Su velocidad de Internet no permitió la carga del sitio. Presione F5 Para actualizar la Página o el botón actualizar de su navegador
  Click to listen highlighted text!

Esta es una advertencia de parte de Dios.

Esta es una advertencia de parte de Dios.

Dios dice en su palabra:

(Deuteronomio 22:5)

No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace.

(Levítico 18:22)

No te echarás con varón como con mujer; es abominación.

(Levítico 20:13)

Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre. (Dios dice que es un pecado mortal).

(1 Corintios 6:9)

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,

(1 Corintios 6:10)

ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

(Apocalipsis 21:8)

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

(Apocalipsis 22:15)

Mas los perros estarán fuera, (del cielo) y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira.

(Hechos 17:30)

Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

(Hechos 3:19)

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,

(Juan 5:14)

Jesús le dijo a un hombre que había sanado: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor.

(Juan 8:4)

le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.

(Juan 8:5)

Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices?

(Juan 8:11)

Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.

(Apocalipsis 22:7)

¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.

(Apocalipsis 22:12)

He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Tu valoración

Comments

comments

Si lo desea puede dejar un Comentario:

    Twitter not configured.
Translate »
Click to listen highlighted text!