Debes enseñar el poder de mi palabra (y restaurarlo en mi pueblo que se ha acostumbrado a ella).

Y el valor de tus palabras (recuerda que serás juzgado/a por ellas) (Mateo 12:36-37)

(Mateo 12:36)

Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.

(Mateo 12:37)

Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Lo que dices demuestra lo que hay en tu interior.

A muchos de mis hijos/as los escucho todos los días hablando palabras de crítica, juzgándose unos a los otros y algunos son implacables en sus juicios para con los demás y ellos hablan de esa manera y no saben que serán juzgado con la misma medida que miden a los demás (aún en vida). Muchos de ellos no prosperan y por más que oran no “avanzan” en su vida, y al tiempo ya ni oran y se desilusionan de mí también, así como les sucede con sus hermanos.

Ese Espíritu implacable y “busca faltas” debe ser reprendido y se debe renunciar a él completamente y muchos de mis hijos entonces saldrán de su “estancamiento” tanto espiritual como material.

Diles que DEBEN ARREPENTIRSE DE INMEDIATO DE ESA ACTITUD PUÉS SINO MIS JUICIOS CAERÁN SOBRE ELLOS PARA QUE CAMBIEN Y SEAN COMO YO, (pero adviérteles que cuándo mis juicios vengan sobre ellos) que SOY YO, sino, serán mas engañados aún, y buscarán “culpables” a su alrededor cuando los únicos culpables son ellos mismos por su falta de misericordia para con los demás.

NO DEBES DARLE LA RAZÓN, NI ASENTIR A ELLOS EN SUS QUEJAS Y CRÍTICAS SINO CONFRONTARLOS CON LA VERDAD.

JESÚS

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »