Click to listen highlighted text!

El problema del mundo es el pecado y la indiferencia a Dios.
Otro problema es que hay muy pocos maestros verdaderos de la palabra de Dios como Esdras, Pablo etc. y muchos ministros religiosos la han enseñado mal, han permitido al pueblo muchas supersticiones y no han tenido la firmeza de decir lo que opina Dios sobre pecados que la gente comete (a veces por ignorancia y otras por maldad). Debemos decirle lo que opina Dios sobre los asuntos de la religión y de la vida basados en la Palabra de Dios
También que no hemos obedecido el mandato de Jesús de enseñar TODO lo que nos mandó que está en su palabra. (La Biblia).

(Esdras 7:10)
Porque Esdras había preparado su corazón para estudiar la palabra de Dios y sus mandatos, para cumplirla, y para enseñar en el pueblo de Dios sus estatutos y decretos. (Necesitamos de muchos como Esdras)

(2 Timoteo 2:2) S. Pablo ordenó a un discípulo suyo esto:
Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

(Mateo 28:19-20) Esto dijo Jesús.
Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones…
enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado

Los seminarios no deben ser tan complicados, ni tan largos, ni tan costosos y no deben pedir tantos requisitos, como por ejemplo que hayan ido a la escuela. Seguramente S.Pedro, Juan y mucha gente como ellos de este tiempo no puede ir por no calificar para los hombres pero si para Dios.
Enseñemos las bases del cristianismo, las doctrinas fundamentales y leamos la palabra de Dios (sobre todo el Nuevo Testamento) libro por libro meditando en cada versículo y creamos la palabra de Dios tal como está y saquemos toda tradición de los hombres.

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »
Click to listen highlighted text!