Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador
  Click to listen highlighted text!

Palabras de Jesús para nosotros.

Palabras de Jesús para nosotros.

Frases de Jesús:

La verdadera fe es tener confianza en quién soy, es el reconocimiento real de quién soy.

Cuando me conoces y sabes de mi gran amor por ti (y por todas las personas) y sabes de mi poder para controlar TODA situación y cambiarla, (si es mi voluntad), entonces caminarás con más fe y confianza y juntos podremos obras mayores que las que hice en la tierra. (Juan 14:12)

Eso será así, si me sigues desde muy cerca y no vas por tus propios caminos, ni por los que crees que son mi voluntad.

Yo no apruebo todos los “buenos” caminos en los que tu quieres caminar, sino en los que yo tengo para ti (Efesios 2:10) y en lo que yo camino.

Tú debes seguirme a mí y no yo a ti.

Muchos de mis siervos creen que me están agradando haciendo muchas cosas “buenas”, pero yo me agrado solo cuando hacen mi voluntad para ellos.

Deben entonces buscar mi rostro en mi presencia y entonces me “verán”

por donde yo voy para ellos y me seguirán.

Solo allí se producirá verdadero fruto para la eternidad.

Mis caminos generalmente son diferentes para mis distintos siervos así como Pablo era para los gentiles y Pedro para los Judíos.

Algunos de mis siervos que no me “ven” por donde yo camino para ellos, porque no escucharon mi voz, creen que mis caminos para otro siervo mío son para ellos también, porque ven que mi otro siervo tiene cierto “éxito” y son confundidos en tratar de hacer lo mismo que ellos, y no hacen, ni cumplen mi plan para sus vidas.

En esto muchos son confundidos, así que tengan cuidado con este engaño.

Síganme como me siguió Moisés en mi plan para con el y mi pueblo que yo puse bajo su cuidado, para poder hacer eso, suban con frecuencia “al monte” para hablar conmigo y para que yo le revele mis propósitos.

Jesús

El amor es mi arma más poderosa y es lo que destruye las obras del diablo y lo que hace que venga mi Reino.

Lo que más necesita mi pueblo es ser llenos de mi amor entonces ¡pídanmelo! Y yo se los daré. Lo que más necesita la gente es que mi pueblo le demuestre mi amor en una forma práctica, de esa manera serán ablandados aún los corazones más duros.

Jesús

(Colosenses 3:14) Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

(Colosenses 3:14)

Sobre todo, vístanse de amor, lo cual nos une a todos en perfecta armonía.

(Juan 13:35)

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

(1 Corintios 16:14)

Todas vuestras cosas sean hechas con amor.

Compartamos el evangelio y el amor de Dios

“Naturalmente”

La mayoría de los cristianos no se consideran un evangelista y ni piensa en ser un ganador de almas, piensa que eso es para unos pocos hombres “dotados” o “capacitados” para esa tarea, esta es una gran mentira del diablo, porque CADA CRISTIANO ES UN EVANGELISTA Y UN MISIONERO EN EL LUGAR DONDE ESTA, EN SU ENTORNO: (TRABAJO, FAMILIA, CLUB, IGLESIA, CIRCULO SOCIAL, ETC).

Cada creyente ha sido llamado a cumplir la gran comisión (Mateo 28:18-20; Marcos 16:15-18,20) de nuestro Señor Jesucristo y en él (en cada cristiano verdadero) reside el poder más grande del universo que es el poder del Espíritu Santo o sea el mismo poder que residía en N.S.Jesucristo cuando estaba en la tierra. (Lucas 4:14; Hechos 1:8; 2-4)

Jesucristo nos mandó a todos a llevar las buenas nuevas del evangelio a “nuestra manera” es decir con los dones, capacidades, forma de ser de cada uno, que es diferente a la de otro cristiano.

Cada uno de los cristianos tiene algo único que ofrecer al mundo, y un testimonio de la obra de Jesucristo en nosotros que podemos compartir de la manera que a nosotros nos parezca más cómoda o apropiada, según nuestra forma de ser.

Nosotros somos testigos de lo que Cristo ha hecho en nuestras vidas al mundo que nos rodea.

Desarrolla naturalmente y sin presiones tu propio estilo de evangelismo, uno que sea acorde a tu personalidad y que se ajuste a tu forma de ser como un guante.

Vas a descubrir los milagros que Dios puede hacer a través tuyo (porque no hay nada que sea imposible para Dios), vas a descubrir la importancia de compartir tu fe (a tu manera) y los tremendos resultados milagrosos que sucederán en las vidas y personas que Dios pone cerca de ti.

Al comprobar esto (y mucho más) serás motivado aún más, al ver como Cristo hace las obras a través tuyo y El se revelará más y más a tu vida, guiándote de una manera que nos esperabas, a las almas perdidas y enfermas y verás como El las salva y las sana de una manera extraordinaria. Entonces te convertirás en un “cristiano normal” que cumple la gran comisión con milagros y en el poder del Espíritu Santo para ganar hombres, mujeres y niños para el Reino de Cristo.

RECUERDA: CADA CRISTIANO ES UN EVANGELISTA Y UN GANADOR DE ALMAS EN EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO Y

¡TU ERES UNO DE ELLOS!

Esta es la tarea que realizó Cristo (Marcos 1:14-15) es lo más importante en que podés ocupar tu vida y lo único que tiene resultados y recompensas eternas. (Marcos 5:19-20; Marcos 8:36).

(Marcos 1:14)

Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios,

(Marcos 1:15)

diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.

(Marcos 5:19) Esto lo hacía un hombre que Jesús lo liberó de una legión de demonios.

Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti.

(Marcos 5:20)

Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban.

(Marcos 8:36)

Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?

(Marcos 8:36)

¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma?

(Mateo 28:18) ESTO ES PARA TODOS LOS CREYENTES.

Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

(Mateo 28:19)

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

(Mateo 28:20)

enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

(Hechos 5:42) EVANGELIZAR ERA Y DEBE HECERSE NATURALMENTE MIENTRAS UNO VIVE Y HACE LAS COSAS DIARIAS.

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

(Hechos 8:4) DONDE IBAN HABLABAN ESPONTANEAMENTE Y GUIADOS POR EL ESPÍRITU SANTO.

Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.

(Hechos 6:8)

Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.

(Hechos 2:42)

Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, (DISCIPULADO) en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

(Hechos 2:46) Vivían la vida cristiana “normal” mientras evangelizaban “naturalmente”

Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,

(Hechos 2:47)

alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. (Aún los inconversos los amaban).

Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

(Hechos 3:6) Pedro compartió lo que tenemos tú y yo como cristianos.

Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.

¡VE Y HAZ TÚ LO MISMO PORQUE JESUCRISTO VIVE EN TI!

Frases de Jesús:

Recuerda que el amor no busca lo suyo (no es egoísta), (1 Corintios 13:4-7), las personas que no me tienen a mí los reconocerán por su amor los unos para con los otros. (Juan 13:15).

Pídeme y procura amar a los que yo amo (o sea a todos), a medida que los ames me amarás a mí, a medida que les des a ellos, me darás a mí y yo te daré más a cambio para que seas mas efectivo aún en tu servicio a los que amo.

(1 Corintios 13:4)

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

(1 Corintios 13:5)

no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

(1 Corintios 13:6)

no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

(1 Corintios 13:7)

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

(1 Corintios 13:4) Versión Popular:

Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso,

(1 Corintios 13:5)

ni grosero, ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor;

(1 Corintios 13:6)

es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad.

(1 Corintios 13:7)

Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo.

(Juan 13:35)

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

(Lucas 6:38)

regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

JESÚS

Palabras de Jesús:

Debes enseñar el poder de mi palabra (y restaurarlo en mi pueblo que se ha acostumbrado a ella).

Y el valor de tus palabras (recuerda que serás juzgado/a por ellas) (Mateo 12:36-37)

(Mateo 12:36)

Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.

(Mateo 12:37)

Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Lo que dices demuestra lo que hay en tu interior.

A muchos de mis hijos/as los escucho todos los días hablando palabras de crítica, juzgándose unos a los otros y algunos son implacables en sus juicios para con los demás y ellos hablan de esa manera y no saben que serán juzgado con la misma medida que miden a los demás (aún en vida). Muchos de ellos no prosperan y por más que oran no “avanzan” en su vida, y al tiempo ya ni oran y se desilusionan de mí también, así como les sucede con sus hermanos.

Ese Espíritu implacable y “busca faltas” debe ser reprendido y se debe renunciar a él completamente y muchos de mis hijos entonces saldrán de su “estancamiento” tanto espiritual como material.

Diles que DEBEN ARREPENTIRSE DE INMEDIATO DE ESA ACTITUD PUÉS SINO MIS JUICIOS CAERÁN SOBRE ELLOS PARA QUE CAMBIEN Y SEAN COMO YO, (pero adviérteles que cuándo mis juicios vengan sobre ellos) que SOY YO, sino, serán mas engañados aún, y buscarán “culpables” a su alrededor cuando los únicos culpables son ellos mismos por su falta de misericordia para con los demás.

NO DEBES DARLE LA RAZÓN, NI ASENTIR A ELLOS EN SUS QUEJAS Y CRÍTICAS SINO CONFRONTARLOS CON LA VERDAD.

JESÚS

DEBES SER GUIADO POR EL ESPÍRITU SANTO ¡SIEMPRE!

(Gálatas 5:16)

Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa.

(Gálatas 5:17)

La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí… (y el Espíritu Santo siempre prevalecerá si ustedes le dan lugar).

(Gálatas 5:18)

Pero, cuando los guía el Espíritu, ya no están obligados a cumplir la ley de Moisés.

(Gálatas 5:19)

Cuando ustedes siguen los deseos de la naturaleza pecaminosa, los resultados son más que claros: inmoralidad sexual, impureza, pasiones sensuales,

(Gálatas 5:20)

idolatría, hechicería, hostilidad, peleas, celos, arrebatos de furia, ambición egoísta, discordias, divisiones,

(Gálatas 5:21)

envidia, borracheras, fiestas desenfrenadas y otros pecados parecidos. Permítanme repetirles lo que les dije antes: cualquiera que lleve esa clase de vida no heredará el reino de Dios.

(Gálatas 5:22)

Pero la clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad,

(Gálatas 5:23)

humildad y control propio. ¡No existen leyes contra esas cosas!

(Gálatas 5:24)

Los que pertenecen a Cristo Jesús han clavado en la cruz las pasiones y los deseos de la naturaleza pecaminosa y los han crucificado allí.

(Gálatas 5:25)

Ya que vivimos por el Espíritu Santo, sigamos la guía del Espíritu Santo en cada aspecto de nuestra vida.

(Romanos 8:9)

Pero ustedes no están dominados por su naturaleza pecaminosa. Son controlados por el Espíritu si el Espíritu de Dios vive en ustedes. (Y recuerden que los que no tienen al Espíritu de Cristo en ellos, de ninguna manera pertenecen a él).

(Efesios 4:23)

Y, en cambio, dejen que el Espíritu Santo les renueve los pensamientos y las actitudes.

(Efesios 4:30)

No entristezcan al Espíritu Santo de Dios con la forma en que viven. Recuerden que él los identificó como suyos, y así les ha garantizado que serán salvos el día de la redención.

Obedézcanme siempre:

Obedeceme tan solo, no te he llamado a sacrificarte sino a obedecerme y seguirme, (aunque algunas veces tendrás que sacrificarte para obedecerme), pero si tu sacrificio no es mi voluntad nos separará de caminar juntos y perderás mi presencia.

Recuerda no todas “las cosas buenas” son para ti, sino solo las que cumplen mi propósito en tu vida. ¡SIGUEME!

Jesús

(Efesios 5:17)

No actúen sin pensar, más bien procuren entender lo que el Señor quiere que hagan.

(Juan 8:29)

Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada.

(Josué 1:7)

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

(Josué 1:8)

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

(Efesios 2:10)

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Una palabra de Jesús para ti:

Pon tu confianza en mí y en la obra de mi Espíritu Santo para cambiar y vencer la tendencia al pecado y no en tus propias fuerzas.

(Efesios 4:23)

Y, en cambio, dejen que el Espíritu Santo les renueve los pensamientos y las actitudes.

(Gálatas 5:17)

La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí…

(Gálatas 5:22)

Pero la clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad,

(Gálatas 5:23)

humildad y control propio. ¡No existen leyes contra esas cosas!

(Romanos 8:13)

porque si vivís conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

(1 Juan 5:18)

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.

Eres salvo por mi gracia, cambiado por mi gracia y poder y sostenido en mi camino por mi gracia, mi amor y poder.

(Juan 10:27)

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,

(Juan 10:28)

y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

(Juan 10:29)

Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.

(1 Juan 5:11)

Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.

(1 Juan 5:12)

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

(1 Juan 5:13)

Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna…

(1 Juan 3:2)

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

(Isaías 41:13)

Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.

Jesús te dice:

Quiero que sepas que todos lo que haces, piensas y tus intenciones mas profundas están siendo reveladas aquí en el cielo en este mismo momento (lo mismo que lo de toda tu vida desde que naciste).

1 Crónicas 28:9; 1 Corintios 4:5.

Quiero que sepas que yo te comprendo y morí por ti para pagar tus pecados y llevarte al cielo. 1 Pedro 3:18.

Pero en esta tierra debes caminar con esa revelación, de que conozco cada intención oculta de tu corazón y cada motivación tuya que nadie conoce sino YO, y que están siendo expuestas también en el cielo.

También debes saber que se están escribiendo libros con todas tus acciones, pensamientos e intenciones. Apocalipsis 2o:12.

Entonces abre tu corazón hacia mí y deja que yo lo limpie y transforme de acuerdo a mi voluntad y santidad.

Recuerda que mientras estés en la tierra serás solo un “vaso de barro” imperfecto. 2 Corintios 4:7, pero mi sacrificio redentor por ti y mi sangre derramada te limpia de todo pecado. 1 Timoteo 2:6;

1 Juan 1:7.

Expone entonces voluntariamente a mí tu corazón, la verdadera comunión (amistad) conmigo requiere eso, así yo puedo transformarte a mi semejanza. Salmo 51: 1-2, 6-7, 9-10, 13, 15.

Salmo 139:23-24.

(1 Crónicas 28:9)

sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos.

(1 Corintios 4:5)

Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.

(1 Pedro 3:18)

Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios.

(Apocalipsis 20:12)

Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

(2 Corintios 4:7)

Pero tenemos este tesoro (Jesús) en vasos de barro, (nosotros) para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,

(1 Timoteo 2:6)

el cual (Jesús) se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.

(1 Juan 1:7)

la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

(Salmos 51:1)

Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;

Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.

(Salmos 51:2)

Lávame más y más de mi maldad,

Y límpiame de mi pecado.

(Salmos 51:6)

He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo,

Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.

(Salmos 51:7)

Purifícame con hisopo, y seré limpio;

Lávame, y seré más blanco que la nieve.

(Salmos 51:9)

Esconde tu rostro de mis pecados,

Y borra todas mis maldades.

(Salmos 51:10)

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio,

Y renueva un espíritu recto dentro de mí.

(Salmos 51:13)

Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos,

Y los pecadores se convertirán a ti.

(Salmos 51:15)

Señor, abre mis labios,

Y publicará mi boca tu alabanza.

(Salmos 139:23)

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;

Pruébame y conoce mis pensamientos;

(Salmos 139:24)

Y ve si hay en mí camino de perversidad,

Y guíame en el camino eterno.

Jesús es el modelo y vive en cada cristiano verdadero.

Jesús es el modelo a seguir, ya que el vive en nosotros y no otro personaje bíblico o siervo de Dios de la actualidad.

Cada creyente verdadero tiene el Espíritu Santo dentro suyo y luego debe ser lleno de El.

El poder del Dios todopoderoso que creó todas las cosas vive dentro de ellos.

El más “pequeño” de todos los cristianos tiene el poder de mover montañas, cambiar situaciones, echar a todos los demonios y al diablo mismo, hacer cualquier milagro, detener ejércitos o tormentas, levantar muertos etc.

Este es el momento de los cristianos que están sobre la tierra, ya el momento de los que están en el cielo pasó.

¡Este es TU MOMENTO! ¡Esta es tu hora de creer TODO lo que Dios dice y ponerlo por obra!

Dios está apresurando las cosas y está preparando a los suyos para el avivamiento final, debes actuar en el poder de Dios que vendrá en oleadas crecientes, ya que Dios está permitiendo que sucedan cosas sobrenaturales que antes (ni en la iglesia primitiva pasaban).

Dios va a hacer que la iglesia de los postreros días (estos) tenga a su alcance mucho más de su gracia y de su poder porque ella deberá lograr más y en menos tiempo de lo que la iglesia primitiva logró y lo que la iglesia de otros tiempos ha tenido que lograr.

Los hijos de Dios deben mostrar a Cristo vivo que está en cada uno de ellos, expresándose con todo su poder, porque el tiempo es corto y es lo que necesita la gente en este tiempo de tanta confusión religiosa y moral.

Las verdades de Dios deben ser dichas y demostradas, por eso los cristianos de los últimos días caminarán en todo el poder que demostró Jesús cuando estaba en la tierra y aún mas.

Jesús dice: “Cualquiera de mis hijos (que así lo desee) puede estar tan cerca de mío como alguno ha estado conmigo en tiempos pasados. Pueden estar tan cerca de mí como lo deseen.

Si desean estar tan cerca de mí como Pablo, Pedro, Enoc, Elías o Samuel u otro lo podrás hacer. Pero yo debo ser tu meta, es decir ser como yo. Yo vivo en ti y deseo expresarme a través tuyo, pero eso te llevará a llevar tu cruz y no vivir para ti mismo.

Si lo deseas realmente, así sucederá.

Algunos lo lograrán en todas las partes del mundo porque desearán tanto esto que pondrán de lado cualquier cosa que le impida una comunión constante conmigo.

A algunos yo los empujaré y ayudaré a que lo hagan porque, esos serán mis propósitos para ellos. Al principio no se darán cuenta, pero luego sabrán que es mi disciplina sobre ellos y me dejarán actuar”.

Ahora te hablo a ti que estás leyendo mis palabras proféticas en este momento: Yo (Jesús) quiero estar mucho más cerca de ti (y de cualquiera que clame a mí) de lo que he podido estar con cualquiera que ha vivido antes. Tu determinarás cuán cerca estaremos, no yo, pero mientras más madures y se hace más cercano el día de mi venida a buscarlos, más y más conocerás tu necesidad desesperada de mí.

Debes esforzarte para pasar tiempo conmigo en oración y escuchándome, yo te hablaré de distintas maneras pero te darás cuenta que YO SOY y ya no te atreverás a hacer nada por tu cuenta sin consultarme, porque serán tantas las cosas que quiero mostrarte cada día que deberás hablar conmigo constantemente para seguirme por donde quiera que vaya yo para ti y para hacer a través tuyo lo que yo quiero hacer.

Yo voy a reorganizar muchas cosas en las vidas de mis guerreros del tiempo final: cambiarán sus prioridades y sus gustos y se centrarán en mis cosas, también no le darán importancia a cosas triviales o normales que antes le daban mucha importancia, porque serán enfocados por mí en lo que realmente importa, que será la extensión de mi Reino y estar “en los negocios” de mi Padre.

El avivamiento final viene y yo preparo a mis hijos para ello, por eso es que estoy hablando en este momento y lo seguiré haciendo mucho más que lo he hecho en otros tiempos, y se cumplirá Mateo 24:12-14; 28: 18-20; Marcos 13:10; Marcos 16:15-18, 20; Hechos 2:16-21.

ACUERDÁTE: si anhelas ser más y más como yo (dice Jesús) y que yo trabaje a través tuyo, LO HARÉ de una manera muy real, esto te sorprenderá al principio, pero seré yo trabajando en tu personalidad, prioridades, anhelos, gustos etc. Pero recuerda que SOY YO que te estoy formando como un guerrero/a de la última batalla contra el mal y para que seas protagonista de la gran cosecha final con señales, prodigios y milagros.

También utilizaré a muchos niños y ancianos en estos tiempos. Dile a los encargados de los niños en las iglesias que yo estaré con ellos para que los discipulen y les enseñen de mi y de mi poder a ellos, ¡Y CUÁNTO LOS AMO! ¡Haz esto Ya! Las mujeres y los niños serán parte fundamental de mi ejército final.

Busca ser lleno de mi Espíritu Santo y mantente lleno de El. Aprende sobre su poder y sus dones, ¡anhélalos y pídemelos!,

lee todo lo que puedas sobre ello y pídele a mis siervos más experimentados que te expliquen al respecto y oren por ti.

Yo te revelaré muchas cosas y te guiaré en mi camino, manifestando mi poder sobrenatural. Hechos 2:25, 28; Mateo 10:7-8; Lucas 10:19; 1 Corintios 2:4; Hebreos 2:4; Hechos 14:3;

Hechos 13: 41, 47; Romanos 9:17; Hechos 17:30; 3:19; 18: 9-10.

(Hechos 2:25)

Veía al Señor siempre delante de mí;

Porque está a mi diestra, no seré conmovido.

(Hechos 2:28)

Me llenarás de gozo con tu presencia.

(Mateo 10:7)

Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.

(Mateo 10:8)

Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.

(Lucas 10:19)

He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

(1 Corintios 2:4)

y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,

(Hebreos 2:4)

testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

(Hechos 14:3)

hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios.

(Hechos 13:41)

Mirad, oh menospreciadores, y asombraos, y desapareced;

Porque yo hago una obra en vuestros días,

Obra que no creeréis, si alguien os la contare.

(Hechos 13:47)

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo:

Te he puesto para luz de los gentiles,

A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.

(Romanos 9:17)

Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra.

(Hechos 17:30)

Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

(Hechos 3:19)

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,

(Hechos 18:9)

Entonces el Señor dijo…: No temas, sino habla, y no calles;

(Hechos 18:10)

porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo… para salvar.

(Hechos 2:17)

Y en los postreros días, dice Dios,

Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,

Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;

Vuestros jóvenes verán visiones,

Y vuestros ancianos soñarán sueños;

(Hechos 2:18)

Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días

Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.

(Hechos 2:19)

Y daré prodigios arriba en el cielo,

Y señales abajo en la tierra,

(Hechos 2:20)

Antes que venga el día del Señor,

Grande y manifiesto;

(Hechos 2:21)

Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Dice Jesús:

Yo habito en ustedes y ustedes están revestidos de mi gracia.

Su verdadera fortaleza es mi gracia y yo la doy a los humildes. Santiago 4:6

Ustedes son los temibles campeones hijos del Rey y yo habito en ustedes para realizar proezas eternas. Salmo 60:12; Deuteronomio 3:24; Salmo 118:15.

No se miren a si mismos sino mírenme a mí en ustedes y para mí nada hay imposible. Estén atentos a cuando yo quiero hacer algo a través de ustedes.

Yo soy manso y humilde de corazón y así quiero que sean ustedes. Mateo 11:29;

(1 Pedro 5:5)

Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque:

Dios resiste a los soberbios,

Y da gracia a los humildes.

Mi siervo Moisés era el más manso de toda la tierra por eso lo pude utilizar para mi obra. Números 12:3.

Tengan cuidado con el orgullo, sobre todo después de alguna victoria espiritual o después de ser prosperados. El orgullo los llevará al engaño y a diferentes doctrinas erróneas, pues perderán de vista mi obra y ya no verán por donde yo camino para ustedes.

(2 Crónicas 26:14)

Y Uzías preparó para todo el ejército escudos, lanzas, yelmos, coseletes, arcos, y hondas para tirar piedras.

(2 Crónicas 26:15)

….Y su fama se extendió lejos, porque fue ayudado maravillosamente (por Dios) hasta hacerse poderoso.

(2 Crónicas 26:16)

Mas cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su ruina.

También quiero que sean concientes de mis ejércitos de ángeles poderosos que les rodean a ustedes.

(2 Reyes 6:16)

El le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos.

(2 Reyes 6:17)

Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.

Ustedes son mis guerreros de la batalla final, los que creen en mí no están para ser entretenidos por mis siervos teniendo una actitud pasiva constante, sino para movilizarse como mis guerreros en el poder y la guía de mi Espíritu santo. Y mis siervos no están para entretenerlos sino para entrenarlos para mi servicio.

(Efesios 4:11)

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

(Efesios 4:12)

a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo.

La prioridad es alcanzar a los perdidos y restaurar a mis hijos extraviados, discipulándolos con “todo el consejo de Dios”, alimentándose espiritualmente en mis congregaciones y ser luces en su entorno.

Mi gran ejército final estará compuesto también por muchas mujeres y niños. Preparen a estos últimos como a cada uno de mis soldados, enséñenles de mí, enséñenles a amarme y amar a los demás y también denle mis armas espirituales.

Continúa hacia delante hacia lo que te he llamado y no desvíes ni a diestra ni a siniestra, ni te detengas en otras “muchas cosas buenas” a las que no te llamé a hacerlas, (para eso tengo a otras personas) ni siquiera a “ayudar”, no pierdas tiempo, enfócate en lo tuyo y cumple mi voluntad y llamado para ti.

Debes conocerme como el cordero, pero también como el león.

Yo soy las dos cosas.

Para mis “bebés espirituales” yo me muestro como el cordero, pero ya cuando van creciendo espiritualmente es necesario que me conozcan también como el león, que los corrige, es fuerte y también los protege.

Cuando ya son maduros sabrán reconocerme cuando soy el cordero y cuando el león para ellos.

(Juan 1:29)

El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

(Juan 1:36)

Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.

(1 Pedro 1:19)

sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,

(Apocalipsis 5:12)

que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.

(Apocalipsis 5:5)

Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

Jesús te dice: ¡Confía en mí!

Yo tengo todo bajo mi absoluto control, no cae a tierra un pajarito sin que yo lo permita.

Nada puede sucederte sin mi permiso, y nunca te dejaré y jamás te desampararé.

Yo estoy en ti y contigo todo el tiempo, no necesitas una cita para hablar conmigo, solo comienza a orar y ya estamos en contacto, tu lo estableces cuando tu quieres y yo siempre estoy. Jamás estoy distraído u ocupado en “las muchas cosas” o tan cansado para no atenderte. Yo soy mucho más “que el genio de la lámpara maravillosa” y concedo mucho más que tres deseos. Solo que los concedo en mi tiempo y en mis condiciones y si no te hace bien lo que me pedís recibirás solo silencio.

Eres muy bienaventurado de saber y vivir esta realidad.

Yo soy “El viviente que te ve”.

Cuando te vengan desalientos o temores o frustraciones: ¡cuenta conmigo! Pero recuerda que seguramente en ese momento estás viendo las cosas desde tu propia perspectiva limitada y no desde la mía.

¿Lo que hago yo, quién lo estorbará?

Estoy ahora, en este momento a tu lado, así que habla conmigo y no me cuentes demasiados detalles de la situación porque yo ya la conozco mejor que tú.

¿Para que te preocupas? O ¿para que andar “enlutado por la opresión del enemigo”?… que es como una nube que pronto pasa.

Relájate y confía. A mi nadie me puede engañar, confundir o sorprender. Ya sé el futuro y lo que viene y nada me toma por sorpresa. Yo siempre tengo una salida sorprendente para cada cosa.

Se feliz viviendo la vida junto conmigo, y compartiendo tus asuntos diarios conmigo.

Vuélcate a mi con todo tu corazón y definitivamente.

Recuerda: Yo nunca me olvidaré de ti.

Desde la eternidad y por la eternidad te amé y te amaré, y siempre estuviste en mis pensamientos… o ¿te olvidaste que fui yo quién te creó? Por mi voluntad fuiste creado porque te amé desde la eternidad. Mío eres tú. ¡No te lo olvides!

Jesús.

Palabras de Jesús dadas al predicador Gustavo Isbert para que las comparta contigo. Esta palabras son para ti también.

Dice la Santa palabra de Dios en Apocalipsis 17:14 que todos los malos y viven en pecado y los que no están a favor de Dios, los que son indiferentes a El y no cumplen e ignoran voluntariamente sus designios, irán juntos a la guerra contra el Cordero (Jesús), pero el Cordero los derrotará, porque El es el Señor de todos los señores y el Rey de todos los reyes. Y los que El ha llamado, y elegido y le son fieles, estarán con El.

¿Estarás tú con estos últimos o estarás con aquellos que prefieren el pecado e ir contra Jesús?

Ten cuidado, tal ves seas solamente un cristiano de nombre…

Tal vez creas que estás a favor de Jesús pero con tus hechos lo estás negando…

Tal vez vivas una vida aparentemente buena pero seas “un ladrón de guante blanco” que nadie lo sabe excepto Dios…

Tal vez vivas “en pareja” con una sola persona sin casarte o con una persona del mismo sexo o tengas relaciones de adulterio ocultas, o piensas “que Dios te comprende” en esos pecados, pero la palabra de Dios dice que los que practican tales cosas irán al infierno eterno…pero… puedes arrepentirte y arreglar tus cuentas con Dios y tu situación ahora mismo…

Donde querés pasar la eternidad ¿en el cielo con Dios o en el infierno con el diablo?

Lee estas palabras de Dios:

(1 Corintios 6:9)

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,

(1 Corintios 6:10)

ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

(1 Corintios 6:11)

Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

(Mateo 25:46)

E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.

(Judas 1:7)

como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

(Apocalipsis 20:10)

Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

(Apocalipsis 20:12)

Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

(Apocalipsis 20:13)

Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.

(Apocalipsis 20:14)

Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.

(Apocalipsis 20:15)

Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

(2 Pedro 2:9)Pero…

sabe el Señor (Jesús) librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;

(2 Pedro 2:10)

y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío (la autoridad) de Jesús.

(Hechos 4:12)Porque:

en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

(Juan 1:12)

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

(Juan 1:13)

Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.

Lee su palabra, habla con El, pídele perdón por todos tus pecados y entrégale tu vida y el control de la misma a Jesús

Tu valoración

Comments

comments

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »
Click to listen highlighted text!