA LE DIÓ”.

¡CUMPLAMOS LA GRAN COMISIÓN CON EL PODER QUE DIOS YA NOS HA DADO!

Predicador Gustavo Isbert.

Tu valoración

Comments

comments

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »
Click to listen highlighted text!