Click to listen highlighted text!

Los siervos de Dios:

Los siervos de Dios vivimos en su presencia y tenemos algo más que palabras humanas para dar y decir, tenemos algo más que reglas de ética que recomendar, Cristo mismo vive en nosotros y somos un templo santo de Dios. Esto es algo Sobrenatural, tenemos para ofrecer la misma vida de Cristo que está en nosotros a otras personas que tengan sed de Dios. En nosotros "Hay algo sobrenatural" en todos los aspectos, no pertenecemos al reino de este mundo, sino al Reino de Dios y podemos demostrarlo con señales, prodigios y milagros (cuando Dios nos guía y es su momento) estas señales sobrenaturales nos acompañan, podemos echar fuera demonios, tener palabras proféticas, Cristo puede hablar a través de nosotros y no damos sermones estudiados de libros de otros autores del pasado, nos movemos en el poder más grande del universo: El del Espíritu Santo, el mismo poder que se movió Jesucristo aquí en la tierra.

Por eso el poder de Dios está con nosotros para sanar, salvar etc.

Cuando veas a un verdadero siervo de Dios y no a un fariseo "religioso" (que fueron los que echaron a Jesús y lo mandaron a la cruz por la voluntad permisiva de Dios) (y tampoco un religioso por profesión, ni alguien que toma el servir a Dios como un trabajo y si no le pagan se va) Cuando veas a un verdadero siervo de Dios pensá:

¡Este hombre trae algo sobrenatural, aquí hay algo sobrenatural! ¡Y es así!: traemos la "atmosfera" del Reino de los cielos, la presencia misma de Dios, la trinidad vive en nosotros y Dios puede hacer cualquier milagro a través nuestro.

Somos sus Hijos-Embajadores. Estamos respaldados por el cielo mismo rodeados de poderosos ángeles, salimos venciendo y para vencer, Dios nos bendice y somos de bendición.

Estamos para deshacer las obras del diablo: pecados y echarlo demonios de personas, casas, territorios etc. Somos benditos porque venimos en el nombre del Señor.

Usted puede ser un siervo/ a de Dios también y cuente conmigo para ello. Ese es mi llamado. Predicador Gustavo Isbert. (Me hago llamar predicador simplemente porque ni los cristianos entienden mucho de nombres o ministerios de Dios. pero en realidad los 5 ministerios operan en mi vida.) Efesios 4:11-12.

Todo lo que Dios es en mí y todo lo que me da es para compartirlo y trasmitírtelo a ti, ya que Dios nos ha dotado de dones sobrenaturales para ser de bendición a los demás. Todo lo que recibo es para dar y ser de bendición. Dios me dijo: te bendeciré y serás de bendición y para esto mismo te he levantado para mostrar en ti mi poder y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra. Dios nos ha ungido con su Espíritu Santo y con poder para hacer bienes y sanar a todos los oprimidos por el diablo porque Dios está con nosotros. (Juan 16:13)
Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.
(Juan 16:14)
El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.
(Santiago 4:7)
Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
(Juan 10:10)
El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

(Isaías 61:1)

El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;

(Isaías 61:2)

a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro (Dios va a juzgar a todos los que quieran destruir la obra de Dios aunque sea ministros religiosos) a consolar a todos los enlutados;

(Isaías 61:3)

a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.

(Isaías 61:4)

Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.

¡VIENE UNA REFORMA DE PARTE DE DIOS!

¡CADA COSA SERÁ PUESTA EN SU LUGAR!

¡DIOS DARA GRACIA A LOS HUMILDES Y LEVANTARÁ A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD!

¡DIOS REVELARÁ LAS INTENCIONES Y LOS PENSAMIENTOS OCULTOS DE LOS CORAZONES DE LOS MINISTRO RELIGIOSOS!

¡ESTE ES EL MOMENTO Y EL TIEMPO DE DIOS!

(Hebreos 4:13)

Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

Dios bendiga a los miles de siervos de Dios humildes y sinceros que son de bendición y salvación para las personas. Este es el tiempo que reciban valentía de parte de Dios y esgriman las armas de la luz, dios los sacará del anonimato y la gente sensible a las cosas de Dios los reconocerán.

Ser buenos, humildes y trasmitir el amor de Dios y su poder será su característica principal.

Benditos los que vienen en el nombre del Señor.

Predicador Gustavo Isbert.

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »
Click to listen highlighted text!