Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador

Señor visítame.

Señor visítame.

Señor visítame.

Recibí tus palabras y me dieron gozo y alegría en mi corazón.

Yo te restauraré y delante de mí estarás y serás como mi boca.

Mantente firme en lo más alto, nunca diluyas el mensaje y has que suban a ti.

Serás como muro inexpugnable y no te vencerán; porque Yo el todopoderoso estoy (en todo momento) contigo para guardarte y para defenderte. Esto te lo dice Dios: TU PADRE.

Bendito el varón que confía en mí y cuya confianza soy yo: dice Dios. Jeremías 17:7

Yo conozco cada corazón, yo escudriño la mente, y pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino según el fruto de sus obras. Jeremías 17:9-10, 16.

Señor, lo que mi boca ha salido, fue en tu presencia.

Vive consiente de mi presencia a tu lado y cuida cada una de tus palabras pues pueden ser de paz o de fuego.

Jamás hables apresuradamente, ni entres en discusiones vanas.

Señor, tu pruebas a los y ves los pensamientos y el corazón, y a ti encomiendo mi causa.

Tú estás conmigo como poderoso gigante. Jeremías 20:11-12.

Comments

comments

Tu valoración

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »