Cada cristiano es un misionero en el lugar donde está:

(Marcos 5:19) Ve a tu casa y a tu familia y diles todo lo que el Señor ha hecho por ti y lo misericordioso que ha sido contigo.

Y debe servir a Dios con las capacidades y dones que Dios le dió:

(1 Pedro 4:10)

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

(1 Pedro 4:11)

Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo…

Y debe dejar que Cristo, (que además esforzarse para hacerlo, venciendo todos los obstáculos exteriores y sobre todo interiores (pereza, temores etc).

(Romanos 15:18)

Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,

(Romanos 15:19)

con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.

(Romanos 15:20)

Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio.

Hermanos esforcémonos para predicar el Evangelio a todos los que nos rodean y a nuestros "contactos" diarios y de internet.

Esfuérzate y se valiente, vence a los espíritus de desanimo, temor, cobardía, falta de visión, ceguera espiritual, pereza, indiferencia, pesadez, olvido etc. que envía el diablo sobre los hijos de Dios.

¡VÉNCELOS AHORA!

Levántate y predica como Pablo que después de ser apedreado no se dejó llevar por la auto conmiseración, ni la auto compasión, ni por el temor, ni por la desilusión, ni se enojó con el Señor, ni con la Iglesia, ni con sus hermanos en Cristo por sus problemas personales y siguió adelante.

Hechos 14:19:22.

(Hechos 14:19)

Entonces vinieron unos judíos de Antioquía y de Iconio, que persuadieron a la multitud, y habiendo apedreado a Pablo, le arrastraron fuera de la ciudad, pensando que estaba muerto.

(Hechos 14:20)

Pero rodeándole los discípulos, se levantó y entró en la ciudad; y al día siguiente salió con Bernabé para Derbe.

(Hechos 14:21)

Y después de anunciar el evangelio a aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía,

(Hechos 14:22)

confirmando los ánimos de los discípulos, (el animaba a los demás) exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.

Siempre va a haber problemas…¡véncelos cada uno en el nombre de Jesús!

Print Friendly, PDF & Email
Translate »