Click to listen highlighted text!

Saulo el perseguidor de los cristianos (luego San Pablo) tuvo una visión de Jesús, cayó en tierra y quedó ciego y fue trasladado a una casa en la ciudad de damasco.

(Hechos 9:8)

Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco,

Allí estuvo orando y ayunando por tres días. Y Jesús (en respuesta a sus oraciones) le mostró una visión de que venía alguien llamados Ananías enviado por El para que el sea sano y lleno del Espíritu Santo.

(Hechos 9:9)

donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió.

También en respuesta a la oración de Saulo Jesús le dice en una visión que vaya a buscar a Saulo (Pablo) y que ore por él para que sea sano y lleno del Espíritu Santo.

(Hechos 9:10-12)

Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor.

Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora, y ha visto en visión a un varón llamado Ananías, que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista.

Ananías (luego de argumentar algunas cosas) va a cumplir con lo que le dijo Jesús en la visión.

(Hechos 9:17)

Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.

Y entonces Saulo fue sano llenos del Espíritu Santo, se bautizó, aprendió en unos días las Bases del cristianismo y comenzó a predicar el Evangelio a todos.

(Hechos 9:18)

Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado.

Todo esto porque oró y ayuno tres días.

Cuando oramos pasan cosas sobrenaturales, Dios mueve el cielo, da visiones, revelaciones, hace sanidades y llena a personas con su Espíritu santo.

Jesús cambió a Saulo el perseguidor de cristianos en san Pablo uno de los más grandes siervos de Dios de todos los tiempos.

Si sabemos que cuando oramos pasan cosas tremendas ¡ENTONCES OREMOS!

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »
Click to listen highlighted text!