Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador

Las personas deben conocer a Jesús( que ha resucitado y vive) y relacionarse con El.

Las personas deben conocer a Jesús( que ha resucitado y vive) y relacionarse con El.

Al final del escrito usted podrá leer los versículos citados.

Debemos presentarle a las personas a Cristo, tal como El es, Hebreos 1:3; Juan 1:18, e invitarlos a que lo reciban en ellos (en sus vidas) para que Jesús entre (literalmente en ellos) y viva su vida en ellos.
Juan 1:12; Apocalipsis 3:20.
Fuimos creados para ser habitados por nuestro creador.
"Vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo" 1 Corintios 6:19.
Somos templos del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos. 2 Corintios 6:16
Sus hijos podemos decir. ¡Cristo vive en mí! Gálatas 2:20.
Predicar que Cristo es nuestra vida (y la vida eterna), y predicar el Reino de Dios, produce unidad fuera de cualquier religión. (Colosenses 1:27; 3:11, 4)
Lo que nos une es que Cristo vive en nosotros y que estamos y pertenecemos al Reino de los cielos. Luego cada persona puede pertenecer a una religión cristiana diferente o a ninguna. El asunto es tener a Cristo y la vida eterna, Cristo tiene la vida en si mismo Juan 5:26 y el que lo tiene, tiene la vida eterna. 1 Juan 5:11-13; Colosenses 3:4; Juan 14:6; Lucas 9:2; 1 Juan 1:1-3; Colosenses 1:13.
Cristo mismo es la vida eterna de ustedes. La vida eterna es una persona: JESÚS.
Jesús entonces puede vivir su vida en nosotros y hacer más obras y milagros a través de cada uno de sus hijos de lo que hizo cuando estaba aquí en la tierra. Juan 14:12
Además El puede consolar, amar, animar, hacer buenas obras etc. A través nuestro, cuando le dejamos expresarse, para eso debemos estar totalmente disponibles para El y ser guiados por su Espíritu Santo.
Aún tu compasión y las buenas obras deben ser guiadas por el Espíritu Santo: si El nos manda a poner dos ladrillos en su casa, no debemos poner ni tres ni uno, sino dos, como El nos dijo.
Jesús hacía solo lo que veía hacer al Padre y así nosotros hoy debemos hacer lo que "vemos" hacer a Jesús cuando el nos guía.
"Somos las ropas de Jesús y los guantes en sus manos"
Hebreos 13:21; Filipenses 2:13.
Estamos ahora con El y en El y El (Jesús) vive en nosotros. YA estamos en su Reino, ya participaremos de su gloria y recibiremos las recompensas conforme a nuestra labor. También reinaremos con El, que es nuestro hermano: El príncipe de paz y el Rey de reyes y Señor de señores.
Daniel 7:18; Apocalipsis 11:15; 1 Corintios 3:8; Juan 14:20; Efesios 2:6; Apocalipsis 20:6; 22:5; Romanos 8:9-11; Juan 20:17; Isaías 9:6; Apocalipsis 17:14.

¡Que Cristo viva en nosotros y ser cristiano es algo maravilloso!

Gustavo Isbert

Versículos

(Hebreos 1:2)
En estos postreros días (Dios) nos ha hablado por el Hijo (Jesús) a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;
(Hebreos 1:3)
el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas.

(Juan 1:18)
A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo (Jesús) que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.
(Juan 1:18) VP
Nadie ha visto jamás a Dios ;el Hijo único, que es Dios y que vive en íntima comunión con el Padre, es quien nos lo hadado a conocer.

(Juan 1:12)
Pero a quienes lo recibieron y creyeron en él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios.

(Apocalipsis 3:20)
He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

(1 Corintios 6:19)
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

(2 Corintios 6:16)
Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:
Habitaré y andaré entre ellos,
Y seré su Dios,
Y ellos serán mi pueblo.

(Gálatas 2:20)
y ya no soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí. Y la vida que ahora vivo en el cuerpo, la vivo por mi fe en el hijo de Dios, que me amó y se entregó a la muerte por mí.

(Colosenses 1:27)
a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,

(Colosenses 3:11)
donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.

(Colosenses 3:4)
Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

(Juan 5:26)
Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo.
(1 Juan 5:11)
Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.
(1 Juan 5:12)
El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.
(1 Juan 5:13)
Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna.

(Juan 14:6)
Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

(Lucas 9:2)
Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos.

(1 Juan 1:1)
Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida (Jesús)
(1 Juan 1:2)
(porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna( Jesús) la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó);
(1 Juan 1:3)
lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.
(1 Juan 1:4)
Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido.

(Colosenses 1:13)
el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al Reino de su amado Hijo(Jesús).

(Juan 14:12)
De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

(Hebreos 13:21)
os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
(Filipenses 2:13)
porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
(Filipenses 2:13)VP
pues Dios, según su bondadosa determinación, es quien hace nacer en ustedes los buenos deseos y quien los ayuda a llevarlos a cabo.

(Daniel 7:18)
Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.

(Apocalipsis 11:15)
El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.

(1 Corintios 3:8)
Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.

(Juan 14:20)
En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.

(Efesios 2:6)
y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
(Apocalipsis 20:6)
Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.
(Apocalipsis 22:5)
No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.

(Romanos 8:9)
Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
(Romanos 8:10)
Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia.
(Romanos 8:11)
Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

Jesús le dijo:… (Isaías 9:6)
Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
(Juan 20:17)
Ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.
(Apocalipsis 17:14)
Pelearán contra el Cordero, y el Cordero (Jesús) los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.
Predicador Gustavo Isbert
www.elcieloesunlugar.com.ar
Iglesia Cristo Rey
Calle 9 de Julio 1563 e/30 y 32
Miramar BsAs

Comments

comments

Tu valoración

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »