Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador
  Click to listen highlighted text!

¿Qué está haciendo Jesús ahora en mi ciudad?

¿Qué está haciendo Jesús ahora en mi ciudad?

¿Qué es lo que quiere hacer con nosotros y en nosotros?
¿Cuál es el plan para con sus hijos distribuidos en diferentes lugares y congregaciones?
Debemos saber que El vive en cada uno de nosotros y está presente en nuestra ciudad.
Aquí no hay opresión de los Romanos, ni fariseos, ni saduceos que se oponen a esta "nueva religión" de Cristianos.
No, pero ahora hay cristianos nominales desorientados, confundidos e ignorantes de las verdaderas enseñanzas de Jesús.
Muchos están envueltos en tradiciones religiosas, religiones extrañas, supertisiones y muchas otras cosas más.
Muchos han perdido la fe, otros no tienen ninguna y otros en vez de adorar a Jesús lo han remplazado por otra persona o figura religiosa.
Hay muchas creencias falsas y supertisiones que Dios quiere sacar de en medio nuestro.
Jesús tiene un plan para la ciudad. Hay distintos maneras de servir a Dios y juntos debemos ser un todo, respetando a cada ministerio que Dios puso en la ciudad.
Siempre debemos cumplir con la Gran comisión de Jesús. S. Mateo 28:18-20.
Es decir: salvar a las personas mostrándoles el camino al cielo a través de Jesús y enseñarles todas las cosas que El nos mandó.
Hay ángeles que nos acompañan, Jesús está con nosotros y El hace milagros como siempre los ha hecho.
Contamos con su presencia en todo momento, con la guía de su Espíritu Santo, tenemos su palabra en la Biblia para enseñar a las personas basados en ella. Tenemos el arma de la oración, intercesores y además el poder del Espíritu Santo.
Debemos procurar que cada cristiano sea lleno del Espíritu Santo para que puedan actuar con su poder y fluyan sus dones.
Debemos enseñar que cada cristiano es un misionero en su entorno y ser "cristianos de tiempo completo" viviendo un cristianismo práctico, sencillo y normal donde el buen testimonio, la integridad y la ayuda mutua sean las prioridades.
En nuestra ciudad Jesús está presente, sabe como somos y cuales son nuestras necesidades, sabe cuales son los principales pecados y tendencias en nuestro entorno, y El vive aquí, para hacer que todo sea más parecido al cielo, para implantar el Reino de Dios, para vivir en cada uno de sus hijos y expresarse a través de ellos.
El quiere que nos comprendamos y tengamos misericordia unos para con los otros, que nos amemos y nos ayudemos.
El quiere sanar y prosperar a cada uno y que oremos unos por otros para eso.
El quiere que "de hacer el bien y de la ayuda mutua no nos olvidemos" pues eso es lo que le agrada a El. Que seamos sencillos hijos de Dios y brillemos con la luz de Jesús a los demás. Que salvemos a los perdidos y ellos pasen a ser parte de su Reino y de su ejército actuando en el poder y con la guía del Espíritu Santo.
El quiere que se respeten a las autoridades tanto seculares como espirituales, Que estemos llenos de humildad porque El resiste a los soberbios y da su gracia a los humildes.
El quiere que trabajemos en unidad para que la ciudad sea un modelo de prosperidad, amor, ayuda mutua, etc. y donde se "vea" el cristianismo funcionando de una manera práctica y se "vea" la vida de Jesús en cada ciudadano.
El quiere que de muchos lugares vengan a nuestra ciudad (algunos a vivir) y otros a ver y disfrutar de una atmósfera cristiana de honestidad y ayuda mutua.
El quiere que cada empleado o profesional se sienta parte de un plan de Dios, de una misión y visión de Dios para esta ciudad.
El quiere que todos hagan su trabajo como para Dios y el prójimo, con la certeza que están bajo los ojos del Dios todopoderoso y en su presencia, y que Dios le dará su recompensa conforme a su labor.
Las enfermeras, los médicos, los policías etc, deben tomar su profesión como una misión de Dios y brillar en su lugar haciendo su trabajo como para el mismo Señor Jesús, al cual todos debemos servir, sabiendo que de El recibirán la recompensa, pues al servir a los demás estamos sirviéndole a El.
Jesús dice: "Por cuanto lo hicieron a uno de mis hermanos más pequeños: a mí lo hicieron". S. Mateo 25:40.
Nuestra ciudad debe ser un ejemplo para el mundo y un pedacito de cielo en esta tierra.
¡Qué Dios nos ayude en esta labor!

Gustavo Isbert

Comments

comments

Tu valoración

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »
Click to listen highlighted text!