Click to listen highlighted text!

Nuestro amado Jesús no solo dejó todo, (su gloria etc) por venir a salvarnos y morir en nuestro lugar, sino que además vive intercediendo constantemente por nosotros. Por eso puede salvar perpetuamente a los que por El (Jesús) se acercan a Dios viviendo siempre para interceder por ellos.

Como el vive en nosotros, tenemos ese mismo sentir de “luchar” por la salvación de otros, por su sanidad, por su prosperidad etc.

Debemos enseñarles como vivir en bendición (con la bendición de Dios).

Y mostrar como es realmente Jesús. Es decir mostrar a Jesús como realmente es.

¡Que gran responsabilidad recae sobre aquellos que somos ministros religiosos y somos sus representantes! Cuánta gente se ha ido al infierno, o no quiere saber nada de Dios, al ver ejemplos negativos en algunos ministros religiosos o falsos ministros (porque como dijo Jesús el árbol bueno da frutos buenos y el árbol malo da frutos malos).

Quiero que le este versículo de la palabra de Dios para que no se deje engañar por personas que están en pulpitos y no muestran el verdadero carácter de Jesús y menos sus acciones:

(2 Corintios 11:13)

Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

(2 Corintios 11:14)

Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

(2 Corintios 11:15)

Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

¿Sabe la cantidad de gente que me ha dicho que no quiere saber nada de Dios y de Iglesias porque vieron “ministros de Dios” con mal carácter, no misericordiosos o que practican el pecado? (No que cayeron una ves sino que son un mal ejemplo constante).

Quiero que lea estas escrituras también para que le sirvan de advertencia.

1 Juan 3:8)

Sin embargo, cuando alguien sigue pecando, demuestra que pertenece al diablo, el cual peca desde el principio. Pero el Hijo de Dios vino para destruir las obras del diablo.

(1 Juan 3:9)

Los que han nacido en la familia de Dios no se caracterizan por practicar el pecado, porque la vida de Dios está en ellos. Así que no pueden seguir pecando, porque son hijos de Dios.

(1 Juan 3:10)

Por lo tanto, podemos identificar quiénes son hijos de Dios y quiénes son hijos del diablo. Todo el que no se conduce con rectitud y no ama a los creyentes no pertenece a Dios.

Quiero que sepa que hay ministros religiosos falsos y también hay muchos “de profesión” pero no con un llamado de Dios, como también hay muchos que son un ejemplo.

Muchos dicen: si ese ministro religioso hace eso (algo malo) entonces yo también.

La sorpresa que se llevará esa persona será muy grande cuando encuentre a ese ministro religioso en el infierno.

Dios no tiene nada que ver con la maldad y juzgará a los que le representan mal pero sepa que Dios le ama tanto que murió en la cruz para salvarle y yo le invito a orar y a arrepentirse de sus pecados y verá (si ninguna duda) que Dios le responde.

¡He visto eso miles de veces!

Jesús es santo, hermoso, sin mancha, aborrece el mal y quiere lo mejor para nosotros.

El es más sublime que los cielos y que el cielo mismo.

Cuando entregamos nuestras vidas a Cristo y nos arrepentimos de nuestros pecados creyendo en la obra de Cristo en la cruz, Dios nos transforma a través de su Espíritu Santo para que seamos más y más como Jesús.

Debemos vivir alejados del mal, siendo un ejemplo de vida, dejar de lado nuestros egoísmos y pensar en el bien eterno de todos. El puede hacer que sacrifiquemos un poco nuestro bienestar y comodidad para hacernos más parecidos a Jesús.

¡EL NOS AMA COMO NADIE NOS AMÓ NI AMARÁ!

¡JESÚS ES EL DIGNO REY DE TODO, PORQUE SE LO MERECE!

¡DEBEMOS RETRIBUIRLE ESE AMOR Y APLICARLO A SUS AMADOS QUE ESTÁN EN ESTE MUNDO!

Predicador Gustavo Isbert.

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »
Click to listen highlighted text!