Pienso que si cada Cristiano entendiera que es un misionero en su entorno, que la gran comisión de Mateo 28:18-20 es para él (y es una orden) y si fueran Bautizados en el Espíritu Santo (y es una orden de Dios, que sean llenos del Espíritu) y entendieran la autoridad y el tremendo poder que ya tienen y dejaran que Jesucristo (que vive en cada uno) se exprese a través de ellos, y ¡Actuarían en su nombre! Ganaríamos a miles de millones de personas del mundo para Cristo en poco tiempo.
Pienso también que muchos están engañados al respecto, no les interesa el tema, están llenos de temores y de egoísmos, poniendo en primer lugar "sus labranzas y negocios" que la obra de Dios.
La obra de Dios no debe ser una "carga", sino algo que se hace espontáneamente impulsados por el amor de Dios y la guía del Espíritu Santo. Evangelizar no es un pedido del pastor o un programa de la Iglesia, sino algo que fluye espontáneamente de la vida de Dios que reside en cada cristiano.
No hay nada que haga más feliz a Dios y a nosotros cuando llevamos el Reino de Dios a las personas, con su salvación, señales y milagros.
Participe de esta obra eterna y sobrenatural que es lo único que quedará para siempre, pídale a Dios que le saque toda venda de sus ojos al respecto y sea un verdadero "héroe" eterno de la fe por los siglos de los siglos.

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »