Hemos visto en la lección anterior que, por la fe puesta en Cristo, Dios te ha dado una nueva vida. Te ha dado un nuevo nacimiento, y en Cristo ya eres "nueva criatura", tal como lo revela el apóstol Pablo en 2 Corintios 5:17.
En esta lección veremos otro aspecto muy importante de la obra de Dios a tu favor por medio del Señor Jesucristo. Para que tu nueva vida se desarrolle, y pueda establecerse una relación de amor y comunión espiritual con Él sin barreras, es necesario que no tengas dudas respecto a tu aceptación por parte de Dios.

Dios hace esto precisamente en lo que la Biblia llama JUSTIFICACIÓN. En el nuevo nacimiento recibiste UNA NUEVA VIDA Y NATURALEZA; en la justificación recibes UNA NUEVA POSICIÓN delante de Dios.
Podemos ilustrar la diferencia entre el nuevo nacimiento y la justificación, con lo que sucede con un recluso de una cárcel que sale al cumplir su condena. Una cosa es salir a la libertad al cruzar las rejas de la cárcel, lo que equivale al nuevo nacimiento, y otra cosa es que la sociedad acepte de nuevo a ese ex recluso, olvidándose de sus delitos pasados, por los cuales ya cumplió una condena, lo trate como a una persona justa, y que él mismo se sienta una persona justa. Esto equivale a la justificación.
Por lo general el mundo nunca perdona a un ex recluso, y éste siente por el resto de su vida la humillación de su culpa pasada. No sucede así con Dios, quien hace una obra completa dándonos libertad de la condenación y la vida eterna como hijos suyos, pero también solucionando el problema de nuestra culpa y aceptación por parte suya por medio de la justificación.

Pregunta 1. ¿Qué es necesario que suceda para que pueda establecerse una relación de amor y comunión espiritual con Dios sin barreras?
O a.Que logre esforzarme y deje de pecar por completo.
O b. Que Dios se manifieste a ti a través de sensaciones físicas.
O c. Que no tengas dudas respecto a tu aceptación por parte de Dios.

Pregunta 2. Según lo leído: ¿Cómo completarías esta oración?
En el nuevo nacimiento recibiste UNA NUEVA ______ Y _______________; en la justificación recibes UNA NUEVA ____________delante de Dios. 

A. ¿QUÉ ES LA JUSTIFICACIÓN?
JUSTIFICACIÓN es un acto judicial de Dios, por el que declara que el pecador está ya libre de condenación, y le restaura al favor divino al confiar en Cristo y en sus méritos para obtener la salvación.
Los términos justificar y justificación en la Biblia, tienen una connotación jurídica, mostrándonos que tiene que ver con la posición legal del cristiano delante de Dios; es decir, con su situación ante la ley moral de Dios. Dicha ley surge de la misma naturaleza santa de Dios, y nos obliga porque somos creados por El, y por lo tanto somos sus criaturas, que debemos vivir en armonía con El.

Pregunta 3. Según lo leído: ¿Cómo completarías esta oración?
Los términos j___________ y  j_______________  en la Biblia, tienen una connotación jurídica, mostrándonos que tiene que ver con la  p___________   l______ del cristiano delante de Dios


B. NECESIDAD DE LA JUSTIFICACIÓN

Tu posición (sin Cristo) delante de Dios era la de un reo condenado a muerte por haber transgredido la ley de Dios. Por medio de la justificación, Dios te da UNA NUEVA POSICIÓN: la de absuelto, libre de condenación, porque Cristo, siendo justo y sin mancha, pagó por ti muriendo en tu lugar en la cruz del Calvario. Sin esto sería imposible que pudieras tener paz en tu corazón y comunión con Dios.
Descubre por ti mismo cuál es la condición del hombre sin Cristo, según la Palabra de Dios:

pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. Isaías 59:2
El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Juan 3:36
por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, Romanos 3:23
Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Romanos 5:12
Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 6:23

La Palabra de Dios es enfática al afirmar que la condición del hombre sin Cristo es sin esperanza, sin capacidad para vivir una vida justa conforme a las normas santas de Dios, y por lo tanto está caminando a una condenación eterna. Sólo acogiéndose a la obra de Cristo cambia esta condición del hombre delante de Dios.

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. Hechos 4:12
Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6

Pregunta 4. ¿Cuál es la condición del hombre que NO tiene a Cristo según lo que afirma la palabra de Dios?
O
a. Se encuentra en espera de ir a un lugar de purificación.
O b. No tiene esperanza
O c. está Justificada y perdonada porque es buena persona.

C. BASES PARA TU JUSTIFICACIÓN

ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado. Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, Romanos 3:20-24
el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación. Romanos 4:25
Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos del castigo final. Romanos 5:9

1. Se basa en la obra de Cristo (Romanos 3:20-24; 4:25; 5:9)
Es el tema principal en la carta a los Romanos. Dios, conocía nuestra impotencia para pagar la deuda por nuestro pecado, y para superar las limitaciones de nuestra naturaleza pecaminosa, envió a Cristo para que él pagase esa deuda en nuestro lugar. Basándose en esta obra de Cristo eres declarado y reconocido como justo, puesto que él ya pagó por ti con el sacrificio de su vida inmaculada.

2. Se hace bajo la condición de la fe (Romanos 4:3; 5:1-2; Efesios 2:8)

Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. Romanos 4:3
Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Romanos 5:1-2
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; Efesios 2:8

Se hace énfasis en este principio en todo el Nuevo Testamento y armoniza con las enseñanzas del Antiguo. La justificación nunca se logra mediante obras meritorias ni por el cumplimiento de leyes (Religiosas o civiles). La fe es el principio universal de la vida cristiana y de nuestras relaciones con Dios. La fe es la unión viva con Cristo, y en esa unión Dios pone a nuestra cuenta la justicia de Cristo.
La justificación es completamente gratuita. No depende de ningún mérito nuestro, porque todo lo que hacemos no tiene valor para pagar nuestra deuda con Dios. La obra de Cristo sí es más que suficiente para ello.
Por eso los creyentes pueden vivir en "plena certidumbre de fe" (Hebreos 10:22), y "manteniendo sin fluctuar la profesión de nuestra esperanza" (Hebreos 10:23), sabiendo que son "irrevocables los dones y el llamamiento de Dios" (Romanos 11:29).

Lee los siguientes versículos y anota la forma en que Dios te justifica:

por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús. Romanos 3:23-26
No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo. De manera que la ley ha sido nuestro instructor, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. Pero venida la fe, ya no estamos bajo instructor. Gálatas 3:21,24-25
nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, Tito 3:5

Pregunta 5. Según los versículos leídos anteriormente ¿Cuál es el propósito de la ley de Dios (los mandamientos)?
O
a. Establecer una norma moral para lograr ser mejores personas.
O b. Ayudarnos como un instructor para hacernos entender que necesitamos a Cristo.
O c. Hacerle sentir condenación en todos los puntos que usted no la cumple.

Pregunta 6. Según los versículos que acabas de leer: ¿Cómo completarías este versículo?
…nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su m____________, por el lavamiento de la r_____________ y por la r_________ en el Espíritu Santo. Tito 3:5.

D. RESULTADOS DE LA JUSTIFICACIÓN
La justificación te ha dado UNA NUEVA POSICIÓN que nunca se alterará. El acto justificador de Dios no necesita repetirse, y las bendiciones son permanentes.
Descubre por ti mismo los resultados de la justificación que Cristo logró para ti en la cruz del Calvario:

Sabed, pues, esto, varones hermanos: que por medio de él se os anuncia perdón de pecados, y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree. Hechos 13:38-39
Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; Romanos 5:1
(Romanos 5:10)

Pregunta 7: A quién se refiere Hechos 13:38-39 cuando dice “en él es justificado todo aquel que cree”.
O
a. Está hablando del Espíritu Santo.
O b. Está hablando de el apóstol Pablo.
O c. Está hablando de Jesús.

Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación. Romanos 5:10-11

en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, Efesios 1:7
Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
Romanos 6:23

Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. Romanos 6:22

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación
. 2 Corintios 5:17-19

Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado. Hebreos 10:17-18

porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Hebreos 10:14

En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. Hebreos 10:10

pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios,
Hebreos 10:12

Pregunta 8. Según las anteriores 3 citas Bíblicas (Hebreos 10:10, Hebreos 10:14 y Hebreos 10:12) ¿Cuántos sacrificios son suficientes para poder ir al cielo perfectos y santificados?
O
a. Un sacrificio por semana los días Domingo, hasta el día que muera.
O b. Cuanto más sacrificios haga mejor estaré: tantos sacrificios como sea posible.
O c. Un solo sacrificio, una sola vez y eso es suficiente. Ya está hecho por Cristo.

En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia. Isaías 61:10

Isaías 61:10 nos da un hermoso cuadro de la obra salvadora de Dios y de la justificación como gracia divina. Nota que es Dios quien nos rodea" con manto de justicia", que no es otra cosa sino la justicia de Cristo cubriendo nuestros harapos de miseria y de pecado. Ahora Dios ve ese manto de la justicia perfecta e inmaculada de su Hijo en lugar de nuestro pecado.
Además, el "manto de justicia" que te cubre te permite vivir con la actitud positiva de justicia, amando la justicia y rechazando el pecado. La justicia de Cristo llega a ser una fuerza dinámica en tu vida.

Un hombre que vivió muy cerca de Dios, escribe un diálogo muy inspirador, y absolutamente bíblico, en un folleto para consuelo de los moribundos:

– ¿Crees que el Señor Jesús murió por ti?
– Sí, lo creo.
– ¿Le agradeces por su pasión y muerte?
– Sí, le doy gracias.
– ¿Crees que no puedes ser salvo excepto por su muerte?
– sí, lo creo.
– Entonces, ven a Jesús mientras haya vida en ti. Pon solamente toda tu confianza. en su muerte en tu lugar, pagando tu deuda con Dios y el castigo por tus pecados . Confía absolutamente en su muerte por ti, pídele perdón por todos tus pecados, entrégale tu vida a El y dile que lo recibes en tu corazón como tu salvador y Rey.

Memoriza los siguientes versículos

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús. Romanos 3:23-24

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.
Romanos 5:1
pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, Hebreos 10:12

el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, Hebreos 1:3

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. Hebreos 4:16

Pregunta 9. Según Hebreos 4:16 ¿Qué actitud debemos tomar si nos encontramos tentados o bien si le hemos fallado a Dios?
O a. Acercarnos a Él con confianza.
O b. Alejarnos de Él.
O c. Olvidar todo y volver a la anterior vida. 

Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro. Lucas 18:13-14

Pero Dios prueba que nos ama, en que, cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. Y ahora, después que Dios nos ha hecho justos mediante la muerte de Cristo, con mayor razón seremos salvados del castigo final por medio de él. Porque si Dios, cuando todavía éramos sus enemigos, nos reconcilió consigo mismo mediante la muerte de su Hijo, con mayor razón seremos salvados por su vida, ahora que y a estamos reconciliados con él. Romanos 5:8-10

Ejercicio 10. Lea Romanos 5:8-10 nuevamente.
Tómese 3 minutos. Cierre sus ojos y recuerde brevemente su vida anterior.
Piense que en esa condición Cristo lo amó y lo rescató.
Dé gracias a Jesús y a Dios padre por haberlo perdonado y Justificado.

 

 

RESPUESTAS para verificación:
1.c; 2. Vida, Naturaleza, Posición; 3. Justificar, justificación, posición, legal; 4. a; 5.b 6. Misericordia, regeneración, renovación; 7.c; 8.c; 9. a;

¿Que desea hacer ahora?

Ir a la lección Nº 13 – Un nuevo Dios: El verdadero Dios. >>

Ir arriba al principio de esta lección

Ir al índice de las 100 lecciones

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 1 Average: 5]
Translate »