Cuando se trata de amar a los demás, Dios nos ha dado el gran ejemplo de Jesucristo.

El sabía que la mejor manera de enseñarnos a amar, era amándonos. Y a través de los Evangelios vemos el amor de Jesús en acción.

La mayor prueba del amor de Jesús por nosotros (aparte de dejar su gloria y venir a este mundo de sufrimiento, naciendo en un pesebre) fue tomar el castigo que nos correspondía y morir en la cruz en nuestro lugar.

Nunca podremos amar con la profundidad con que Jesús nos amó.

Pero podemos llenarnos de su amor al recibir al Espíritu Santo.

Romanos 5:5. El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Pues sabemos con cuanta ternura nos ama Dios porque nos ha dado su Espíritu santo para llenar nuestro corazón con su amor.

Puedes tomar a Jesús como tu ejemplo, EL ES EL MODELO DEL AMOR. Ya, El vive en los cristianos, en ti y en mí y con El, todo es posible aún expresar su amor como El lo expresó. 2 Corintios 5:14 dice:

“EL AMOR DE CRISTO NOS IMPULSA”

Ya no servimos a las personas por obligación, por temor o por religiosidad, sino por amor (el amor de cristo en nosotros) y por gratitud.

Tu servicio no estará entonces motivado por ganar la aprobación de Dios, sino por su amor en ti, por el deseo de agradarle y por el deseo de estar más cerca de Jesús sabiendo que ya estás aprobado delante de Dios por lo que Jesús hizo por ti.

Su amor en ti te dará la voluntad, el poder, el empuje y la motivación para vivir una vida que sea agradable a Dios, expresando su amor a El y a los demás y todos verán el amor de Jesús en acción a través tuyo.

(Romanos 5:5)

Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.

(Romanos 5:6)

Cuando éramos totalmente incapaces de salvarnos, Cristo vino en el momento preciso y murió por nosotros, pecadores.

(Romanos 5:7)

Ahora bien, casi nadie se ofrecería a morir por una persona honrada, aunque tal vez alguien podría estar dispuesto a dar su vida por una persona extraordinariamente buena.

(Romanos 5:8)

Pero Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores.

(Romanos 5:9)

Y, como se nos declaró justos a los ojos de Dios por la sangre de Cristo, con toda seguridad él nos salvará de la condenación de Dios.

(Romanos 5:10)

Pues, como nuestra amistad con Dios quedó restablecida por la muerte de su Hijo cuando todavía éramos sus enemigos, con toda seguridad seremos salvos por la vida de su Hijo.

(Romanos 5:11)

Así que ahora podemos alegrarnos por nuestra nueva y maravillosa relación con Dios gracias a que nuestro Señor Jesucristo nos hizo amigos de Dios.

(Mateo 9:11)

Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos: ¿Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y pecadores?

(Mateo 9:12)

Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.

(Mateo 11:19)

Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y dicen: He aquí un hombre comilón, y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores. Pero la sabiduría es justificada por sus hijos.

(Marcos 2:17)

Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores.

(Lucas 7:34)

Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: Este es un hombre comilón y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores.

(Lucas 15:1)

Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle,

(Lucas 15:2)

y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come.

(1 Timoteo 1:15)

Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.

(Romanos 5:8)

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

CRISTO NOS AMÓ TANTO QUE ENTREGÓ SU VIDA POR TODOS Y AHORA VIVE EN TODOS SUS VERDADEROS HIJOS.

Predicador Gustavo Isbert.

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »