Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador

¡ESTO ES MARAVILLOSO!

¡ESTO ES MARAVILLOSO!

LEA POR FAVOR ESTO SU VIDA ETERNA PUEDE DEPENDER DE ELLO: Si usted es cristiano apréndalo para contárselo a otros (por favor).
ES MARAVILLOSO LO QUE HICIERON POR AMOR A NOSOTROS DIOS PADRE Y NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.
(Romanos 5:12)
Cuando Adán pecó, el pecado entró en el mundo. El pecado de Adán introdujo la muerte, de modo que la muerte se extendió a todos, porque todos pecaron.

(Romanos 5:15)
Pero hay una gran diferencia entre el pecado de Adán y el regalo del favor inmerecido de Dios. Pues el pecado de un solo hombre, Adán, trajo muerte a muchos. Pero aún más grande es la gracia maravillosa de Dios y el regalo de su perdón para muchos por medio de otro hombre, Jesucristo (porque en la cruz Dios cargó sobre El el pecado de toda la humanidad). Este regalo es para todos los que aceptan a Jesús como su salvador y Rey: porque
(Hechos 4:12)
»¡En ningún otro hay salvación! Dios no ha dado ningún otro nombre bajo el cielo, mediante el cual podamos ser salvos».

(Isaías 53:6)
Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas; hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin embargo, el SEÑOR puso sobre él los pecados de todos nosotros.

(Isaías 53:11)
Cuando vea (Jesús) todo lo que se logró mediante su angustia, quedará satisfecho. Y a causa de lo que sufrió mi siervo justo (Jesús) hará posible que muchos sean contados entre los justos, porque él cargará con todos los pecados de ellos.

(Juan 3:16)
»Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

(Romanos 5:16)
Y el resultado del regalo del favor inmerecido de Dios es muy diferente de la consecuencia del pecado de ese primer hombre. Pues el pecado de Adán llevó a la condenación, pero el regalo de Dios nos lleva a ser declarados justos a los ojos de Dios, a pesar de que somos culpables de muchos pecados.

(Romanos 5:1)
Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros.

Comments

comments

Tu valoración

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »