Click to listen highlighted text!
Profecía:

Profecía:

Jesús te dice: Debes comprender el poder de mi palabra, yo soy fiel a ella y ella se cumplirá. Antes del fin debo revelar mi poder sobre la tierra y muchos harán cosas mayores de la que yo mismo he hecho. Yo permitiré esto porque donde abundará el pecado y el sufrimiento como enfermedades etc, aumentará mi gracia.

Debes pedirme ser lleno de mi amor y compasión para poder amar de verdad a los enfermos y así yo te daré más y más oportunidades de demostrar mi poder que YA tienes en ti.

Yo podría haber demostrado más mi poder el la tierra para que todos me sigan pero quiero que lo hagan por amor a mi y no por temor a mi poder, quiero que me obedezcan porque me aman y no por temor.

Si las personas no están llenas de mi amor, mi poder los llevará al argullo. La meta de tu vida debe ser estar lleno de mi amor, así yo podré utilizar mi poder a través tuyo. Doy el poder para sanar a los enfermos a aquellos que los aman de verdad y quiero que vayan y yo actuaré a través de ellos porque los amo y no quiero que estén enfermos ni sufran. Yo amo a todos y no quiero que estén enfermos, por eso sanaba a tantos cuando estuve en la tierra, pero luego de Pentecostés le he dado el poder de mi Espíritu Santo a mi pueblo para que continúan mi obra de la misma manera, o haciendo cosas mayores que las que yo hice.

Yo superviso la obra, estoy con vosotros y hago milagros a través de ustedes. Ama más y haz más impulsado por mi amor. Actúa, aprende y enseña sobre la sanidad, no importa la oposición de personas, piensa en los que sufre pues a ellos yo te envío. En la medida que creas que mi palabra es fiel, podrás hacer lo imposible, recuerda lo del sicómoro, lo del monte, lo de la higuera.. Yo dije “Y NADA LES SERÁ IMPOSIBLE” ¡A USTEDES! apunta a eso, escala más alto en la fe, actúa conforme a mi palabra y enseña a otros a hacerlo y muchos que hoy sufren serán sanados y liberados.

SE TE HA ENCOMENDADO EL PODER DE MI PALABRA Y EL PODER DE MI ESPÍRITU SANTO.

Pero recuerda también y dilo a mis Pastores ¡EL AMOR NO BUSCA LO SUYO!

CREA EN LOS MILAGROS QUE HACE JESÚS HOY (SOLO EL ES TODOPODEROSO)

CREA EN LOS MILAGROS QUE HACE JESÚS HOY (SOLO EL ES TODOPODEROSO)

CREA EN LOS MILAGROS HOY, porque Jesús vive, el ha resucitado y es igual de bueno y poderoso como siempre ha sido desde antes que fundara de universo y por los siglos de los siglos. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. (Colosenses 1:16)
En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
(Juan 1:1)
Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. (Juan 1:3). USTED CREE QUE EL QUE HIZO EL OÍDO NO LO PUEDE ARREGLAR, O EL QUE HIZO CUALQUIER PARTE DE SU CUERPO NO LA PUEDE SANAR, Y AUNQUE NO HUBIERA UN OJO O UN DIENTE O UNAS TIROIDES EL NO PUEDE CREARLOS DE LA NADA…SI EL HIZO EL UNIVERSO DE LA NADA. ¿Que si querrá hacerlo? Bueno… lea los evangelios el Nuevo Testamento y saque sus propias conclusiones. Recuerde…el único realmente bueno es El y nadie lo ama a usted como Jesús. Solo El es todopoderoso y nadie más.
Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente.
“Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.” (Mateo 8:1-3) LA LEPRA ERA UNA ENFERMEDAD INCURABLE EN ESE TIEMPO….¿TIENE USTED UNA ENFERMEDAD “INCURABLE”? ENTONCES JESÚS PUEDE SANARLA, ESTÁ EN UNA SITUACIÓN IMPOSIBLE…ENTONCES ES FÁCIL PARA JESÚS YA QUE EL SE ESPECIALIZA EN COSAS IMPOSIBLES.
Porque nada hay imposible para Dios. (Lucas 1:37)
….vino CRISTO, EL CUAL ES DIOS sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén. (Romanos 9:5) RECUERDE JESÚS ES DIOS QUE SE HIZO HOMBRE PARA MORIR EN LUGAR DE NOSOTROS LOS HOMBRES, PERO AHORA NO ESTÁ LIMITADO A UN CUERPO O LUGAR, EL ES EL TODOPODEROSO DIOS.
Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. (Apocalipsis 1:8)

Jesucristo hace milagros hoy.

Jesucristo hace milagros hoy.

Yo creo que Jesús hace milagros hoy, porque el resucito y sigue siendo el mismo de siempre, cuando estuvo en la tierra hizo miles de milagros, y sanó a todos los que iban a El. Hoy no está limitado a un cuerpo, no tenemos que ir a Galilea a buscarlo, ni abrirnos paso  entre la multitud para tocarlo, El ESTÁ AL LADO NUESTRO Y NOS COMUNICAMOS POR MEDIO DE LA ORACIÓN, No debemos pedirle “audiencia” y El sabe TODO de nosotros, aún cuántos cabellos tenemos o que es lo que está mal en nosotros. El es TODOPODEROSO y TODO AMOR, y basado en su amor para con nosotros..yo creo que podemos acercarnos a El y esperar respuestas a nuestras oraciones solamente si pensamos en su GRAN AMOR  para con cada uno. El es el que nos ama más que cualquiera de nuestros seres queridos, entonces espero milagros basado en su amor, El está al lado tuyo..entonces… habla y pídele su intervención divina en cualquiera que sea la situación o problema que tengas y verás que casi sin que te des cuenta algo sucede de una manera tan natural e imperceptible (muchas veces) que cambia tu situación,eso sucede por su intervención amorosa y se llama MILAGRO.

¿Cómo tener la seguridad de que el día que mueras… vas a ir al cielo para siempre?  Figura en la Biblia !

¿Cómo tener la seguridad de que el día que mueras… vas a ir al cielo para siempre? Figura en la Biblia !

¿Cómo tener la seguridad de que el día que mueras… vas a ir al cielo para siempre? Figura en la Biblia ! Solo es cuestión de leerlo …

Esto es lo que dice la palabra de Dios:

(2 Corintios 6:2)

Pues Dios dice: «En el momento preciso, te oí. En el día de salvación te ayudé». Efectivamente, el «momento preciso» es ahora. Hoy es el día de tu salvación.

(Romanos 10:9)

Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor (El Rey y decides obedecerle) y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo.

(Romanos 10:12)

La salvación del alma esta disponible para todos.

No hay diferencia entre los judíos y los gentiles en ese sentido. Ambos tienen al mismo Señor, quien da con generosidad a todos los que lo invocan.

(Romanos 10:13)

Pues «todo el que invoque (usted puede ser uno de ellos) el nombre del SEÑOR será salvo».

¿Que es invocar?: es pedir auxilio, es decir al Jesús Señor sálvame, te pido perdón por todos mis pecados y te recibo como salvador, Señor y Rey de mi vida.

(Romanos 3:22) Entonces sucede que:

Dios nos hace justos a sus ojos cuando ponemos nuestra fe en Jesucristo. Y eso es verdad para todo el que cree, sea quien fuere.

(Romanos 3:23)

Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios.

(Romanos 3:24)

Sin embargo, con una bondad que no merecemos, Dios nos declara justos por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados.

(Romanos 3:25)

Pues Dios ofreció a Jesús como el sacrificio por el pecado. Las personas son declaradas justas a los ojos de Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida al derramar su sangre.

(1 Pedro 2:24)

Él mismo (Jesús) cargó nuestros pecados sobre su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos estar muertos al pecado y vivir para lo que es recto. Por sus heridas, son sanados.

(1 Pedro 3:18)

Cristo sufrió por nuestros pecados una sola vez y para siempre. Él nunca pecó, en cambio, murió por los pecadores para llevarlos a salvo con Dios.

(1 Pedro 2:25)

Antes eran como ovejas que andaban descarriadas. Pero ahora han vuelto a su Pastor, al Guardián de sus almas.

¿Quieres invocar el nombre de Jesús para ser salvo?

Entonces, por favor repite esta oración:

Querido Jesús gracias porque moriste por mi en la cruz y llevaste mi culpa de pecado allí muriendo en mi lugar. Invoco ahora tu nombre para ser salvo. Te pido perdón por todos mis pecados y te recibo en mi corazón como mi Señor, mi Salvador y mi Rey. Gracias Jesús porque ahora soy salvo, tengo vida eterna y soy ahora un hijo de Dios.

(1 Juan 3:1)

Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos!

(1 Juan 3:2)

Queridos, ya somos hijos de Dios, pero él todavía no nos ha mostrado lo que seremos cuando Cristo venga. Pero sí sabemos que seremos como él, (como Jesús) porque lo veremos tal como él es.

(Efesios 2:8)

Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios.

Dios te bendiga mucho: Predicador Gustavo Isbert.

26 cosas importantes sobre las la salud de su alma

En este artículo prensentamos en primer lugar 4 cosas importantes y luego 26 cosas importantes sobre las la salud de su alma que puestas en práctica bendecir{an su vida y la de aquellos que los rodean.

 

Procure escuchar las buenas noticias del Evangelio para la salvación de su alma.
Hechos 8:30-31; 20:24; 16:14. (La Biblia).

 

Principalmente, necesita hacer esto:

1. TENER UN ARREPENTIMIENTO TOTAL Y UN CAMBIO DE ACTITUD HACIA EL PECADO. Hechos 3:19; 20:21

2. TENER FE EN JESUCRISTO Y SABER EL VALOR DE SU OBRA EXPIATORIA HECHA A FAVOR DE USTED EN LA CRUZ: (Allí llevó los pecados suyos y pago la deuda que usted tenía con Dios). Hechos 15:9; 1 Pedro 2:2

3. RECIBIR A JESÚS EN SU CORAZÓN, COMO SU SALVADOR Y COMO SU REY. Juan 1:12; Apocalipsis 3:20;

Al hacer esto pidiéndoselo a Jesús usted nacerá de nuevo (del Espíritu Santo) Juan 3:1-17.

4. Y ENTONCES SERÁ SALVO: 1 Juan 3:12; 5:11-13. (Tendrá vida eterna permanente en él). 1 Juan 3:15.

 

B) LUEGO:

  1. Comportarse de una manera que demuestre que se ha arrepentido. Hechos 26:20
  2. Ser lleno del Espíritu Santo. Efesios 5:18, o Bautizados en el Espíritu Santo. Hechos 1:5, 8; 2:24; 9:17; 19:5.
  3. Predique (cuéntele a otros lo que hizo Cristo en usted)
  4. Cuente  a otros su testimonio de salvación. Marcos 5:19-20.
  5. Evangelice. Marcos 16:15-16.
  6. Sea un ganador de almas “un pescador de hombres”. Proverbios 11:30; Mateo 4:19. Mateo 4:19; hechos 16:9-10; 20:20; 5:42; 2 Timoteo 4:2,5; Marcos 16:15-16; marcos 1:14-15.
  7. Hable del Reino de Dios; de eso predicaban Cristo y los primeros cristianos (eso produce unidad). Marcos 1:14-15;
  8. Llámelos al Reino de Dios y no a una determinada religión cristiana.Hechos 28:31, 23; 1:3; 8:12.
  9. Hable del cielo, de la nueva tierra que va a hacer Dios. 2 Pedro 7:14; Apocalipsis 21:1.
  10. Hable del pronto regreso de Cristo a buscar a los que son suyos (no queda mucho tiempo). La última de las señales que falta cumplirse es la evangelización mundial. Mateo 24:14; Apocalipsis 22:12; 1 Tesalonicenses 4:16-17.
  11. Háblele a la gente de la resurrección de justos como de injustos y que todos compareceremos ante el tribunal de Cristo, unos para tener vida eterna y otros para sufrimiento eterno. Hechos 24:15; Mateo 25:34, 41; Mateo 25:46;Romanos 14:10; 2 Corintios 5:10; 1 Timoteo 5:24; Hebreos 9:27.
  12. Predique sobre el perdón de Dios y el deber de perdonar a los demás. Efesios 4:32; Colosenses 3:13; 2:13; Mateo 6 14.15.
  13. Edifique su Iglesia, y a la iglesia de su ciudad (“vea” la Iglesia de su ciudad compuesta por todas las congregaciones) 1 Timoteo 3:15; Hechos 20:17.
  14. Ore mucho por avivamiento espiritual, la salvación de las almas, por la sanidad física y síquica por parte de Dios (Sanidad Divina). Hechos 1:14; 4:29-31; 1 Timoteo 2:1-4; Hechos 12:5.
  15. Predique Sanidad, El Bautismo en el Espíritu Santo, el pronto regreso de Cristo, la santificación, el estar preparados para cuando Cristo venga, y ser luz donde esté cada uno. Mateo 5:16.
  16. Cada cristiano es un misionero en su lugar (entorno), familia, trabajo, etc.
  17. Ore por cada “no cristiano” que Dios ponga a su alcance.
  18. Discipule, enseñe y guíe a que cada uno sirva a Dios según su llamado personal que ha recibido de Dios. Muéstreles el lugar de servicio y radio de acción según sus dones o capacidades que tengan las personas nuevas. 2 Timoteo 2:2; Mateo 28:19; 1 Pedro 4:10-11.
  19. Ocupe su lugar en la batalla final (en este período de evangelización mundial) según sea guiado por los líderes de su Iglesia. Hechos 22:10.
  20. Brille en el sitio donde Dios lo puso. Hechos 6:8; Mateo 5:16.
  21. Viva una vida cristiana sencilla. Hechos 2:42; 46-47.
  22. Sea bueno y honesto. Hechos 11:24; 2 Timoteo 2:5
  23. Congréguese en su iglesia, en su grupo pequeño o reunión casera y tenga amistad con los demás cristianos.
  24. Obedezca a sus Pastores. Hebreos 13:17
  25. Y de hacer bien y de la ayuda mutua no se olviden porque de eso se agrada Dios. Hebreos 13:16.

  26. Pida la gracia y el favor de Dios para poder cumplir todas estas cosas de la mejor manera posible.

 

Dios le bendiga mucho: Pr Gustavo Isbert.

33 VERSICULOS 100% Bíblicos de PODER, SANIDAD Y MILAGROS.

33 VERSICULOS 100% Bíblicos de PODER, SANIDAD Y MILAGROS.

Versículos de Poder, Sanidad y Milagros.

(Hechos 1:8)

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

(Hechos 2:4) Lo recibieron. Y nosotros también si tuvimos la misma experiencia.

Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

(Mateo 22:29)

Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios.

(Lucas 9:1)

Habiendo reunido a sus… discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades.

(Hechos 9:34)

Y le dijo Pedro: Eneas, Jesucristo te sana; levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó.

(Hechos 3:6)

Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.

(Marcos 16:17)

Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

(Marcos 16:18)

tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

(Marcos 16:20)

Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.

(Hechos 19:11)

Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo,

(Romanos 15:18)

Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,

(Romanos 15:19)

con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.

(Romanos 15:20)

Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio.

(Hechos 14:9)

Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado,

(Hechos 14:10)

dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo.

(Lucas 9:2)

Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos.

(Lucas 10:19)

He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

(Hechos 16:18)

Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.

(Mateo 17:20)

Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.

(Lucas 17:6)

Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería.

(Hechos 8:5)

Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo.

(Hechos 8:6)

Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía.

(Hechos 8:7)

Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados;

(Hechos 8:8)

así que había gran gozo en aquella ciudad.

(Hechos 19:6)

Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.

(Hechos 28:5)

Pero él, sacudiendo la víbora en el fuego, ningún daño padeció.

(Hechos 28:8)

Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó.

(Hechos 28:9)

Hecho esto, también los otros que en la isla tenían enfermedades, venían, y eran sanados;

(Santiago 5:14)

Si alguno está enfermo, que llame a los ancianos de la iglesia, para que oren por él y en el nombre del Señor lo unjan con aceite.

(Santiago 5:15)

Y cuando oren con fe, el enfermo sanará, y el Señor lo levantará.

(Santiago 5:16)

Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros para ser sanados. La oración fervorosa del justo tiene mucho poder.

(Santiago 5:17)

El profeta Elías era un hombre como nosotros, y cuando oró con fervor pidiendo que no lloviera, dejó de llover sobre la tierra durante tres años y medio.

(Hechos 14:3)

Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios.

Translate »
Click to listen highlighted text!