Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador
  Click to listen highlighted text!

Cosas que suceden cuando oramos III:

Cosas que suceden cuando oramos III:

Lea por favor Isaías 38:1-9; 2 Reyes 20:4; 2 Reyes 20:10-11.
Para su comodidad al final del mensaje está las citas Bíblicas mencionadas.

Ezequías era un buen rey que hacía la voluntad de Dios, pero un día se enfermó de muerte. Entonces Dios le habla al profeta Isaías y le dice que le diga a Ezequías que va a morirse de esa enfermedad (Dios mismo le dice que va a morir) PERO…Ezequías se pone a orar al recibir la noticia de Isaías, y cuando Isaías se iba y aún no había atravesado el patio del palacio, YA Dios había escuchado la oración de Ezequías pidiéndole a Dios que le conceda vivir más tiempo y Dios le dice a Isaías que vuelva y le diga al rey: HE OÍDO TU ORACIÓN Y VISTO TUS LÁGRIMAS (Dios ve todo y escucha todo, aunque no nos demos cuenta); HE AQUÍ QUE YO TE SANO Y AÑADO A TUS DÍAS 15 AÑOS. (Dios, es el único que puede decidir sobre el día de tu muerte, saber la fecha de tu partida, decidir darte 15 años más de vida y en la decisión de El está el día de tu muerte) Job 14:15; Eclesiastés 8:8. Ezequías vivió 15 años exactamente, no más (ni 14 ni 16). También Dios le prometió protección sobre un rey enemigo (de Asiria). Solo Dios puede impedir que un ejército te ataque, o destruirlo de alguna manera.
Y también como señal, Dios hizo un milagro extraordinario de hacer retroceder el sol.
Esto simplemente como señal para un hombre que oró.
Dios tiene el total control de tu salud, El decide el día que vas a morir y puede cambiar de opinión por una oración, puede detener el sol y el tiempo, si a El se le ocurre (lo había hecho antes en respuesta a una oración de Josué en Gabaón. Josué 9:7-14).

Dios te puede sanar, el ve tus lágrimas, vio tu comportamiento anterior, oye tus oraciones (aunque no sientas nada cuando estás orando) ten por seguro que Dios está oyendo y viéndote como si fueras la única persona que existe en el mundo.
El no es un hombre: Números 23:19, que está limitado, EL ES EL DIOS TODOPODEROSO; OMNIPRESENTE Y QUE TODO LO SABE, aún las intenciones del corazón, 1 Corintios 4:5; 1 Crónicas 28:9, el sabe lo que vas a decir antes que lo digas Salmo 139:4.
Dios todo lo ve, en 2 Samuel 12:8-9 cuando el rey David pecó (en oculto) con Betsabé la mujer de Urías, Dios le habló al profeta Natán que vaya y amoneste a David. Dios vio todo y le dijo a David que lo que había hecho fue delante de los ojos de Dios.

Un ejemplo: Yo conocí a un pastor que dudaba que Dios veía todo lo que el hacía (bueno o no tan bueno) y oró al respecto, y en una noche cuando dormía se despertó y en el techo vio un ojo inmenso (este era Dios respondiendo a su oración) y de miedo se tapó con las frazadas y sábanas pero el ojo lo seguía viendo aún allí dentro de su cama.
El entonces entendió que Dios ve todo y está en todo lugar.

Otro ejemplo: Yo pedía siempre al Señor por mi futura esposa y me encerraba en mi cuarto con llave poniéndome de rodillas para pedirle sobre este asunto (nadie sabía que yo estaba orando y menos sobre este tema). Pero, yo me daba cuenta que Dios me respondía contundentemente sobre otros temas y otros asuntos que le pedía, pero cuando le pedía por mi futura esposa, no sentía nada y parecía que los cielos estaban hechos de bronce.

Llegué a la conclusión que Dios no me escuchaba sobre ese tema, no sabiendo por que razón, hasta que fui a una iglesia en el campo de Argentina y Dios me habló en profecía a través de la esposa del Pastor cuando estábamos en una reunión en la cocina de su casa y me dijo en voz audible: Gustavo…(Huu… pensé, ¡sabe mi nombre! y me asombré) (uno se asombra por cosas que sabe con la mente pero lo sabe intelectualmente) ¿te acordás cuando orabas de rodillas encerrado en tu pieza y vos creías que yo no te escuchaba sobre el tema de tu esposa? (y me dijo) ¡PERO YO TE ESCUCHABA!, y vas a conocerla en 6 meses y me dio toda la descripción exacta de cómo sería. Con esa experiencia mi fe se elevó hasta el cielo, porque solo Dios sabía que yo oraba por mi esposa y que pensaba que no me escuchaba, así que cuando ahora me parece que no me escucha en algo, me recuerdo aquello que me pasó y sé que Dios siempre está escuchando y viendo, aunque no sintamos nada.
La oración es “TODO” porque por ella suceden cosas, porque Dios responde, El es real, y no es un hombre limitado como nosotros.

¿Tiene más fe ahora para orar? ¡Espero que sí!
Entonces comience a orar con fe sin desanimarse y con la plana certeza que su Padre Dios está allí a solas contigo (Mateo 6:6) y verá muchos milagros en su vida, en la de los demás, en diversas circunstancias y situaciones y entonces su fe aumentará día a día.
Hoy en día quiero decirle que oramos “en masa” por personas a veces 100 o 300 o más y Dios hace todo tipo de milagros y llena a sus hijos que tienen sed con su Espíritu Santo de una manera extraordinaria y maravillosa. DIOS RESPONDE LAS ORACIONES, a su manera y a su tiempo.
Para terminar quiero decirle que si tiene que “acomodar” algunas cosas en su vida para ser agradable a Dios como Ezequías,
¡Hágalo ahora! (por favor). 1 Pedro 3:12; Santiago 5:16-18.

Versiculos:
(Isaías 38:1)
En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.
(Isaías 38:2)
Entonces volvió Ezequías su rostro a la pared, e hizo oración a Jehová,
(Isaías 38:3)
y dijo: Oh Jehová, te ruego que te acuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos. Y lloró Ezequías con gran lloro.
(Isaías 38:4)
Entonces vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo:
(Isaías 38:5)
Ve y dí a Ezequías: Jehová Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días quince años.
(Isaías 38:6)
Y te libraré a ti y a esta ciudad, de mano del rey de Asiria; y a esta ciudad ampararé.
(Isaías 38:7)
Y esto te será señal de parte de Jehová, que Jehová hará esto que ha dicho:
(Isaías 38:8)
He aquí yo haré volver la sombra por los grados que ha descendido con el sol, en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Y volvió el sol diez grados atrás, por los cuales había ya descendido.
(Isaías 38:9)
Escritura de Ezequías rey de Judá, de cuando enfermó y sanó de su enfermedad.
(2 Reyes 20:4)
Y antes que Isaías saliese hasta la mitad del patio, vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo:
(2 Reyes 20:11)
Entonces el profeta Isaías clamó a Jehová; e hizo volver la sombra por los grados que había descendido en el reloj de Acaz, diez grados atrás.
(Job 14:5)
Ciertamente sus días están determinados,
Y el número de sus meses está cerca de ti;
Le pusiste límites, de los cuales no pasará.
(Eclesiastés 8:8)
No hay hombre que tenga potestad sobre el espíritu para retener el espíritu, ni potestad sobre el día de la muerte; y no valen armas en tal guerra…
(El espíritu de uno mismo, sale de uno cuando muere y va o al cielo o al infierno eternamente).
(Josué 10:7)
Y subió Josué de Gilgal, él y todo el pueblo de guerra con él, y todos los hombres valientes.
(Josué 10:8)
Y Jehová dijo a Josué: No tengas temor de ellos; porque yo los he entregado en tu mano, y ninguno de ellos prevalecerá delante de ti.
(Josué 10:9)
Y Josué vino a ellos de repente, habiendo subido toda la noche desde Gilgal.
(Josué 10:10)
Y Jehová los llenó de consternación delante de Israel, y los hirió con gran mortandad en Gabaón; y los siguió por el camino que sube a Bet-horón, y los hirió hasta Azeca y Maceda.
(Josué 10:11)
Y mientras iban huyendo de los israelitas, a la bajada de Bet-horón, Jehová arrojó desde el cielo grandes piedras sobre ellos hasta Azeca, y murieron; y fueron más los que murieron por las piedras del granizo, que los que los hijos de Israel mataron a espada.
(Josué 10:12)
Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas:
Sol, detente en Gabaón;
Y tú, luna, en el valle de Ajalón.
(Josué 10:13)
Y el sol se detuvo y la luna se paró,
¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero
(Josué 10:14)
Y no hubo día como aquel, ni antes ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; (que oraba y se atrevió a hacer una oración poderosa y pedir lo imposible) (nunca había sucedido esto antes) porque Jehová peleaba por Israel.
(Números 23:19)
Dios no es hombre, para que mienta,
Ni hijo de hombre para que se arrepienta.
El dijo, ¿y no hará?
Habló, ¿y no lo ejecutará?
(1 Corintios 4:5)
Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.
(1 Crónicas 28:9)
Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás…
(Salmos 139:4)
Pues aún no está la palabra en mi lengua,
Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.
(2 Samuel 12:8)
y te di la casa de tu señor, y las mujeres de tu señor en tu seno; además te di la casa de Israel y de Judá; y si esto fuera poco, te habría añadido mucho más. ¿Usted piensa que es poco lo que Dios le dio? Entonces ¡pídale más!
pero… para buenos fines.
(2 Samuel 12:9)
¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón.
(2 Samuel 12:10) El pecado trae consecuencias.
Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, (porque Dios podía haber hecho cosas inesperadas para David) y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer.
(Mateo 6:6)
Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
(1 Pedro 3:12)
Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
Y sus oídos atentos a sus oraciones;
Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.
(Santiago 5:16)
Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.
(Santiago 5:17)
Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.
(Santiago 5:18)
Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.

Tu valoración

Comments

comments

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »
Click to listen highlighted text!