Quiero compartirte algo que el Señor Jesús me está diciendo todo el tiempo y su pueblo no lo entiende:
Estamos en una guerra contra el mal que se va incrementando día a día y es espiritual (contra demonios invisibles y organizados por el diablo), el quiere hacer caer en pecado a los cristianos para descalificarlos de ser guerreros que ataquen y conquisten su Reino (muchos cristianos no saben que estamos en esa época de la conquista y batalla final antes que venga el Señor. El diablo sabe que tiene poco tiempo y procura que nadie se salve, luego que nadie reciba el bautismo en el Espíritu Santo y procura que no utilicen el poder de Dios poniéndoles temores, miedos etc, también está atacando con depresión, flojera, comodidad y falta de compromiso y muchas cosas al pueblo de Dios. Es hora que cada cristiano deje de ser "una ovejita tierna en manos del Señor" y pase a ser un guerrero de Dios estilo, Josué, Alejandro Magno, David o "Rambo" para los más modernos. Debemos predicar con osadía, servir al Señor y a la Iglesia con entusiasmo y dedicación, orar por los enfermos, imponer las manos, echar fuera demonios etc, pero antes debemos consagrarnos totalmente al Señor, dejar y renunciar a pecados y "pesos" que nos neutralizan, y con fe y valor correr con paciencia la carrera que tenemos por delante sin quitar la mirada de Jesús que camina delante de nosotros y seguirlo. Debemos dejar que el se exprese a través nuestro con señales y milagros. El pueblo de Dios no entiende, busca "la cómoda" que le oren, lo aconsejen pero  muchos deberían ser ya maestros y guerreros de Dios y no "mochilas" o cargas para los pastores.
Jesús que está al lado tuyo es la solución para todas tus cosas (hasta cuando no te darás cuenta de eso) y tu dedícate en tu entorno a brillar y actuar en el nombre de Jesús cuando sea necesario. No permitas que el diablo (y vos mismo) te haga caer en pecado o transformarte en un soldado inútil para la conquista final, tu lugar en la batalla es donde estás, comenzá a cambiar voluntariamente porque sino los juicios y disciplinas de Dios caerán sobre ti para transformarte en lo que debes ser. Lo más triste es que El te deje de lado porque no quieres comprometerte y te pierdas de ser partícipe de la gran cosecha final que será más emocionante que cualquier película o momento de la historia. Naciste en esta época por que Dios quiso que participes de su conquista para su Reino, aprendé a evangelizar, brillá con tus obras, reflejá a Jesús, dejá tu egoísmo, egocentrismo, comodidad y flojera y sé una  persona que participa de la verdadera "gran aventura" que es servir a Dios en el poder del Espíritu Santo. Ora a Dios para que te muestre que debes cambiar en tu vida, decidite a ser un valiente guerrero de Dios, no te dejes engañar por el diablo y por los que te rodean que no se dan cuenta quién eres, recuerda que ni a Jesús lo reconocían, asique no esperes reconocimiento de nadie, pero haz tu obra en derredor tuyo. Pídele dones al Señor, coraje, un espíritu da valentía, con el Señor nadie te podrá vencer excepto tus propios pensamientos de desánimo etc, reprende a todo espíritu de temor, indiferencia, miedo al futuro, avaricia y pensar que eres un "pobrecito" material y espiritual, NO, mil veces NO, di en voz alta: YO SOY UN GUERRERO DE DIOS Y SOY INVENCIBLE CON EL DE MI LADO  Y PORQUE EL MISMO ME ENVIÓ CUMPLIRÉ CON SU PROPÓSITO PARA MI Y ACABARÉ LA OBRA QUE DIOS QUERÍA HACER CON MI VIDA.

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »