Click to listen highlighted text!
Vive con la bendición de Dios haciendo su voluntad.

Vive con la bendición de Dios haciendo su voluntad.

Si estás haciendo lo correcto, si estás en la voluntad de Dios y cumpliendo su palabra no necesitas pedir que todos oren para tu prosperidad ni correr detrás de “portadores y distribuidores” de bendiciones, sino que YA vives en bendición. Abraham, Isaac, Jacob, José, Josué etc, etc tenían su propia bendición…tu no dependes de otros sino de Dios y de tu actitud…Mateo 6:33; Josué 1:8 Deuteronomio 28:1-14; Génesis 24:1; Éxodo 23:22; Génesis 26:24-25, 29; Génesis 30:30; Génesis 31:9; Génesis 39:5; Génesis 39:21-23; 2 Corintios 9: 6-11; Filipenses 4:16, 19; Tu eres bendito/a y el que bendices (piensa de ti de esta manera). Bendito el que viene en el nombre del Señor. Ten tu tu propia bendición, (“cava tu propio pozo” como hizo Isaac, ten tu propia bendición). Tus recursos provienen de Dios y de su bendición y no de tu jefe, habilidades, o porque debes correr tras los “Super hombres de Dios”. Medita en estos pasajes de la Biblia y hazlos tuyo. TOMA DECISIONES CLARAS QUE TE LLEVEN A QUE DIOS TE BENDIGA Y A VIVIR EN BENDICIÓN.

Lo que todos deben saber: CADA CRISTIANO ES UN MISIONERO

Lo que todos deben saber: CADA CRISTIANO ES UN MISIONERO

Debemos entender hoy mas que nunca que CADA CRISTIANO ES EL MISIONERO O EL EMBAJADOR DEL REINO DE LOS CIELOS EN SU AREA DE INFLUENCIA.

   

Consejos Prácticos: ¿Por donde comienzo?

Haga una lista de sus amigos, parientes, vecinos, conocidos, compañeros etc y ore por ellos luego reúnalos en un lugar o en una casa y compártales el Evangelio.

¿Necesita materiales de estudio o quiere prepararse? entre en diosparatodos.com luego vaya al blog y haga clik en donde dice 100 lecciones, estúdielas por orden y luego vaya enseñando a otros.

Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros. (2 Timoteo 2:2)

Esdras había preparado su corazón para estudiar la palabra de Dios y para cumplirla, y para enseñar en el pueblo de Dios sus estatutos y decretos. (Esdras 7:10)

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo. (Hechos 5:42)

Debes…

Debes…

Arrepentíos y creed en el Evangelio

La predicación de Juan el Bautista y de Jesús era esta: Que las personas debían arrepentirse y entrar en el Reino de los cielos. La puerta del Reino Jesús estaba allí con ellos y luego El (a todos sus seguidores) los “transformó en puertas del cielo” cuando predicamos el Evangelio.

Marcos 1:14-15

Arrepentíos porque el Reino de los cielos se ha acercado Mateo 3:2. También anunciaba:

Mateo 3:8 Haced pues frutos dignos de arrepentimiento. El arrepentimiento verdadero se muestra por obras buenas y un cambio de vida que se produce por la vida de Jesús en nosotros y la presencia de su Espíritu Santo.

Jesús les dice a TODOS:

Mateo 9:9 SIGUEME.

También les dice a todos, que no miren lo que hacen los demás pues cada uno debe tomar una decisión concreta de seguir y someterse al Rey Jesús (si o no).

Juan 21:22 Jesús como a Pedro nos dice: Sígueme tú. Hechos 26:18 esa será nuestra tarea; Mateo

28:18-20; Predicar esto: Hechos 26:20 y persuadir a las personas de hacerse cristianas. Hechos 26: 28.

Jesús nos transformará e irá haciendo de nosotros: “Pescadores de hombres”.

Venid en pos de mi y os haré pescadores de hombres Marcos 1:17

Pedro como todos nosotros nos creemos incapaces de realizar esa obra pero Jesús estará con nosotros y podremos hacer aquello que nos manda hacer.

Lucas 5:8 El caso de PEDRO:

Soy pecador (dice Pedro) como diciendo: no sirvo, busca a otro…pero Jesús le dice:

Tú pescarás hombres Lucas 5:10

Jesús transforma a pecadores y personas simples y sencillas en sus discípulos.

La decisión es tuya: Josué 24:15 Josué decidió esto: Yo y mi casa serviremos al Señor.

Debes tomar esa decisión.

¿Serás un pescador de almas del tiempo final? ¿Rescatarás a los perdidos? ¿Los salvarás del infierno? ¿Los trasladarás de la potestad del diablo a la de Jesús? ¿Ayudarás a trasladar a las personas del reino de las tinieblas al Reino de Jesús?

Debes decir como PABLO Hechos 9:6 ¿Qué quieres que haga?: Y Jesús te dirá: Se te dirá lo que debes hacer.

(Jesús lo remite a sus autoridades espirituales) a aquellos cristianos más crecidos que pueden guiarte en los caminos de Jesús y enseñarte sus palabras.

En Hechos 22:10-16 se le dice a Pablo que Dios tiene una misión especifica para él, así como la tiene para ti, le dice “lo que está ordenado que hagas”. Hechos 10: 6, lo mismo que le dijo a Cornelio.

Había un plan específico para su vida, como lo hay para ti.

Ananías le dice: Que sea sano, que sea lleno del Espíritu Santo, que se bautice, que aprenda las bases del cristianismo y es enviado y sale a predicar.

Pablo recibe: Salvación, sanidad, el bautismo, es lleno del Espíritu Santo, aprende las bases del cristianismo y comienza a ser un testigo de Jesús. Hechos 9:17-20

Pablo aprende primero y luego enseña a otros lo aprendido y da informes a la iglesia (está sujeto a ella).

Ver Hechos 22:14-16; Hechos 14:26; Hechos 19:6; Romanos 15: 18:20. También forma grupos en las casas que luego se transformarían en Iglesias.

Ninfas y la Iglesia que está en su casa Colosenses 4:15

Lea por favor Mateo 9:35 al 10:10 y si lo desea lea también y medite en todo el capítulo 10 de Mateo.

Levantémonos y hagamos lo mismo que hacía Jesús y obedezcamos su mandato. ¡Este es nuestro tiempo! Dios tiene un plan similar para nosotros y una gran tarea (ordenada de antemano por El) para que la cumplamos en sus fuerzas y no en las nuestras.

Pr Gustavo Isbert

¿Que debo hacer?

¿Que debo hacer?

Ore tres veces al día., mañana tarde y noche y sea agradecido a Dios, pasando tiempo con El.
Sea luz y brille en su entorno (donde Dios le puso)
Sea como la sal e influya contra la corrupción y no se diluya ni pierda su sabor. (No pierda su “sabor”, no se diluya).
Sea lleno del Espíritu Santo y del amor de Dios.
Trabaje honestamente.
Viva honestamente.
Viva con la bendición de Dios (al vivir una vida de obediencia) y eso le llevará a ser próspero. Pida ser próspero.
Ponga en primer lugar las cosas de Dios y el hacer lo que a El le agrada.
Como prioridad: esté dispuesto siempre a salvar almas. Lleve el mensaje del Evangelio, guiado por el Espíritu Santo.
Tenga buen testimonio.
De hacer el bien y de la ayuda mutua no se olviden.
Esté siempre disponible para llevar el mensaje de Dios o alguna enseñanza o consejo con entusiasmo. No tenga temor de “perder” “su” tiempo en estas cosas, Dios le recompensará de miles de maneras diferentes.
Haga reuniones en las casas e inste a otros a que las hagan donde se enseñe la palabra de Dios y se explique la salvación y las basas del cristianismo de maneras creativas e interesantes.
Enseñe a otros “todo el consejo de Dios” para que esto lo enseñen también a otros, 2 Timoteo 2:2. En los comienzos del cristianismo las personas se reunían en las casas.
Procure que sean llenas del Espíritu Santo Hechos 9:17; y que hagan lo mismo con otros Hechos 19:6.
SEA USTED UN MENSAJE VIVIENTE. Ocúpese en buenas obras.
Sea conforme al corazón de Dios y viva en obediencia a su palabra.
Ore sin cesar. De gracias a Dios por todo. 1 Tesalonicenses 5:17-18.
Sigas sus pasos. Y Enfóquese en el propósito de Dios para su vida.

Lección 51. El discipulado: Importancia y costo

(Dios nos dará todo lo que siempre hemos deseado, a cambio de todo lo que deseamos librarnos).

a) Escrituras clave
Juan 15:16

Mateo 28:18-20
Lucas 9:23
Lucas 14:26-35
Mateo 10:37-39




b) ¿Por qué el discipulado?
(1) Jesús demostró la importancia del discipulado al hacer del entrenamiento de los doce discípulos una prioridad durante los tres años y medio de su ministerio público en la tierra.
(II) Jesús comisionó a Sus seguidores a entrenar discípulos porque pretendía “fruto duradero”.

(III) El discipulado es el mejor método para alcanzar nuestro mundo para Dios. El impacto que los doce discípulos de Jesús y Pablo tuvieron en el mundo nos demuestra el valor del discipulado. Un número pequeño de discípulos comprometidos, que han sido bien entrenados, alcanzarán mucho más para Dios que números grandes de conversos que carecen de profundidad espiritual. El discipulado es la estrategia escogida por Dios para alcanzar al mundo. Si un discípulo llevase a una sola persona a Cristo, y emplease todo un año para entrenarle, y al año siguiente ambos discípulo y maestro, hicieron un discípulo nuevo cada uno de ellos, y al próximo año estos cuatro hicieron cuatro más (uno cada uno), en unos treinta y dos años toda la población del mundo sería salva, según las matemáticas.

(IV) El resultado final son cristianos espiritualmente maduros. La madurez no viene automáticamente con el paso de los años y el aumento del conocimiento y experiencia, sino que es el resultado de un crecimiento espiritual gradual a base de obediencia a Cristo Jesús y su Palabra.

e) Siete señales de madurez espiritual

I) Ser fructíferos en nuestro servicio para Dios (Mateo 25:14-30).
(II) Una actitud humilde y voluntad de servir a los demás (Juan 13:12-17).
(III) Un nivel de excelencia en nuestra vida en general (2 Corintios 13:11).
(IV) Una relación cercana con Jesús (Gálatas 2:20).
(V) El fruto del Espíritu manifestado en nuestra vida (Gálatas 5:22-23).
(VI) Un caminar estable, consecuente y santo, ante Dios y el hombre (Efesios 4:11-16).
(VII) Un conocimiento sólido de la Palabra de Dios y, como resultado, discernimiento. (Hebreos 5:13-6:2), NOTA: Esto se puede resumir como “semejanza a Cristo” (1 Juan 2:6).

c) La necesidad de madurez espiritual

(1) El crecimiento hasta la madurez en Cristo es lo que la Biblia sugiere que se espera de todos los cristianos (Efesios 4:11-16).
(II) Sin madurez no puede haber liderazgo, y los líderes son necesarios para que la iglesia crezca, porque son los pastores del rebaño de Dios (1 Pedro 5:1-3).
(III) Solamente los cristianos maduros podrán mantenerse firmes con eficacia contra el diablo y los poderes de las tinieblas, y esto es lo que Dios quiere que hagamos (Mateo 12:29).
(IV) Solamente los cristianos maduros tienen un impacto duradero para Dios en el mundo de hoy.
(V) Es solamente el discípulo maduro quien, a través de su ejemplo amoroso, es capaz de transmitir el carácter de Jesús al mundo.

e) Recuerda

Ganar conversos añade números de creyentes nacidos de nuevo, pero el discipulado hace discípulos que son reproductores maduros que en su turno multiplicarán los números de creyentes-discípulos nacidos de nuevo.
f) El costo de ser un discípulo verdadero
El discipulado es un asunto muy serio. Es algo costoso; así es como Jesús mismo lo veía. ¡No empezó ofreciendo a sus discípulos un mar de rosas! Dejó absolutamente claro desde el principio lo que implicaba. Para ser un discípulo de Jesús necesitamos llevar nuestra propia cruz y seguir a Jesús (Lucas 14:27). Necesitamos dar toda nuestra vida y todo lo que tenemos a Dios, para que lo use de acuerdo con su voluntad.

g) Muchos se han conformado con menos

Muchos cristianos se han conformado con una forma de discipulado que no se parece mucho a las enseñanzas y expectaciones de Jesús. Sus palabras son muchas veces comprometidas por conveniencia o para evitar costo personal. Como resultado, muchos cristianos dejan de ser los testigos que Dios quiere que sean, y la iglesia es considerada débil, ineficaz o irrelevante. Los hijos de Dios han de mostrar al mundo la presencia transformadora de Jesús en sus vidas. Incluso dentro de la iglesia muchos cristianos encuentran el mínimo denominador común y se acomodan allí, esto es, que siguen a la persona peor o menos efectiva. Dios quiere que imitemos a sus mejores personas y sobre todo a Jesús mismo (1 Corintios 11:1).

h) Contar el costo

Dios llama a sus hijos a enfrentarse con las verdaderas implicaciones de un discipulado personal, a ser fieles y obedientes al Señor, cueste lo que les cueste. Por amor a Jesús, están dispuestos a aplicar sus valores a sus vidas. Un discipulado sin costo no es un discipulado verdadero. Los cristianos son llamados a negarse a sí mismos y tomar su cruz diariamente para poder seguir a Cristo Jesús. Su cruz no es una carga impuesta a ellos, sino algo que emprenden voluntariamente por amor del evangelio. Dios tiene el primer lugar en sus vidas, antes de considerarse a sí mismos o incluso a los demás: Su voluntad tiene preferencia sobre cualquier otra cosa. Poner a Dios primero es lo mejor, tanto para los discípulos como para todos sus amados. Como Jesús exigió un precio tan alto por el discipulado, desafió a todos a contar el costo primero (Lucas 9:57-62; Juan 6:60-66; Marcos 10:17-31). En vista del alto precio del discipulado que Jesús requería, no es sorprendente que terminara con pocos seguidores profundamente comprometidos: pero aquellos pocos fueron suficientes para cambiar el mundo.

i) El verdadero discipulado nos costará todo

(1) Vivir como discípulo no es una opción extra, sino el compromiso normal del cristiano que Jesús espera de todos sus seguidores.
(II) Un discípulo verdadero se da cuenta y acepta que Jesús merece en justicia ser el Señor de su vida entera. (Juan 13:13;
Apocalipsis 19:16; 22; Lucas 22:28-30).
(III) Un discípulo verdadero es una persona que ha creído las palabras de Cristo y ha comprometido su vida a Cristo Jesús.
(IV) Es importante darse cuenta de que los discípulos de Jesús no pueden ser poco entusiastas o mediocres en nada que hagan, porque han de seguir a Jesús, y El vivió y murió por los principios del Reino de Dios.

j) Cinco precondiciones básicas para el discipulado bíblico

(I) Fidelidad
Sólo gente fiel o de confianza está plenamente calificada para el entrenamiento del discipulado. 2 Timoteo 2:2;1 Corintios 4:2

(II)Amar a Jesús y ponerle a El primero
Esto significa vivir una vida de acuerdo con su voluntad, es decir obediencia. Juan 14:15, 21, 23

(III) Voluntad de darnos a nosotros mismos, en sacrificio
Crecer en madurez espiritual exigirá sacrificios de tiempo, fuerza y a veces incluso relaciones. Dios tiene un programa de discipulado personal para cada uno de nosotros. Quiere que entreguemos nuestra vida a este programa para que seamos transformados en la imagen de su Hijo Jesús (Filipenses 2:13; 2 Corintios 9:8; 1 Tesalonicenses 5:23-24).

(IV) El hambre espiritual  Juan 7:37; Mateo 13:12
Esto implica un deseo real de crecer espiritualmente y ser usado por Dios.

(V) Una actitud educable  2 Timoteo 3:10; 2 Tesalonicenses 3:14-15; 2 Corintios 13:10; Hebreos 13:17; Ruadas 8 (rechazan la autoridad) Tito 2:14-15 (reprende con toda autoridad); Gálatas 2:10 (Pablo obedece a Jacobo y a Juan) Marcos 13:34; Romanos 13:1-2; Tito 1:5-6.
La cual se demuestra cuando estamos dispuestos a someternos a la autoridad de la Palabra de Dios y a líderes espirituales que han sido impuestos por Dios sobre nosotros.

k) Preguntas y puntos de meditación

1. ¿Tuvo Jesús impacto a través de sus discípulos? ¿Por qué?
2. ¿Por qué debemos aspirar a la madurez espiritual? (Colosenses 1:28-29).
3. ¿Qué es la semejanza a Cristo? (Romanos 8:29).
4. ¿Qué significa tomar tu cruz? (Mateo 16:24-25).
5. ¿Por qué a la iglesia se le considera débil, inefectiva, o irrelevante? Discútelo.
6. ¿Deberíamos contar el costo de ser discípulos de Jesús? (Lucas 14:25-35).
7. ¿Merece Jesús ser hecho Señor de tu vida entera? (Colosenses 1:15-20).
8. ¿Qué tipo de personas está buscando Jesús para que le sirvan? (Lucas 16:10-12; Mateo 25:14-30).
9. ¿Qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo y perdiere su alma? (Mateo 16:26-27) Discútelo.
10. ¿Cómo salvamos nuestra vida, según Mateo 16:24-25 y 1 Juan 5:12?
11. ¿Dónde estará tu corazón? (Lucas 12:32-34).
12. ¿Qué necesitarías cambiar en tu vida si siguieses a Jesús como un verdadero discípulo? Discútelo.

I) Resumen y aplicación

1. ¡Jesús hizo del discipulado una prioridad, y nosotros también deberíamos hacerlo!
2. El discipulado es la estrategia escogida por Dios para llegar al mundo.
3. Los cristianos espiritualmente maduros deberían ser el resultado final del discipulado.
4. Necesitamos tomar una decisión firme de seguir a Jesús y no conformarnos con menos. Seguir a Jesús es seguir el mismo camino que El, y nos avisó que sería costoso. Jesús dijo que nos costaría todo.
5. Los hijos de Dios deberían mostrar a Jesús al mundo y ser transformados a Su imagen.
6. Como discípulos deberíamos ser educables, fieles, espiritualmente hambrientos, y sacrificar todo por nuestro amor a Jesús.
7. A la naturaleza humana no le gusta la obediencia, tampoco le gusta enfrentarse con el costo. Es fácil conformarse con un nivel de discipulado aceptable a nosotros e imaginarlo aceptable a Dios.
Translate »
Click to listen highlighted text!