Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador
  Click to listen highlighted text!

DEBEMOS TENER LA PRUDENCIA DE AQUILA Y PRISCILA Y LA HUMILDAD DE APOLOS.

DEBEMOS TENER LA PRUDENCIA DE AQUILA Y PRISCILA Y LA HUMILDAD DE APOLOS.

DEBEMOS TENER LA PRUDENCIA DE AQUILA Y PRISCILA Y LA HUMILDAD DE APOLOS.

Apolos era un siervo de Dios que predicaba bien aunque no conocía “todo” lo concerniente a Dios. El era sincero y predicaba lo que le habían enseñado, cuando Aquila y Priscila (un matrimonio sabio y prudente) escucharon y se dieron cuanta que no predicaba “todo el consejo de Dios” es decir que le faltaba saber algunas cosas, este matrimonio

LO TOMARON APARTE, Y APARTE O SEA A SOLAS le enseñaron lo que le faltaba saber y Apolos con toda humildad lo aceptó y luego fue de gran bendición para muchos.

Note que este matrimonio no sacó carteles “por Internet” criticando a Apolos, ni comentaron a otros diciendo que es un “falso profeta” sino que con toda prudencia lo tomaron aparte y allí conversaron.

Digo esto porque si usted piensa que un siervo de Dios tiene algunos errores sería bueno en vez de “escracharlo” públicamente, que le envíe un mail o un mensaje o vaya a hablar aparte con el o ella y explíquele “más exactamente el camino de Dios”.

Esto lo comento porque Dios me obliga a hacerlo y me dijo que lo haga, porque veo en Internet como se critican unos a otros los cristianos y eso no es agradable a Dios. ¡Tenga cuidado con eso! Los siervos de Dios que salen en la televisión reciben muchas críticas por esto o aquello, le recomiendo que entienda que no todos son iguales, y ninguno de los que servimos a Dios somos perfectos y cabe la posibilidad que tal vez el que deba entender más exactamente el camino de Dios sea usted.

Queda a los siervos de Dios tener la suficiente humildad como la tuvo Apolos para cambiar y aceptar los consejos o enseñanzas recibidas. No sea que estemos entrado en el tiempo de Mateo 23:34; 24:10; Juan 16:2.

(Hechos 18:24)

Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras.

(Hechos 18:25)

Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan.

(Hechos 18:26)

Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.

(Hechos 18:27)

Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído;

Le recomiendo orar por todos los siervos de Dios que predican y no ser “un busca faltas”, que usted pueda “examinar todo y retener lo bueno” 1 Tesalonicenses 5:21, entendiendo que hay ministerios diferentes y no todos son llamados para hacer las cosas de la misma manera y que el amor debe ser la prioridad no solo “con nuestros enemigos” sino con nuestros hermanos.

(Gálatas 6:10)

Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

Tu valoración

Comments

comments

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »
Click to listen highlighted text!