Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador

EL CIELO Y EL INFIERNO SON REALES Y ETERNOS.

EL CIELO Y EL INFIERNO SON REALES Y ETERNOS.

EL CIELO Y EL INFIERNO SON REALES Y ETERNOS.

Esta es una verdad que deben saber todas las personas.

Si un amigo tuyo o alguien a quién quieres, va con su auto derecho a un precipicio, seguro que querrías advertirle para que no siga por ese camino.

(Lucas 16:27-28) Jesús cuenta este caso de una persona que sufría en el infierno

Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.

Jesús nos da un ejemplo (no literal) para advertirnos que no vayamos al infierno para siempre. Jesús vino a buscar y salvar a los que están perdidos y no quiere que ninguno se condene, pero advierte de la realidad del infierno. Mateo 18:11; Lucas 19:10; Juan 3:15-16; Juan 6:39; 2 Pedro 3:9; 1 Timoteo 2:4. (Verlos al final del escrito).

(Marcos 9:43)

Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado,

(Mateo 23:33) Esto se lo dijo a ministros religiosos que no le declaraban la verdad a las personas.

¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?

(2 Pedro 2:4)

Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

(Mateo 25:41) El infierno fue hecho para el diablo y sus demonios y allí van los que le siguen a él, es decir los que permanecen en pecado y no se arrepienten.

Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí…al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.

(Apocalipsis 12:9) El diablo engaña a la gente para que no siga a Dios. (No a una determinada religión).

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

(Apocalipsis 20:10) Este es el destino del diablo y sus seguidores.

Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

Esto sucede cuando se predica el perdón de Dios, su amor por los hombres y su mensaje de salvación

(Lucas 8:11)

Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios.

(Lucas 8:12)

Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. ¡Tengan cuidado con esto! Frases como no te metas, te van a “enganchar” en una religión etc, vendrán a tu mente, o te la dirán otras personas (así actúa el diablo).

(Apocalipsis 20:15) El infierno es una realidad.

Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

DEBES SABER ESTO:

(1 Corintios 6:9)

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,

(1 Corintios 6:10)

ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

PERO CRISTO TE PUEDE TRANSFORMAR, CAMBIAR LIBERAR DE TODA LA ESCLAVITUD DEL PECADO Y DE SU PODER.

(1 Corintios 6:11)

Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

(2 Corintios 5:17)

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

LA SALVACIÓN NO ES POR OBRAS MERITORIAS YA QUE NADIE PUEDE CUMPLIR TODOS LOS MANDAMIENTOS.

(Romanos 3:19)

Obviamente, la ley (lista de mandamientos) se aplica a quienes fue entregada, porque su propósito es evitar que la gente tenga excusas y demostrar que todo el mundo es culpable delante de Dios.

(Romanos 3:20)

Pues nadie llegará jamás a ser justo ante Dios por hacer lo que la ley manda. La ley sencillamente nos muestra lo pecadores que somos. (para que nos arrepintamos y vayamos a Cristo para ser salvos).

(Romanos 3:21)

Pero ahora, tal como se prometió tiempo atrás en los escritos de Moisés y de los profetas, Dios nos ha mostrado cómo podemos ser justos ante él sin cumplir con las exigencias de la ley.

(Romanos 3:22)

Dios nos hace justos a sus ojos cuando ponemos nuestra fe en Jesucristo. Y eso es verdad para todo el que cree, sea quien fuere.

(Romanos 3:23)

Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios.

(Romanos 3:24)

Sin embargo, con una bondad que no merecemos, Dios nos declara justos por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados.

(Romanos 3:25) Cristo murió en nuestro lugar y pagó la culpa suya y mía en la cruz.

Pues Dios ofreció a Jesús como el sacrificio por el pecado. Las personas son declaradas justas a los ojos de Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida al derramar su sangre. Ese sacrificio muestra que Dios actuó con justicia…

DEBE SABER QUE EL CIELO ES REAL:

(Juan 14:1-3)

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. (En el cielo).

(Lucas 23:43) Jesús le dijo esto a unos de los ladrones que estaban con El en la cruz.

Hay un paraíso y al morir se va inmediatamente. (Este ladrón se arrepintió y el otro no). Uno fue al cielo y el otro al infierno.

Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

COMO IR AL CIELO: DEBEMOS SEGUIR LOS PASOS DE JESÚS.

(Juan 12:26)

Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor.

DEBEMOS ARREPENTIRNOS Y VOLVERNOS HACIA DIOS (no estamos hablando de una religión sino de Dios).

(Hechos 3:19)

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor Jesús tiempos de refrigerio,

(Juan 14:6)

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

JESÚS TIENE PODER PARA TRANSFORMARNOS EN SUS DISCÍPULOS.

(Marcos 1:17)

Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres.

DEBEMOS DE TOMAR UNA DECISIÓN DE RECIBIRLE EN NUESTRAS VIDAS Y ENTREGARLE EL MADO A EL. (Es decir El debe ser nuestro Rey y debemos seguir sus leyes con su ayuda). ¡Se puede! Dios cambia a las personas y los que se deleitaban en el mal, ahora se deleitan haciendo bien.

(Juan 1:12)

Pero, a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.

PARA SER UN HIJO DE DIOS PODÉS HACER ESTA ORACIÓN DE TODO CORAZÓN:

Querido Dios en este momento te pido perdón por todos mis pecados, quiero seguirte y estar toda la eternidad en el cielo contigo. Ahora tomo la decisión de recibirte en mi corazón como mi salvador y Rey de mi vida. Gracias porque en la cruz llevaste mi culpa y pagaste toda mi deuda de pecado con Dios, gracias porque me has perdonado, porque ahora soy un hijo tuyo y porque desde ahora y para siempre estaremos juntos.

Muchas gracias Jesús. Amén.

(1 Juan 3:1)

Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos!

(1 Juan 3:2)

Queridos, ya somos hijos de Dios, pero él todavía no nos ha mostrado lo que seremos cuando Cristo venga. Pero sí sabemos que seremos como él, porque lo veremos tal como él es.

Dios le bendiga mucho: Predicador Gustavo Isbert

www.elcieloesunlugar.com.ar

Comments

comments

Tu valoración

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »