Debes vivir sinceramente y caminar en verdad para con Dios, tratando de morir a tus propios deseos y buscar los de El.

Hay semillas eternas que son plantadas (cada vez que predicas o haces algún bien) en los corazones de las personas.

Los resultados y sus frutos solo podrás verlos claramente cuando estés con Dios en el cielo.

Enfócate en lo eterno, de que le vale a una persona llegar a ser dueña del mundo entero si al morir va al infierno para siempre.

¿Cuantos años te quedan de vida? Solo Dios lo sabe, hoy mismo podrías pasar a la eternidad, recuerda entonces que tienes una sola vida y este es tu momento, dedica tu vida a hacer el bien y servir a Dios porque eso solo es lo que te llevarás en el momento de tu muerte.

Nunca debes compararte con los demás, sigue avanzando en lo que Dios tiene para ti y hazlo de todo corazón.

Nunca te lamentes por ser como sos. Dios te hizo y nunca se equivoca. Haz lo mejor con lo que Dios te ha dado.

Lee el Salmo 139

No te desesperes NUNCA, no te deprimas, ni te venza la depresión. Dios siempre tiene la solución para todo, después de la tormenta sale el sol.

La depresión viene de ver las cosas desde nuestro punto de vista y no del de Dios.

El dice que tiene un plan perfecto para tu vida, que al que ama Dios lo disciplina y que TODAS las cosas te ayudan a bien.

Oro por ti para que ningún engaño de estos esté en tu vida.

Solo espera en el Todopoderoso Dios que te ama con amor eterno, y está activo y participa en tu vida. No sos poca cosa para el Rey y creador del Universo: Dios.

Nunca estás en una situación sin solución. ESPERA SIEMPRE UN MILAGRO DE DIOS, lo que es imposible para los hombres es posible para Dios.

Te cuento un testimonio personal: Cuando yo era joven, en mi casa trabajaba como ama de llaves una mujer llamada Cecilia (ya muy anciana). Yo la quería más que a nadie, pero ella tenía tantas várices en sus piernas que casi no podía caminar del dolor, sus piernas eran solo nudos violetas y el dolor era muy grande.

También se había caído y roto el cuello por lo cual todas las mañanas debíamos ponerle uno ortopédico para que pueda levantar la cabeza.

Yo le pregunté a Dios por que estaba así, siendo tan buena (me parecía una gran injusticia) y sentí la voz de Dios en mi mente que me decía ¡PORQUE NO ME PEDISTE QUE LA SANE! Entonces pensé ¡eso es verdad! Y me tomé unos días para orar y me vino una fe sobrenatural para decirle un viernes a Cecilia que el martes Dios la iba a sanar al orar por ella. El martes la llamé al living de mi casa y oré por ella y le pedí al Señor que la sane del cuello y me olvidé lo de las piernas. Aparentemente todo seguía igual en ella hasta la noche, pero al día siguiente a la mañana ella vino a mi cuarto con un plumero limpiando el techo y sin el cuello ortopédico y me dijo con todo temor. “Gustavo me parece que Dios me sanó” ya que podía mover el cuello sin problemas y al mirar sus piernas las tenía sanas totalmente como la de una persona joven. DIOS HIZO UN MILAGRO EN RESPUESTA A LA ORACIÓN, aunque yo me olvidé de pedirle por las piernas. EL SABE TODO.

Eso me animó para orar por otras personas y en las iglesias oramos a veces por cientos de personas y en el lugar que voy, ya sea en un negocio o en otro lugar cuando alguien pide oración oro por esa persona y dejo los resultados a Dios.

Usted puede ser como Cecilia. SIEMPRE ESPERE UN MILAGRO DE PARTE DE DIOS porque El da buenas cosas a los que se LO PIDEN.

Quiero decirle que Dios escucha a todos, pero aprendí que debemos pedirle y que los milagros existen hoy. Para los que predicamos la palabra de Dios lo milagroso es algo que sucede a diario. Se que no hay nada que Dios no pueda hacer.

(Mateo 7:7)

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

(Mateo 7:11)

Pues si ustedes saben dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

Predicador Gustavo Isbert.

www.elcieloesunlugar.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »