Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador

Tu seguridad soy yo:Jesús

Tu seguridad soy yo:Jesús

Mateo 28:20b; Marcos 16:20; Génesis 28:16.

Tu seguridad viene de mi presencia constante a tu lado y yo vivo en ti. Salmo 16; Mateo 28:20; Marcos 16:20.
Tu seguridad viene de mi gran amor por ti, de mi omnipotencia, de mi sabiduría, de mi omnipresencia, de que yo conozco y sé todas las cosas.
Sé lo que piensa la gente y sé el futuro. Siempre tengo una salida, siempre puedo hacer un milagro y hacer un camino donde no lo hay.
También siempre tengo un recurso que nadie sabe ni espera. Ej. la Cruz, cuando te hice comprar el templo, lo de Acab y Josafat: cuando Acab se disfrazó pero terminó muriendo y Josafat fue protegido por mí.
2 Crónicas 18:29.
Yo estoy contigo y te guardaré por dondequiera que vayas
(Génesis 28:15) y no te dejaré nunca y me encargaré que cumplas con mis propósitos.
Yo soy el que doy las fuerzas y soy el que sana TODAS tus dolencias.
Sal 103:2-3; Yo soy tu Sanador. Éxodo 15:26; Mateo 8:17; 4:24.
¿Cuándo los envié sin… les faltó algo? NADA (recuerda esto).
Lucas 22:35. Ver Lucas 12:30.
Yo pongo ideas en las mentes de las personas, Esdras 1:1-7.
Yo soy el que doy gracia ante ellas, Esdras 7:6; Nehemías 1:11; 2:8.
Yo soy el que libro de la cárcel a Pedro, Hechos 12:7 y hago que Herodes muera comido de gusanos. Hechos 12:23.
Yo soy el que mata a los "Nabales" 1 Samuel 25:38, y a los "Senaquerib". Isaías 36 y 37.
Yo soy el que digo "no subsistirá ni será" (ya sean enfermedades, dolencias, situaciones, problemas) etc. Isaías 7:7.
Yo soy el que humilló y sanó a Nabucodonosor Dn 4:34, 36,
y el que sanó a miles como el Gadareno Marcos 5:15 .
Yo soy el que sana las mentes, los traumas, las enfermedades incurables y cualquier cosa imposible para los hombres.
Si es necesario que camines sobre el agua lo harás, si es necesario abrir el mar yo lo haré. Confía en mí. Que nada te sorprenda o te dé temor, pues puede ser una situación que yo la permití o creada por mí. A mi nada me toma por sorpresa. No cae a tierra un pajarito sin que yo lo permita y aún vuestros cabellos están TODOS contados. Mateo 10:29-31.
Yo sé lo que pensará cualquier persona en el futuro, lo que planeará y lo que está planeando.
Yo puedo poner cosas en el corazón de las personas (aunque parezcan malas). Ej: (Tema del Anticristo). Ap 17:17.
Puedo poner temor en los adversarios y puedo manejar los espíritus malos (Acab espíritu de mentira, 2 Cr 18:22.), (Senaquerib oirá un rumor…
2 R 19:7). Yo tengo el control de todo.
No tengas temor de "errar mi camino" yo puedo hacer como en el caso de Pablo (darle una visión como la del joven Macedonio, Hechos 16:9) o como a Jonás crear circunstancias para que vaya al lugar correcto.
No te preocupes demasiado por estas cosas de las cuales Yo me encargaré sin ninguna duda.
Lo importante es que YO ESTOY CONTIGO. Génesis 39:2, 21, 23; Hechos 7:9-10. (como con José).
Confía en mí una vez más yo te guiaré con mi amor.
En este momento estoy al lado tuyo y te sonrío.

JESÚS

Te he dado mi paz, permanece en mi paz.
Recuerda mi gran amor por ti.
Yo tengo el control de TODAS las cosas.
Yo soy quién te llamó a trabajar junto conmigo y Yo te doy el sustento.
(No mires a las alternativas que suceden a tu alrededor)
Siempre mírame a mí.
Yo tengo la decisión final y la última palabra.
Yo soy tu proveedor.
Yo estoy a tu lado SIEMPRE.
YO SOY TU SANADOR.
Yo tengo el control sobre cada detalle de tu cuerpo.
Aún tus cabellos están todos contados.
En mis manos están tus tiempos.
No temas a nada.
Yo cumpliré en ti mi perfecta voluntad.
Consúltame en todo.
Tienes la guía de mi Espíritu Santo y te he dado discernimiento espiritual.
En este mismo momento estoy contigo con todo mi poder.
Recuerda siempre: Yo Soy el que más te ama y amará:
Jesús

(Éxodo 33:14)
Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.

(2 Timoteo 4:17)
Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación, y que todos …oyesen.

(2 Samuel 22:33)
Dios es el que me ciñe de fuerza,
Y quien despeja mi camino;

(1 Crónicas 29:12)
Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos.

(Salmos 84:5)
Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas,
En cuyo corazón están tus caminos.

(2 Crónicas 20:6)
y dijo: Jehová Dios de nuestros padres, ¿no eres tú Dios en los cielos, y tienes dominio sobre todos los reinos de las naciones? ¿No está en tu mano tal fuerza y poder, que no hay quien te resista?

(Salmos 92:10)
Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo;
Seré ungido con aceite fresco.

(Efesios 6:10)
Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

(Filipenses 4:13)
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

(Isaías 40:29)
El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

(Isaías 40:31)
pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

(Daniel 6:16)
Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre.

(2 Reyes 5:6)
Tomó también cartas para el rey de Israel, que decían así: Cuando lleguen a ti estas cartas, sabe por ellas que yo envío a ti mi siervo Naamán, para que lo sanes de su lepra.

(2 Reyes 5:7)
Luego que el rey de Israel leyó las cartas, rasgó sus vestidos, y dijo: ¿Soy yo Dios, que mate y dé vida, para que éste envíe a mí a que sane un hombre de su lepra? Considerad ahora, y ved cómo busca ocasión contra mí.

(2 Reyes 5:8)
Cuando Eliseo el varón de Dios oyó que el rey de Israel había rasgado sus vestidos, envió a decir al rey: ¿Por qué has rasgado tus vestidos? Venga ahora a mí, y sabrá que hay profeta en Israel.

(2 Reyes 6:26)
Y pasando el rey de Israel por el muro, una mujer le gritó, y dijo: Salva, rey señor mío.

(2 Reyes 6:27)
Y él dijo: Si no te salva Jehová, ¿de dónde te puedo salvar yo? (dijo el rey)

(Proverbios 29:26)
Muchos buscan el favor del príncipe;
Mas de Jehová viene el juicio de cada uno.

(Jueces 6:16)
Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.

(Éxodo 14:25)
y quitó las ruedas de sus carros, y los trastornó gravemente. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de delante de Israel, porque Jehová pelea por ellos contra los egipcios.

(Deuteronomio 3:22)
No los temáis; porque Jehová vuestro Dios, él es el que pelea por vosotros.

(Salmos 50:15)
E invócame en el día de la angustia;
Te libraré, y tú me honrarás.

(2 Reyes 18:1)
En el tercer año de Oseas hijo de Ela, rey de Israel, comenzó a reinar Ezequías hijo de Acaz rey de Judá.

(2 Reyes 18:5)
En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá.

(2 Reyes 18:6)
Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés.

(2 Reyes 18:7)
Y Jehová estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba.

Por Gustavo Isbert
www.elcieloesunlugar.com.ar

Comments

comments

Tu valoración

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »