Click to listen highlighted text!
Vive con la bendición de Dios haciendo su voluntad.

Vive con la bendición de Dios haciendo su voluntad.

Si estás haciendo lo correcto, si estás en la voluntad de Dios y cumpliendo su palabra no necesitas pedir que todos oren para tu prosperidad ni correr detrás de “portadores y distribuidores” de bendiciones, sino que YA vives en bendición. Abraham, Isaac, Jacob, José, Josué etc, etc tenían su propia bendición…tu no dependes de otros sino de Dios y de tu actitud…Mateo 6:33; Josué 1:8 Deuteronomio 28:1-14; Génesis 24:1; Éxodo 23:22; Génesis 26:24-25, 29; Génesis 30:30; Génesis 31:9; Génesis 39:5; Génesis 39:21-23; 2 Corintios 9: 6-11; Filipenses 4:16, 19; Tu eres bendito/a y el que bendices (piensa de ti de esta manera). Bendito el que viene en el nombre del Señor. Ten tu tu propia bendición, (“cava tu propio pozo” como hizo Isaac, ten tu propia bendición). Tus recursos provienen de Dios y de su bendición y no de tu jefe, habilidades, o porque debes correr tras los “Super hombres de Dios”. Medita en estos pasajes de la Biblia y hazlos tuyo. TOMA DECISIONES CLARAS QUE TE LLEVEN A QUE DIOS TE BENDIGA Y A VIVIR EN BENDICIÓN.

Piensa en ti de esta manera:

Piensa en ti de esta manera:

Piensa en ti de esta manera:

Dios quiere que sea un hombre/mujer de Dios para todo el mundo,
debo orar constantemente y hablar con mi Señor Jesús,
caminar con Dios,
trabajar para su gloria,
ser solo un cristiano de verdad,
basarme en las escrituras,
caminar en santidad,
salvar las almas,
vivir enfocado en eso,
no contestar las criticas,
seguir siempre hacia adelante,
superar las prueba y los desiertos,
ser lleno de misericordia y comprensión,
amar a todos,
ayudar a los que pueda,
y siempre procurar hacer la voluntad de Dios.

Dr. Gustavo Isbert

No te preocupes…

No te preocupes…

NO TE PREOCUPES DE QUE TE PUEDA FALTAR ALGO…
Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos, pero su Padre celestial ya conoce todas sus necesidades.
(Mateo 6:32)
SI ESTÁS SIRVIENDO A DIOS, Y TRABAJANDO PARA EL…EL ES UN BUEN PATRÓN Y VA A PROVEERTE TU SALARIO.
Pues la Escritura dice: «No le pongas bozal al buey para impedirle que coma mientras trilla el grano». Y dice también: «¡Todo el que trabaja merece recibir su salario!»*. (1 Timoteo 5:18)
A JESÚS MISMO DIOS PUSO EN EL CORAZÓN DE UNAS MUJERES DARLE EL SUSTENTO CUANDO DEJÓ LA CARPINTERIA PARA DEDICARSE DE LLENO A “LOS NEGOCIOS DE MI PADRE” María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios, Juana, mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que LE SERVÍAN DE SUS BIENES. (Lucas 8:2-3)

Dios provee…

Dios provee…

A JESÚS MISMO DIOS PUSO EN EL CORAZÓN DE UNAS MUJERES DARLE EL SUSTENTO CUANDO DEJÓ LA CARPINTERIA PARA DEDICARSE DE LLENO A “LOS NEGOCIOS DE MI PADRE” María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios, Juana, mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que LE SERVÍAN DE SUS BIENES. (Lucas 8:2-3). CONFÍE EN DIOS PARA SU SUSTENTO Y TAMBIÉN HAGA COMO ESAS MUJERES QUE APOYARON LA OBRA DE DIOS.

Se alguien “poderoso/a” en Dios

Se alguien “poderoso/a” en Dios

Procura cambiar de un cristiano “temeroso” y “siempre necesitado/a de oración a tu favor” en un “Josué” o sea, en un poderoso hombre o mujer de Dios lleno/a del Espíritu Santo y con poder y que Dios te utilice “en tu entorno” (radio de influencia) con señales prodigios y milagros. También debes cuidar tu testimonio porque tu vida es un mensaje visible para todos. Si no tienes un buen testimonio tus palabras o lo que hables de Dios no tendrá efectividad ni “peso” para los que te rodean…empieza por tu familia…Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.
(Hechos 6:8)
Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
(Mateo 5:16)
También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo. (1 Timoteo 3:7)

El Plan de Dios para salvar tu alma.

El Plan de Dios para salvar tu alma.

PLAN DE SALVACIÓN

 

Es importante que usted sepa cuánto le ama Dios.

(Juan 3:16)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

(Juan 3:17)

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

(Romanos 5:8)

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

También es importante saber y reconocer que todos tenemos nuestros pecados.

(Romanos 3:23)

por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

(Romanos 3:10)

Como está escrito:

No hay justo, ni aun uno.

(Eclesiastés 7:20)

Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.

(Romanos 6:23)

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

 

Entonces debemos pedirle perdón a Dios y arrepentirnos.

(1 Juan 1:9)

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad

(Hechos 3:19)

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor (Jesús) tiempos de refrigerio.

Debemos saber que solo por medio de Jesucristo podemos ser salvos.

(Hechos 4:12)

Y en ningún otro hay salvación; (Solo en el Señor Jesús) porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

(Juan 14:6)

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

(1 Juan 2:23)

Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre.

 

 

Cada uno debe tomar una decisión de recibirle en su corazón.

(Juan 1:12)

Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

 

El murió en nuestro lugar y llevó nuestro castigo y culpa en la cruz.

(Romanos 6:23)(1 Corintios 15:3)

Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;

(1 Corintios 15:4)

y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;

 

Jesús quiere entrar en nuestra vida, darnos la salvación (la vida eterna) y vivir en nosotros.

(Apocalipsis 3:20)

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

¿Cómo? TODOS pueden ser salvos y tener la vida eterna AHORA. La decisión es personal.

(Romanos 10:13)

porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

(Romanos 10:9)

que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Decirle a alguien Señor significaba decirle que el desde ahora en adelante es el que manda en su vida. (Su Rey)

Entonces:

(Juan 5:24)

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

 

ORACIÓN:

Señor Jesús en este momento te pido perdón por todos mis pecados, me arrepiento de cada uno de ellos, te doy gracias por lo que hiciste por mí en la cruz llevando mi culpa y mi pecado. Ahora invoco tu nombre y te recibo como mi Salvador, como mi Señor y como mi Rey. Te pido que entres en mi vida y me des tu Espíritu Santo. Muchas gracias porque ahora soy tu hijo, me has perdonado y has venido a vivir tu vida en mí. Amén.

 

(1 Juan 5:11)

Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.

(1 Juan 5:12)

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

(1 Juan 5:13)

Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna.

¡Entonces tenemos también la seguridad de la salvación eterna de nuestra alma!

(Juan 20:31)

Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.

(Juan 11:25)

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

(Juan 11:26)

Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

(Juan 10:27)

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,

(Juan 10:28)

y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

(Juan 10:29)

Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.

Entonces:

(1 Juan 3:2)

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

(Romanos 6:22)

Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

 

(Efesios 2:1)

Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

(Efesios 2:4)

Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,

(Efesios 2:5)

aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),

Dios es nuestro Padre y todos sus hijos formamos una gran familia.

(Efesios 2:19)

Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios. ¡Déle gracias a Dios!

Translate »
Click to listen highlighted text!