Click to listen highlighted text!
¿Que dice Dios acerca del matrimonio?

¿Que dice Dios acerca del matrimonio?

MATRIMONIO: Es la unión de un hombre y una mujer delante de Dios y de un ministro religioso quien preside y realiza la ceremonia “declarándolos marido y mujer” para toda su vida (hasta que la muerte los separe) con el fin de formar una familia estable, basada en los principios de Dios, y educar a sus hijos sobre la base de las enseñanzas de Dios, y amarlos, protegerlos y encaminarlos para que ellos a su vez puedan formar un matrimonio similar educando a sus hijos según el ejemplo de sus padres y de las enseñanzas de Dios. Deuteronomio 4:9; 6:6-7; Efesios 5:21-33.

Jesús les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio. (Marcos 10:11-12)

Jesús dijo: desde el principio de la creación, “Dios los hizo hombre y mujer”.
(Marcos 10:6)
Esto explica por qué “un hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa,(Marcos 10:7)
y los dos se convierten en uno solo”. Como ya no son dos sino uno,(Marcos 10:8)
que nadie separe lo que Dios ha unido.(Marcos 10:9)

S. Pablo dijo: No obstante, para los que ya están casados, tengo un mandato que no proviene de mí sino del Señor. La esposa no debe dejar a su marido.
Pero, si lo deja, que no se case de nuevo o bien que se reconcilie con él.
Y el marido no debe dejar a su esposa.
(1 Corintios 7:10-11)

La mujer casada está ligada a su esposo mientras este vive; pero si el esposo muere, ella queda libre para casarse con quien quiera, con tal de que sea un creyente. (1 Corintios 7:39)

A mi me enseñaron bien…(Estoy muy agradecido por ello).

A mi me enseñaron bien…(Estoy muy agradecido por ello).

A MI ME ENSEÑARON BIEN (Estoy agradecido por ello).

(Mateo 19:5) Jesús dijo:

y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.

(Mateo 19:6)

Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

Luego de leer estas escrituras quiero comentarles que yo fui toda mi niñez y juventud a un colegio religioso en Argentina (algo estricto para algunos). Allí me enseñaron sobre el matrimonio que era una vez y (hasta que la muerte los separe) y a pesar de las dificultades, se debía luchar y esforzarse por mantenerlo y salir adelante a pesar de todas las luchas y pruebas de la vida.

Yo tenía 45 compañeros de colegio “algunos muy vagos” y con un carácter difícil y no muchos de ellos le agradaba la religión, pero cuando nos encontramos luego de 25 años festejando ese aniversario, (de los 45), 43 de ellos se habían casado una sola vez y permanecían con SU mujer hasta ese día. Uno había fallecido y solo uno se había divorciado una vez y se sentía desdichado, con remordimiento y no quería ni tocar el tema.

Parece que la enseñanzas de Jesús prevalecieron, porque nos las enseñaron tal cual son, y repito algunos de mis compañeros eran de un carácter bastante difícil, pero en ese punto (divorcio) lo respetaron (no se casaron con “cualquiera” o la primera que encontraron) y supieron con los años serles fieles. Solo uno (YO) había nacido de nuevo (esto lo entienden los evangélicos). Pero la buena enseñanza en ese punto dio sus frutos.

(Marcos 10:7) Jesús dijo:

Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer,

(Marcos 10:8).

y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno.

(Marcos 10:9)

Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

Quiero decirles que me encontré (en el amado país donde vivo) que el divorcio es lo más natural y hay personas divorciadas hasta 3, o más veces y vueltas a casar.

Si Dios te guía y tenés temor de Dios y respetas sus enseñanzas y hacés las cosas luego de orar y consultar a Dios y a buenos consejeros: ¡NO TE PODES EQUIVOCAR TANTO!

Y los ministros religiosos evidentemente son tolerantes en estas cosas y casan de nuevo a cualquiera (En algunos casos).

Estuve en otra ciudad y en una Iglesia gigante con por lo menos 5000 asistentes y uno de los pastores era sudamericano y hablaba español y al hablar al respecto me dijo: que el era el encargado de misiones y no era un pastor principal, pero se quedó asombrado cuando vino (hace poco) a trabajar aquí por esas razones del matrimonio.

Me contó que vio una pareja de ancianos que se besaban y los fue a felicitar por su perseverancia y les preguntó ¿Cuántos años tenían de casados? Y le contestaron DOS, y que cada uno se habían divorciado antes (El hombre 5 veces y la mujer 4) y los habían casado como si la palabra de Dios no existiera. Este hombre se quedo escandalizado y me lo comentó a mí. Y yo también quedé asombrado de la falta de temor de Dios.

Muchas personas (y ministros religiosos) piensan que se van a ir al cielo cuando mueran pero no será así. ¡Cuidado con estos engaños! Algunos se van a llevar “sorpresas eternas”.

Que un ministro de Dios te permita por ejemplo emborracharte o tener relaciones sexuales fuera del matrimonio no significa que Dios lo apruebe (no ponga su esperanza en ministros religiosos que contradicen la palabra de Dios) Probablemente se encuentren ambos en el infierno si usted acepta estos engaños.

La palabra de Dios dice:

(1 Corintios 7:10)

Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido;

(1 Corintios 7:11)

y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.

¿Que hacer entonces?:

Simplemente obedecer a Dios y a lo que está escrito en su palabra.

Orar para que Dios levante ministros religiosos que sean como verdaderos Padres espirituales y maestros de la palabra que enseñen la verdad de Dios sin importarle lo que digan otros o lo que ya hayan permitido otros ministros religiosos.

¿Qué hacer con los que ya se han equivocado o vienen a la iglesia con varios matrimonios?

Orar para que Dios dé sabiduría a los maestros de la religión para tratar cada caso en particular comenzando de a poco a “enderezar su vida” de acuerdo a la palabra de Dios.

Cada caso es diferente y debe ser tratado individualmente con la sabiduría que da Dios.

Pero cada cónyuge o persona debe tener en su corazón (aunque se haya casado 5 veces o más) el ordenar su vida de aquí en más (tal vez de a poco según se den las circunstancias) de acuerdo a la voluntad de Dios.

Debe arrepentirse de los errores pasados, pedir perdón a Dios, y no vivir “como sino hubiera pasado nada”.

Repito, cada caso es diferente y debe se tratado en particular.

Oremos el Señor de la mies que envíe buenos ministros a su mies y los que enseñan cosas contrarias a la palabra de Dios o “las toleren” sean removidos de sus puestos.

(Esdras 7:10) (Un modelo de maestro)

Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos.

(Jeremías 23:22) Se refiere a Ministros religiosos.

Pero si ellos hubieran estado en mi secreto, (orando y buscando la voluntad de Dios) habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus obras.

(Jeremías 23:24) Dios ve todo.

¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?

(Mateo 22:16) (Aún los enemigos de Jesús decían esto de El. EL ES EL MODELO DE UN MAESTRO QUE ENSEÑA LA VERDAD DE DIOS, (Que siempre es lo mejor para nosotros)

(O no vieron los sufrimientos que producen los divorcios en los hijos y en los Padres mismos). ¡Sea menos egoísta y piense en sus hijos, cónyuge y familia y no en irse con otra persona por que es más bonita o por tener pasajeras relaciones sexuales! ¡Piense un poco! ¡Las consecuencias son muy grandes!

(Mateo 22:16)

Enviaron a algunos de sus discípulos, junto con los partidarios de Herodes, a buscarlo. —Maestro —dijeron—, sabemos lo honesto que eres. Enseñas con verdad el camino de Dios. Eres imparcial y no tienes favoritismos.

Los ministros de Dios deben ser como Jesús. Todos tenemos errores pero en nuestro corazón debe estar decidido a hacer siempre la voluntad de Dios.

Por otra parte sepa esto:

(2 Corintios 11:13) Se refiere a “ciertos” “Ministros de Dios”.

Estos individuos son falsos apóstoles. Son obreros engañosos que se disfrazan de apóstoles de Cristo.

(2 Corintios 11:14)

¡Pero no me sorprende para nada! Aun Satanás se disfraza de ángel de luz.

(2 Corintios 11:15)

Así que no es de sorprenderse que los que lo sirven también se disfracen de siervos de la justicia. Al final, recibirán el castigo que sus acciones perversas merecen.

Así deben ser los verdaderos ministros de Dios:

(Malaquías 2:6)

La ley de verdad estuvo en su boca, e iniquidad no fue hallada en sus labios; en paz y en justicia anduvo conmigo, (Con Dios) y a muchos hizo apartar de la iniquidad.

(Malaquías 2:7)

Porque los labios (del sacerdote o Pastor o ministros de Dios) han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la ley; (lo que Dios dice, lo que a Dios le agrada), porque mensajero es de Jehová de los ejércitos.

Para terminar lea y medite en estas palabras de Jesús:

(Juan 14:15) Jesús dijo:

Si me aman, obedezcan mis mandamientos.

Mi esposa Angelita:

Hoy 3 de Abril es el cumpleaños de mi amada esposa Angelita; conocerla y que sea mi  esposa es lo mejor que me pasó en la vida; en el mundo no hubiera encontrado por mi mismo alguien semejante a ella, fue Dios en respuesta a las oraciones de ambos que nos hizo encontrar y unir para servirle. Hemos pasado “todas en esta vida” pero juntos nos apuntalamos uno al otro (ella más a mí, por mis constantes problemas de salud) hemos luchado por la causa de Dios juntos, hemos salvado a muchos, hemos edificado a los que nos rodeaban y dimos TODO por la causa de Dios: dinero, esfuerzo, salud y muchos en el cielo nos lo agradecerán eternamente. Podríamos haber tenido muy lindas casas y otras propiedades pero dimos todo para la iglesia porque es que construyendo la “casa de Dios” somos felices. Quiero agradecer públicamente el sostén que ha sido para mi mi esposa sin la cual no hubiera podido servir a nuestro Dios, ella es UNA GRAN SIERVA DE DIOS, PASTORA EN TODOS LOS SENTIDOS Y MAMÁ ESPIRITUAL DE MUCHOS,  solo Dios y en parte yo sabemos lo que es ella, estoy feliz y agradecido a Dios por haberme dado una de las mejores mujeres de todo el mundo. Seguiremos sirviendo a Dios y a las personas hasta que Dios nos lleve con El. Quiero decirles que SE PUEDE, tener un matrimonio para toda la vida  y además con nuestros amados 5 hijos, servir a Dios, no solo ahora sino para siempre. Repito: ¡Se puede! Cuando todo lo que haces es la voluntad de Dios y la descubres orando y en comunión con El. Recuerdo noches enteras ver A MI ESPOSA orando en el cuarto, caminando e intercediendo por muchos, por mi, por la obra de Dios y por cada uno de ustedes que leen esta publicación. Ella: una servidora incansable, siempre dispuesta a servir y a amar (2 de sus características principales) que seguramente muchos en el cielo se darán realmente cuenta de lo que es esta SIERVA DE DIOS Y DE TODOS. Te amo Ángel como a nadie, gracias por ayudarme tanto y por tu inagotable amor, TU GALARDÓN SERÁ GRANDE EN LOS CIELOS. TU ESPOSO ETERNO: PASTOR: GUSTAVO ISBERT.
No dejo de mencionar a nuestros hijos que lucharon junto a nosotros y son “lo más” para mí: Gustavo, Viviana, Patricia, Adrián, Marina…los amo con amor eterno, gracias por luchar junto a nosotros en la obra de Dios. Los amo a todos por igual. Papá.

Translate »
Click to listen highlighted text!