EL QUE ES LLAMADO POR DIOS….

Quiero comentarles a los hombres y mujeres de Dios que están dedicados a su obra que no se desanimen ni se tengan en poco aunque las personas no los reconozcan.

Una vez hace mucho tiempo cuando yo decidí dedicarme a Dios tuve algunas luchas en ese sentido.

Les comento que en mi casa se hizo una fiesta con los compañeros de mi hermano que se recibían de ingenieros y yo me sentí un poco frustrado al ver lo realizados que se veían y contaban sus proyectos y sus planes para el futuro, y yo había dejado todo por servir a Dios.

Particularmente había uno de los ingenieros que me decía que no iba a llegar a nada leyendo la Biblia y sirviendo a Dios y se burlaba de mí, siendo el una persona que iba a la iglesia siempre, pero no entendía el valor de servir a Dios.

Me fui a mi pieza un poco triste y prendí el televisor y justo había un predicador hablándoles a misioneros que iban a Australia y les decía esto:

“No dudo que ustedes triunfarían en otras profesiones y podría ocuparse en otras cosas pero Dios los ha llamado con el llamamiento más grande que un hombre puede tener no solo en esta tierra sino por toda la eternidad”, y luego los felicitó y oró por ellos.

Yo tomé esto como si Dios directamente me hablara a mí y nunca más dudé ni menosprecié mi llamamiento celestial.

Para terminar quiero decirles que ese ingeniero recién recibido que se burlaba de mí al poco tiempo se estrelló con su auto y murió y sus planes nunca se cumplieron y yo hace 40 años que estoy sirviendo a Dios con mi familia y NUNCA me faltó nada.

ES UNA HONRA SERVIR A DIOS Y SER LLAMADO POR EL

(Hebreos 5:4)

Y nadie toma para sí esta honra, sino el que es llamado por Dios, como lo fue Aarón.

DEBEMOS CUMPLIR EL LLAMADO A PESAR QUE A NADIE LE INTERESE, NI LO VALORE.

(2 Timoteo 4:5)

Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

ESTAMOS DEDICADOS A LAS COSAS MAS SANTAS.

(1 Crónicas 23:13)

Los hijos de Amram: Aarón y Moisés. Y Aarón fue apartado para ser dedicado a las cosas más santas, él y sus hijos para siempre, para que quemasen incienso delante de Jehová, y le ministrasen y bendijesen en su nombre, para siempre.

DIOS MISMO ES NUESTRA HERENCIA. ¿Le parece poco?

(Números 18:20)

Y Jehová dijo a Aarón: De la tierra de ellos no tendrás heredad, ni entre ellos tendrás parte. Yo soy tu parte y tu heredad en medio de los hijos de Israel.

ESTAMOS APARTADOS PARA EL EVANGELIO DE DIOS.

(Romanos 1:1)

Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,

RECIBIMOS GRACIA DE DIOS PARA CUMPLIR CON NUESTRA LABOR.

(Romanos 1:5)

y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre;

DEBEMOS ESTAR ENFOCADOS CUMPLIENDO EL MINISTERIO QUE RECIBIMOS DEL SEÑOR

(Hechos 20:24)

Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

FUIMOS ELEGIDOS POR DIOS, HECHOS POR EL Y NACIMOS PARA SERVIRLE.

(Aunque muchas veces es muy difícil como lo fue para Jeremías).

(Jeremías 1:4)

Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo:

(Jeremías 1:5)

Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.

EL MISMO ESPIRITU SANTO NOS PUSO COMO PASTORES.

(Hechos 20:28)

Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

EL LLAMADO NO ES PORQUE SE NOS OCURRIÓ A NOSOTROS, SINO QUE FUE IDEA DE DIOS MISMO.

(Gálatas 1:15)

Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia,

POR LA GRACIA DE DIOS TRABJAREMOS PARA EL Y VENCEREMOS.

(1 Corintios 15:10)

Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo.

PARA DIOS LOS UQE LE SIRBEN BIEN SON DIGNOS DE DOBLE HONOR (aunque para la gente no seamos nada)

(1 Timoteo 5:17)

Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.

SERVIR A DIOS ES UN TRABAJO Y ES EL MÁS IMPORTANTE A LA LUZ DE LA ETERNIDAD.

Ej. Cuando comencé mi primer pastorado aún las personas de mi Iglesia pensaban que yo “no hacía nada” y buscaban que haga otra cosa incluso recuerdo que querIan que sea fotógrafo. Pero ellos se salvaron, sanaron etc., por mi pastorado y matrimonios y vidas fueron salvadas por mi predicación y la de mi familia. (Creo que hasta hoy no valoran demasiado eso pero el día que mueran se van a dar cuenta de todo).

Ej. Mi primer pastor pensaba que yo iba a ser Administrador de empresas y le iba a ayudar a el mucho, pero cuando le dije que iba a ir al seminario para ser pastor la esposa me dijo

“que desperdicio”. A veces ni los que sirven a Dios valoran ese servicio. Yo creo que hay miles de administradores de empresas e ingenieros que trabajan para si mismos y pocos son los que se dedican a trabajar para Dios y para salvar las almas (entre miles de bienes que hacen) y tienen “las agallas” para hacerlo.

HAY DIFERENTES MANERAS DE SERVIR A DIOS Y LA GENTE NUNCA SE DA CUENTA NI VALORA ESO. (Por ejemplo Ana que servía a Dios con ayunos y oraciones)

Ana fue una de las dos personas que reconocieron al bebé Jesús como el Mesías enviado por Dios y los ministros religiosos y las otras personas ni se enteraron.

(Lucas 2:37)

y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones.

PEDRO Y LOS VERDADEROS SIERVOS DE DIOS SE ENFOCABAN SOLO EN ORAR Y PREDICAR Y DEJABAN LAS OTRAS TAREAS PARA OTROS.

(Hechos 6:4)

Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.

Cuando usted es un siervo de Dios o una esposa de un Pastor o que está sirviendo a Dios y se sienta que no es “nadie”, lea de nuevo este escrito.

Dios me dijo hoy que lo escriba para aquellos que a veces dudan de la importancia de su llamado y tal vez estén pensando en hacer otras cosas.

Les aseguro que como a mí en 40 años de servir a Dios nunca le faltará NADA.

(Lucas 22:35)

Y a ellos dijo: Cuando os envié sin bolsa, sin alforja, y sin calzado, ¿os faltó algo? Ellos dijeron: Nada.

(Hebreos 13:5)

…contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;

(Hebreos 13:6)

de manera que podemos decir confiadamente:

El Señor es mi ayudador; no temeré

Lo que me pueda hacer el hombre.

(Hebreos 13:7)

Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.

(Josué 1:5)

Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

(Josué 1:9)

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Dios le bendiga mucho y siga trabajando en el supremo llamamiento de este mundo que es servir a Dios y a las personas.

(Filipenses 3:14)

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Predicador Gustavo Isbert www.elcieloesunlugar.com

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »