Es tiempo de hacer guerra espiritual y atar y despojar a las fuerzas de las tinieblas para desalojarlas de las personas y lugares que se fueron introduciendo de a poco.

Como el conformismo, el temor, el temor a involucrarse en la obra del Señor, el ser tibio, el temor a ser llenos del Espíritu santo, la ignorancia del gozo que produce el servir a Dios, el deseo de reconocimiento humano, el deseo de “puestos” en la Iglesia, el pensar solo en el dinero y estar enredados en “las muchas cosas”, el pensar solo “en sus labranzas y negocios, el amor al mundo, la auto conmiseración, el pensar que a uno siempre lo deben ayudar, en ves de pensar de ser uno el ayudador, cambiar la mentalidad de derrota, y de pobreza, y de egoísmo, el decidirse a dar a Dios lo que es de Dios. El vivir enfocados en “los negocios” del Padre.

Debemos orar para que todos sean Bautizados en el Espíritu Santo, explicarlo y explicar sus ventajas y beneficios, así querrán recibirlo, porque debemos hacer la obra de Dios con poder sobrenatural.

Debemos orar más corporativamente e individualmente y ayunar por la salvación de las almas, por la gran cosecha mundial, por obreros para la mies (aún entre mujeres y niños). Por tener la sabiduría de prepáralos en un discipulado corto y preciso, dándoles las mejores armas para la batalla final.

Debemos orar para que el Señor haga milagros, prodigios y señales para que el mundo vea que Cristo vive hoy.

Debemos orar para que los mismos cristianos sean libres de los múltiples engaños que el diablo a puesto en sus mentes (querer que el arrebatamiento llegue ahora para no trabajar para Dios, no comprometerse, falsas doctrinas, ignorancia de las escrituras y del poder de Dios etc., etc.)

Debemos predicar “todo el consejo de Dios” de una manera directa y contundente (pero llena de amor y comprensión) por aquellos que no saben de las cosas de Dios.

Debemos transformar a los pecadores y al los cristianos tibios en guerrero esforzados como Josué y Caleb.

Es un tiempo de formar un gran ejercito de Dios y de enrolarse en el.

Es un tiempo de esforzarse y de AYUNAR Y ORAR.

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »