VIVA SU VIDA EN TOTAL DEPENDENCIA DE DIOS.

(Juan 5:19)

Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.

(Juan 8:28)

Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.

Jesús vivía completamente dependiente del Padre y del Espíritu Santo y se sujetó a ellos en todo, nada hacía independientemente de ellos. Jesús dijo no se haga mi voluntad sino la tuya. Así debemos ser los cristianos para vivir una vida tan poderosa como la de Jesús. Nosotros debemos depender de la trinidad y vivir en total obediencia y disponibilidad a ellos.

(Juan 15:5) ¿Realmente cree esto? Jesús dijo:

Separados de mí nada podéis hacer.

(Juan 15:7)… y también dijo:

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

Jesús está diciendo que si actuamos como El en la tierra, nosotros podremos hacer lo mismo y obras mayores y nada nos será imposible para nosotros.

Fue Jesús mismo el que lo dijo:

(Juan 14:12)

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

(Mateo 17:20)

…diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.

Si obedecemos y actuamos como Jesús actuó y obedeció al Padre así será con nosotros y Jesús. El nos mostrará lo que quiere hacer y lo hará a través nuestro.

(Juan 5:20)

Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.

Este es un ejemplo: Pedro supo lo que Jesús quería hacer y se lo comunicó a Eneas.

(Hechos 9:3334)

Y halló allí a uno que se llamaba Eneas, que hacía ocho años que estaba en cama, pues era paralítico.

Y le dijo Pedro: Eneas, Jesucristo te sana; levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó.

Renuncia a actuar por si mismo y someta su voluntad 100% a la de Jesús y a la guía del Espíritu Santo y experimentará usted también estas cosas en el momento que Dios quiera.

¡Sea agradecido y totalmente dependiente de Dios!

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »