Click to listen highlighted text!
Estas cosas y algunas otras….

Estas cosas y algunas otras….

Estas cosas son, a las que se opondrá el diablo especialmente: (Lo hará de diversas maneras “invisibles” y sutiles).

1. A que tengas inquietudes de Dios y averigües como ser salvo.
2. Tratará de impedirte que entregues tu vida a Cristo para que tengas vida eterna.
3. Tratará luego de derivarte en muchas cosas (tal vez buenas) para que no sirvas en la obra de Dios.
4. Especialmente tratará de que ni te enteres y que no recibas EL BAUTISMO EN EL ESPIRITU SANTO, PUÉS RECIBIRÁS EL PODER PARA HACER MILAGROS, EXPULSAR DEMONIOS Y SER MUCHO MÁS EFICAZ EN LA OBRA DE DIOS
5. Si lo recibiste, te hará dudar de que ya sos lleno del Espíritu Santo y que el hablar en lenguas y los dones del Espíritu no son importantes.
6. No querrá que aprendas como usar los dones del Espíritu Santo, o si los usas procurará que lo hagas en momentos inoportunos y sin sabiduría.
7. Te tratará de engañarte diciéndote que el Bautismo en el Espíritu Santo es solo para alabar y regocíjate en la iglesia.
8. Tratará de que no te des cuenta de la autoridad y el poder que Dios ya te dio.
9. Si entiendes eso tratará de que tomes otros caminos que no sean estar en el centro de la voluntad de Dios.
10. Tratará de enredarte en los “asuntos de esta vida” y que te alejes “de los negocios de tu padre”
11. Tratará de que pierdas el enfoque en evangelizar con el poder del Espíritu Santo.
12. Te querrá involucrar en muchas “obras buenas” pero que no son ni la gran comisión, ni salvar almas, ni discipularas, o el extender el Reino de Dios con el poder sobrenatural que Dios te dio.
13. Tratará de ponerte temores, mentiras desánimos o que te preocupes solo de la familia y tus “problemas” y te hará pensar que no tienes tiempo para los demás o para Dios.
14. Te presentará, miles de actividades, “no necesariamente malas” que te desviarán del propósito de ser pescadores de hombres.
15. Querrá hacerte olvidar que eres un embajador del Reino de Dios con plena autoridad delegada y que tienes el Poder del Espíritu Santo.
16. Tratará de hacerte caer en pecado para eliminarte del servicio a Dios y arruinar tu testimonio para que cuando hables de Dios nadie te crea y te menosprecie.
17. Si le estás sirviendo a Dios, querrá que pienses que eres un “súper elegido” y que debes tener la iglesia más grande de todos y te convertirá en un “empresario” de la religión, tratando a los hijos de Dios como empleados y haciéndote cada vez más déspota.
18. Cuando prosperes, te tentará con el tema del dinero, del orgullo, de la autosuficiencia, de la impaciencia, la ambición egocéntrica y el deseo de ser reconocido.
19. También con celos ministeriales, engaños diversos, doctrinas falsas, énfasis desmedidos en partes de las escrituras y el creerte superior a otros consiervos
20. La mayoría de los hombres de Dios ha caído por el Orgullo, los celos, la lujuria, el dinero, el desánimo y la amargura.
¡PRESTA MUCHA ATENCIÓN A ESTAS COSAS!

PERO…. EN TODAS ESTAS COSAS SOMOS MÁS QUE VENCEDORES PORQUE JESÚS NOS LLAMÓ A SERVIRLE Y EL DIOS QUE EMPIEZA UNA OBRA: LA TERMINA.

PUEDES DECIR: ¡EL ESTA CONTIGO COMO PODEROSO GIGANTE!

¡YA ESTAS ADVERTIDO DE ESTAS COSAS!

¡COMBÁTELAS! ¡NO TE DEJES ENGAÑAR Y CONCENTRATE EN LA TAREA QUE DIOS TE ENVIÓ A HACER!

¿Dificultades?

DIFICULTADES.

Cuando tenemos dificultades Dios nos consuela y cuando otros están pasando por las mismas cosas que Dios nos ayudó a superar, nosotros entonces los podemos consolar a ellos 2 Corintios 1:1-11 con la consolación y la salida que Dios nos dio a nosotros.

Cuando ya estamos abrumados y no sabemos que hacer…es para que confiemos en Dios y no en nosotros mismos. 2 Corintios 1:1-10; Juan 15:1-2.

Debemos “ver” las cosas y pensar siempre “en positivo” sabiendo que Dios y sus promesas nos respaldan. Debemos mirar las cosas desde el punto de vista de la eternidad y no de lo que ven nuestros ojos. (Las cosas que no se ven son eternas)

2 Corintios 4:18.

Sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para nuestro bien aunque no nos damos cuenta en el momento en que las estamos viviendo. Romanos 8:28

Dice Pablo “Todo ha redundado para bien” Filipenses 1:12

Cuando estemos en pruebas debemos pensar así “Esta prueba me va a hacer crecer y es pasajera. 1 Corintios 10:13

Con esta prueba voy a poder demostrar mi amor hacia Dios y mi fe en El.

Job pasó por muchas dificultades (pasajeras) y luego Dios lo bendijo mucho más que antes, pero en medio de las pruebas el dijo “Aunque El (Dios) me matare en El esperaré Job 13:15 y en Job 1:22 dice a pesar de todo Job no pecó ni dijo nada malo contra Dios.

Pablo y Silas cuando fueron llevados a la cárcel injustamente en vez de quejarse alababan a Dios y oraban a El y Dios los liberó de una manera extraordinaria y se convirtió la familia del carcelero en Filipos y esa fue la Iglesia que más le ayudó económicamente en su servicio a Dios. Hechos 16:23-34.

Entonces digamos”Voy a reaccionar ante esta situación con oración y alabanza” y veremos hermosos resultados de parte de Dios.

Voy a decir este contratiempo o este trámite es una oportunidad de Dios para mi bien y es una oportunidad de conocer a alguien para testificarle de Dios.

Todo tiene un propósito de parte de Dios. A el apóstol Pablo se le hundió el barco en que viajaba y fue a dar a una isla, allí una víbora venenosa se le prendió en la mano y como ningún daño padeció los de la isla se quedaron asombrados y el pudo orar por muchos de ellos y se sanaron y se convirtieron y creyeron en Jesús. Eso fortaleció la fe de muchos. Hechos 28:1-10.

El propósito de Dios con Job fue hacerlo más santo, que conociera más de El y probar su fe. Job salió victorioso de ese tiempo de prueba y fue en gran manera prosperado.

Pedro estuvo en una gran prueba cuando negó al Señor 3 veces, Jesús le había dicho que velara y orara para no caer en tentación pero Pedro no lo hizo porque confiaba mucho en si mismo pero Jesús le enseñó (a través de esa dolorosa prueba) a confiar en El y no en si mismo. Esa prueba lo hizo crecer espiritualmente, fue “podado” para que de más fruto Juan 15:1-2 para que ore más y vele en oración, para que no confíe en sus propias fuerzas Lucas 22:61; Juan 21:15; (Pedro salió mejor de la prueba que lo que estaba antes).

Debemos pensar que aunque nuestros cuerpos envejecen el interior no obstante se renueva día a día y estamos cada día más cerca de nuestro hogar celestial. 2 Corintios 4-16. Envejecer para un cristiano es estar cada día más cerca de la gloria eterna en el cielo con nuestro Padre Dios.

Debemos poner toda nuestra confianza y esperanza en Jesús que está con nosotros todos los días hasta el fin del mundo Mateo 28:20 y no en los hombres, la religión, los edificios, las cosas que tenemos, el dinero etc.

Usted puede confesar con sus labios y decir: DIOS GUÍA MI VIDA. Salmo 32:8 dice Dios:” Te enseñaré el camino en que debes andar”.

Y DIOS ES MI PASTOR, NADA ME FALTARÁ. Salmo 23.

Pr Gustavo Isbert

Cómo NO suicidarse…Esta oración puede cambiar la historia de muchos.

Cómo NO suicidarse…Esta oración puede cambiar la historia de muchos.

Oro para que nadie más se suicide en este mundo, lo hacen porque no saben que un Dios de amor está tan cerca de ellos (a la distancia de una oración) proclamemos a los cuatro vientos que hay un Dios de amor que ES REAL Y NO UNA RELIGIÓN y EL cambia situaciones, sana corazones y restaura vida aquí y AHORA. Hagamos GUERRA a todo tipo de desánimo, depresión, y desesperación en las personas diciéndole que hay una SOLUCIÓN que se llama JESUCRISTO y no está en una cruz ahora, sino que está al lado de todos para hacer los cambios que necesita cada uno, si se lo pedimos.
He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
(Mateo 28:20)

Frases de aliento: Recordemos siempre estas cosas.

Frases de aliento: Recordemos siempre estas cosas.
(Romanos 8:28)
Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien…
(Romanos 8:31)
¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
(Romanos 8:33)
¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.
(Romanos 8:37)
Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
(Romanos 8:38)
Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
(Romanos 8:39)
ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
(Mateo 6:8)
vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.
(Mateo 6:6)
Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
Nada toma por sorpresa a Dios
(Mateo 10:29)
“¿No se venden dos pajarillos por una monedita? Sin embargo, ni uno de ellos cae a tierra sin que el Padre de ustedes lo permita.
(Mateo 10:30)
Pues aun vuestros cabellos están todos contados.
(Lucas 12:6)
¿No se venden cinco pajarillos por dos moneditas? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios.
(Lucas 12:7)
Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos.
Recordemos Dios es perfecto en su amor y hace siempre lo que es mejor para nosotros, tal vez no lo entendamos en ese momento pero El trabaja para nuestro supremo bien eterno.
Dios es infinito en sabiduría y sabe lo que es mejor para nosotros y actúa conforme a ello.
Nosotros no vemos las cosas de la perspectiva de Dios pero El sabe todos los detalles y el curso óptimo de cada situación que solo beneficiará a la larga (o a la corta) a sus hijos.
El no pasa por alto ni un solo factor.
Dios está al tanto de todo y de todos los detalles y como es infinitamente sabio no puede equivocarse y como tiene el control de todo, puede permitir (o no) cada cosa según su voluntad perfecta para nosotros.
Debemos confiar en su sabiduría, su amor y en lo que está haciendo o permitiendo que suceda.
El ve el final desde el principio y es un buen final controlado por EL.
En su Omnisciencia, Dios sabe lo que es lo mejor al final.
Debemos confiar en Dios viendo más allá de lo que vemos nosotros y pensar lo que Dios ve.
Debemos confiar que nuestro Dios Omnisciente (y que nos ama más que nadie) tiene nuestro mayor beneficio en mente.
Predicador Gustavo Isbert

Translate »
Click to listen highlighted text!