PASOS PARA LA SALVACIÓN: EVANGELISMO. (VERSÍCULOS).

INTRODUCCIÓN:

(Lucas 15:20) Esta es la actitud de Dios para con todos los hombres

Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

(Lucas 19:10) Por eso vino Cristo: a salvarnos a nosotros que estábamos perdidos.

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

(Mateo 20:28) Vino para dar su vida en recate por nosotros.

como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

(2 Timoteo 4:2) Pablo hace énfasis en esto también porque es lo más importante.

que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

(2 Timoteo 4:2) NTV

predica la palabra de Dios. Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno. Corrige, reprende y anima a tu gente con paciencia y buena enseñanza.

(2 Timoteo 4:2) DHH

que prediques el mensaje, y que insistas cuando sea oportuno y aun cuando no lo sea. Convence, reprende y anima, enseñando con toda paciencia.

(2 Timoteo 4:5)

Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

(2 Timoteo 4:17)

Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles oyesen. Así fui librado de la boca del león.

1)DIOS NOS AMA: DEBES SABER ESTO POR SOBRE TODAS LAS COSAS Y DECÍRSELO A LOS DEMÁS.

(Juan 3:16)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

(Romanos 5:6)

Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.

(Romanos 5:7)

Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno.

(Romanos 5:8)

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

(Romanos 5:9)

Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

(Romanos 5:10)

Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida (EN NOSOTROS) (Jesús es la vida)

(1 Juan 4:9)

En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

(1 Juan 4:10)

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

JESÚS PREPARA EL CIELO PARA NOSOTROS

(Juan 14:2)

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

(Juan 14:3)

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Y PREPARA COSAS MARAVILLOSAS

(1 Corintios 2:9)

Antes bien, como está escrito:

Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,

Ni han subido en corazón de hombre,

Son las que Dios ha preparado para los que le aman.

LO QUE MÁS QUIERE DIOS ES QUE SEAMOS SUS HIJOS Y QUIERE TENER AMISTAD Y COMUNIÓN ETERNA CON NOSOTROS. PARA ESO FUIMOS CREADOS.

EL YA HIZO TODO PARA SALVARNOS

(Juan 3:16)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

(Juan 3:17)

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

(1 Pedro 2:24)

quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

(1 Pedro 2:24)

Él mismo cargó nuestros pecados sobre su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos estar muertos al pecado y vivir para lo que es recto. Por sus heridas, son sanados.

(1 Pedro 3:18)

Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios…

(1 Pedro 3:18)

Cristo sufrió por nuestros pecados una sola vez y para siempre. Él nunca pecó, en cambio, murió por los pecadores para llevarlos a salvo con Dios.

Y NOS LLAMA.

(Apocalipsis 3:20)

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

(Apocalipsis 3:20)

¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos.

2) PERO TENEMOS PECADOS

(Eclesiastés 7:20)

Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.

(Eclesiastés 7:20)

No hay una sola persona en la tierra que siempre sea buena y nunca peque.

(Romanos 3:10)

Como está escrito:

No hay justo, ni aun uno;

(Romanos 3:12)

Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;

No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

NO SOMOS SALVOS POR LAS BUENAS ACCIONES QUE PODAMOS HACER, EL VER QUE NO PODEMOS CUMPLIR SUS MANDAMIENTOS NOS HACE VER QUE SOMOS PECADORES Y QUE NECESITAMOS SER SALVADOS POR JESÚS.

(Romanos 3:19)

Obviamente, la ley se aplica a quienes fue entregada, porque su propósito es evitar que la gente tenga excusas y demostrar que todo el mundo es culpable delante de Dios.

(Romanos 3:20)

Pues nadie llegará jamás a ser justo ante Dios por hacer lo que la ley manda. La ley sencillamente nos muestra lo pecadores que somos.

SOLO HAY UNO BUENO: DIOS

(Lucas 18:19)

Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo Dios.

3)DEBEMOS ARREPENTIRNOS TOTALMENTE Y PONERNOS BAJO LA AUTORIDAD DE DIOS

(Lucas 19:8)

Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.

(Lucas 19:9)

Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.

(Lucas 19:10)

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

EL DEBE SER NUESTRO REY, AL DECIDIR ESTO EL NOS CAMBIA DE REINO Y NOS PONE EN EL SUYO Y BAJO SU CUIDADO.

(Juan 1:49)

Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.

(Lucas 23:42)

Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.

(Lucas 23:43)

Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

(Marcos 12:34)

Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios.

(Hechos 26:18)

para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás (de su autoridad a la de Dios) a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

(Colosenses 1:13)

el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo.

(Colosenses 1:14)

en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.

(Colosenses 1:13)

Pues él nos rescató del reino de la oscuridad y nos trasladó al reino de su Hijo amado,

(Colosenses 1:14)

quien compró nuestra libertad y perdonó nuestros pecados.

ENTONCES SOMOS JUSTIFICADOS Y LIBRES DE CONDENACIÓN

(Romanos 5:1)

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;

(Romanos 5:1)

Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros.

(Romanos 8:1)

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

(Romanos 8:1)

Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús.

(Romanos 8:2)

Y, porque ustedes pertenecen a él, el poder del Espíritu que da vida los ha libertado del poder del pecado, que lleva a la muerte.

4) DEBEMOS CEER LAS BUENAS NOTICIAS (EVANGELIO) DE LA EXPIACIÓN QUE CRISTO HIZO POR NOSOTROS EN LA CRUZ

(Isaías 53:5)

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

(Isaías 53:6)

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

(Isaías 53:6)

Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas; hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin embargo, el SEÑOR puso sobre él los pecados de todos nosotros.

(Isaías 53:9)

Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.

(Isaías 53:10)

Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, (resurrección)y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.

(Isaías 53:11)

Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.

(Isaías 53:12)

Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

(1 Pedro 2:24)

quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

(Tito 2:14)

quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.

(1 Timoteo 2:6)

el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.

(1 Corintios 15:3)

Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;

(1 Corintios 15:4)

y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;

5)DEBEMOS RECIBIRLE EN NUESTRA VIDA (TOMAR UNA DECISIÓN.

(Juan 1:12)

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

(Juan 1:12)

Pero, a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.

(Juan 1:13)

Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.

(Apocalipsis 3:20)

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

6) ENTONCES SEREMOS SALVOS Y NUEVAS CRIATURAS

(2 Corintios 5:17)

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

(Tito 3:5)

nos salvó, (ya lo hizo) no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, (su obra por nosotros en la cruz) (y) por el lavamiento de la

regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,

(Tito 3:5)

y, sin que nosotros hubiéramos hecho nada bueno, por pura misericordia nos salvó lavándonos y regenerándonos, y dándonos nueva vida por el Espíritu Santo.

VIVIREMOS EN LA LIBERTAD DE LOS HIJOS DE DIOS Y NO SEREMOS MÁS ESCLAVOS DEL PECADO

Romanos 8:21)

porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

(Juan 8:34)

Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

(Juan 8:35)

Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre.

(Juan 8:36)

Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

(Romanos 6:14)

Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

(Romanos 6:15)

¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera.

(Romanos 6:16)

¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?

(Romanos 6:17)

Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;

(Romanos 6:18)

y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.

(Romanos 6:19)

Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia.

(Romanos 6:20)

Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia.

(Romanos 6:21)

¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte.

(Romanos 6:22)

Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

(Romanos 6:23)

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

TENEMOS EL ESPÍRITU SANTO

(Romanos 8:9)

Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.

(Romanos 8:16)

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

(Romanos 8:9)

Pero ustedes no están dominados por su naturaleza pecaminosa. Son controlados por el Espíritu si el Espíritu de Dios vive en ustedes. (Y recuerden que los que no tienen al Espíritu de Cristo en ellos, de ninguna manera pertenecen a él).

(Romanos 8:16)

Pues su Espíritu se une a nuestro espíritu para confirmar que somos hijos de Dios.

ESTAMOS AL CUIDADO DE NUESTRO NUEVO PASTOR.

(1 Pedro 2:25)

Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.

7) EL ESPÍRITU SANTO NOS DA PODER PARA VENCER EL PECADO.

(Romanos 8:13)

porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

NOS ENSEÑA TODAS LAS COSAS DE DIOS (LA V ERDAD).

(Juan 16:13)

Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

(Juan 14:26)

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

POR ESO EL CRISTIANO NACIDO DE NUEVO Y REGENERADO, NO VIVE PRACTICANDO EL PECADO.

(1 Juan 3:6)

Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido.

(1 Juan 3:9)

Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.

(1 Juan 5:18)

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.

(Romanos 6:22) NTV

Pero ahora quedaron libres del poder del pecado y se han hecho esclavos de Dios. Ahora hacen las cosas que llevan a la santidad y que dan como resultado la vida eterna.

(Romanos 6:23)

Pues la paga que deja el pecado es la muerte, pero el regalo que Dios da es la vida eterna por medio de Cristo Jesús nuestro Señor.

Por favor dele gracias a Dios por el regalo de la vida eterna y por lo que hizo Jesús para salvarnos.

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »