Click to listen highlighted text!
¿No estás seguro de ir al cielo cuando mueras? Hecha un vistazo a este maravilloso mensaje.

¿No estás seguro de ir al cielo cuando mueras? Hecha un vistazo a este maravilloso mensaje.

Todo Cristiano, católico o protestante sabe que Cristo murió en la cruz, que nació de la virgen María por obra y gracia del Espíritu Santo, pero lo que debe saber es que:

La palabra de Dios dice:

[colored_box variation=”white”]En la cruz Jesús pagó la deuda de pecado de cada uno de nosotros para con Dios. El llevó nuestro castigo al morir en lugar de todas las personas, llevando nuestra culpa para salvarlas.[/colored_box]

…la paga del pecado es la muerte, (pero Cristo murió en nuestro lugar) (el castigo que nos correspondía lo llevó Jesús…. la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 6:23)

Jesús dijo….así es necesario que el Hijo del Hombre (Jesús mismo) sea levantado (en la cruz) para que todo aquel (usted y yo también) que en El cree, (en Jesús) no se pierda, (no se condene) mas tenga vida eterna, (vaya al cielo para siempre).
(Juan 3:14-15)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
(Juan 3:16)

La palabra de Dios dice:

Jesús llevó El mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida (la de Jesús) fuisteis sanados.
(1 Pedro 2:24)

[colored_box variation=”white” ]Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo (Jesús) por los injustos, (nosotros) para llevarnos a Dios.
(1 Pedro 3:18)[/colored_box]

Mas él (Jesús) herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
(Isaías 53:5)

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él (en Jesús) el pecado de todos nosotros.
(Isaías 53:6)

 

…dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

(Juan 11:25)

Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?
(Juan 11:26)

[titled_box variation=”white” title=”¿Sabía esto?”] SE PUEDE SABER (ESTANDO EN VIDA) QUE VAMOS A IR AL CIELO AL MORIR, SIN PASAR POR NINGÚN OTRO LUGAR, NO PORQUE LO MEREZCAMOS, SINO POR LA OBRA DE CRISTO EN LA CRUZ, QUE MURIÓ COMO NUESTRO SUBSTITUTO (EN NUESTRO LUGAR)
[/titled_box]

ENTONCES POR ESO LA PALABRA DE DIOS DICE:

[fancy_list style=”bullet_list” variation=”silver”]
  • Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.(Romanos 6:22)
  • Dios LOS SALVÓ por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios.
    (Efesios 2:8)
  • La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo.(Efesios 2:9)
  • Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. (¡Es sólo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!)(Efesios 2:4-5)
  • Pero: «Cuando Dios nuestro Salvador dio a conocer su bondad y amor,(Tito 3:4)
  • él nos salvó, no por las acciones justas que nosotros habíamos hecho, sino por su misericordia. Nos lavó, quitando nuestros pecados, y nos dio un nuevo nacimiento y vida nueva por medio del Espíritu Santo. (Tito 3:5)
[/fancy_list]

Gracias Jesús por morir en la cruz por nosotros para salvarnos y darnos vida eterna.
Pr Gustavo Isbert.

¿Quieres entregar tu vida a Dios? Intenta hacer esta oración y… ¡Algo sucederá!

¿Quieres entregar tu vida a Dios? Intenta hacer esta oración y… ¡Algo sucederá!

[responsivevoice_button voice=”Spanish Female” buttontext=”CLIC Para ESCUCHAR en audio”]

Querido Dios: Te doy gracias por amarme tanto, quiero estar contigo por toda la eternidad y disfrutar de tu presencia y amistad desde ahora y para siempre.

Gracias porque enviaste a tu Hijo Jesucristo a morir por mí en la cruz para pagar mi deuda contigo. Tomo hoy la decisión de arrepentirme de todos mis pecados y te pido perdón por cada uno de ellos.
También tomo la decisión de recibir a Jesús como mi Salvador, Señor y Rey.
Muchas gracias por ser un hijo tuyo y tener ahora tu Espíritu Santo. Te pido que me llenes de él. Recibo ahora el Bautismo con tu Espíritu Santo.
También Señor hoy te entrego todo mi ser: espíritu, alma y cuerpo a ti, para que hagas siempre tu voluntad en mi vida, te ruego que con tu poder me des la capacidad y la fuerza para cumplirla. Quiero hacer siempre lo que te agrada, hacer tu voluntad y cumplir con el plan que tienes para mi persona. Hazme conocer tus planes y propósitos que tienes para mí, quiero seguirte y caminar en yugo contigo.

Quiero caminar muy cerca de ti, para poder oír tu voz y hacer lo que tú quieres que haga. Quiero ser tu colaborador y ser tu mejor amigo. Señor gracias por ser parte de tu Reino maravilloso y vivir ya en él. Trabajaremos juntos, salvando y guiando almas en la gran cosecha final, esperando el momento en que vengas a reinar literalmente en la tierra, mientras seré luz en mi entorno y un misionero en mi lugar. Me entrego a tu voluntad, a la guía de tu Espíritu Santo y a tu disciplina, para que me hagas más y más como eres tú.

Gracias por todo lo que tienes preparado en el cielo para mí y por tus recompensas eternas.
Gracias porque mi nombre está escrito en el cielo y sobre todo por tu amor, amistad, compañía, y protección.
Muchas gracias Dios mío. Amén.

 

No hay una bendición más grande, ni un propósito mayor en este mundo que ser un hijo de Dios y trabajar junto con El, siendo su colaborador y su amigo. Esto dura para siempre.

Dios le bendiga mucho:

Predicador Gustavo Isbert

Translate »
Click to listen highlighted text!