Click to listen highlighted text!

RECUERDA QUE VIVES EN MI PRESENCIA

Recuerda que vives en mi presencia, y que estoy siempre en ti y a tu lado: viéndote y sabiendo cada acción y cada pensamiento tuyo.
De aquí en más, cada cosa que hagas y cada palabra que digas, recuerda que estás delante de mis ojos y yo estoy allí contigo.
Yo soy tu amigo íntimo ¡Recuérdalo siempre!
Tu caminas conmigo y eres diferente de las demás personas, porque tu eres un hijo mío, muy amado, un príncipe de mi Reino y tu lo representas.
¡Eres un embajador del Reino de los cielos!
¡Tú eres un mensaje viviente y me representas!
Tú eres el mensaje en persona, y lo que ve la gente a diario, por eso debes ser un ejemplo en tus palabras, en tu conducta, en la forma en que vives, en tu amor por los demás, en tu fe y en tu pureza,
1 Timoteo 4:12, y yo quiero expresarme y actuar a través tuyo y hacer mis obras. Juan 14:12.
También debe esforzarte en predicar y hacer lo bueno.
Debes inundar tu entorno con mi amor que he puesto en ti.
Dile a mi pueblo (que en este momento está débil, confuso y sin un objetivo claro) lo que dice Jeremías 15:19 "Si se convirtieren yo los restauraré y vivirán en mi presencia"… diles que me rindan a mí todo "lo vil" de su vida y yo los llenaré de "lo precioso" y serán como mi boca.

(Santiago 2:23) Tú también puedes ser amigo de Dios, El no hace acepción de personas.
Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.
(2 Crónicas 20:7)
Dios nuestro, ¿no echaste tú los moradores de esta tierra delante de tu pueblo Israel, y la diste a la descendencia
de Abraham tu amigo para siempre?

(Génesis 5:24) Podés "Caminar" con Dios, para eso debes ir donde El va para vos, (porque para cada uno de sus hijos tiene caminos y propósitos diferentes).
Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.

(1 Corintios 3:16) Dios vive en cada uno de sus hijos y deben ser un mensaje en persona.
¿No sabéis que sois un templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?
(1 Corintios 3:17)
Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.
(2 Corintios 6:16)
Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:
Habitaré (en ellos) y andaré entre ellos,
Y seré su Dios,
Y ellos serán mi pueblo.
(Hechos 2:17) Estamos en este tiempo:
Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
Vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños;
(Hechos 2:18)
Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días
Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.
(Hechos 2:19)
Y daré prodigios arriba en el cielo,
Y señales abajo en la tierra,
(Hechos 2:20)
Antes que venga el día del Señor,
Grande y manifiesto;
(Hechos 2:21)
Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Debemos enfocarnos en esto: Dios va a prosperar todo lo relacionado con el Evangelismo. Nada le interesa más a Dios y sobre todo en este tiempo que es el tiempo de la cosecha final.

Debemos formar un ejército bien preparado que conozcan la palabra de Dios y "la sana doctrina" (la verdad de la palabra de Dios) para salvar almas y enseñar la verdad de Dios en todas partes. ¿Quiere ser parte de ese ejército? ¿O dejará que su amor por la obra de Dios se enfríe, y se diluya en usted, el propósito para el cual lo llamó Dios?

(Marcos 4:19)
…los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa.
(Mateo 24:12)
y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
(Mateo 24:14)
Y será predicado este evangelio del Reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
"El fin" será una serie de acontecimientos sucesivos que comienzan con el arrebatamiento de los suyos al cielo; sigue con la gran tribulación, luego la segunda venida de Cristo, después: el milenio, (Jesucristo Reinará en la tierra mil años) Apocalipsis 20:1-10, y por último Dios hará: cielos nuevos y tierra nueva donde mora la justicia.
2 Pedro 3:7-13.
Estamos cerca del arrebatamiento, que sucederá en un momento inesperado después de cumplirse Mateo 24:14.
Leer también Mateo 24:42, 44; 25:13.
(1 Tesalonicenses 4:17)
Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, (los verdaderos hijos de Dios, nacidos de nuevo del Espíritu Santo y que estemos vivos en ese momento), seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

(Romanos 15:18) Cristo se expresa a través de sus hijos. Y quiere expresarse a través de usted. Sea lleno del Espíritu Santo y muévase junto con Cristo permitiéndole a El actuar a través suyo.
Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,
(Romanos 15:19)
con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.

Debemos predicar y enseñar para que pasen cosas, para que haya resultados, para que las almas se salven etc. Debemos hacer un equipo de Maestros de la verdad.
(Mateo 28:19)
Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
(Mateo 28:20)
Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
(Esdras 7:10) Sea usted como Esdras. Este es SU tiempo y SU momento.
Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos.
(Esdras 7:10)VP
y Esdras tenía el firme propósito de estudiar y de poner en práctica la ley del Señor, y de enseñar a los israelitas sus leyes y decretos.

(Malaquías 2:5) Sea usted un servidor de Dios y que El pueda decir de usted esto:
Mi pacto con él fue de vida y de paz, las cuales cosas yo le di para que me temiera; y tuvo temor de mí, y delante de mi nombre estuvo humillado.
(Malaquías 2:6)
La ley de verdad estuvo en su boca, e iniquidad no fue hallada en sus labios; en paz y en justicia anduvo conmigo, y a muchos hizo apartar de la iniquidad.
(Malaquías 2:7)
Porque los labios del que me sirve han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la ley (los mandamientos de Dios y lo que El quiere); porque mensajero es de Jehová de los ejércitos.

(Hebreos 13:16) También debemos:
Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.

(1 Corintios 1:21) Pero las personas se salvarán si les predicamos.
Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a las personas por la predicación.
(2 Timoteo 4:2) El Apóstol Pablo mandó a su ayudante Timoteo principalmente:
que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.
(1 Timoteo 4:13)
Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.

(Romanos 5:5) Si usted es de Dios, El ya lo ha llenado de su amor ¡Expréselo en acciones!
y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

(Jeremías 15:19) Debemos ser como "la boca de Dios": que el hable a través nuestro y como "guantes en sus manos" para que El se exprese a través nuestro.
Jamás imites a los que no son de Dios ni los tomes de ejemplo
Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.
(Jeremías 15:20) Nadie te podrá vencer si estás con Dios y caminas en su voluntad.
Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová.

(1 Juan 1:9) No vamos a ser perfectos ahora pero cada vez que "le erremos" a la voluntad de Dios o pequemos, debemos inmediatamente pedirle perdón a Dios. ¡Levántese y camine con Dios y para Dios!
Si confesamos nuestros pecados (a Dios), él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

(Mateo 6:6) Su Padre está siempre con usted.
Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

(1 Reyes 9:3) Siempre estamos en su presencia.
Y le dijo Jehová: Yo he oído tu oración y tú ruego que has hecho en mi presencia.

(1 Reyes 17:1)
Entonces Elías dijo a Acab: Vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra.

(Salmos 139:7)
¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia?
(2 Samuel 11:27)
Y pasado el luto, envió David y la trajo a su casa; y fue ella su mujer, y le dio a luz un hijo. Más esto que David había hecho, fue desagradable ante los ojos de Jehová.
(2 Samuel 12:9) Todo lo que hacemos es "delante de lo ojos de Dios"
¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos?

(Salmos 33:13) VP
El Señor mira desde el cielo
y ve a todos los hombres;
(2 Crónicas 16:9)
Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él.

(Hechos 18:9) Dios le dice también a usted esto:
Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles;
(Hechos 18:10)
porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad.
(Hechos 18:11)
Y se detuvo allí un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios.
(Hechos 19:10) Tenemos estudios básicos (para todos) que duran entre un año y dos. ¡Hágalos! Y sirva a Dios el resto de su vida.
Así continuó por espacio de dos años, de manera que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús.

(Josué 1:7) Esto es para usted:
Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.
(Josué 1:8)
Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
(Josué 1:9)
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

(Apocalipsis 22:12) Dice Jesús:
He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Predicador Gustavo Isbert
www.elcieloesunlugar.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
Clic acá para calificar este articulo
[Total: 0 Average: 0]
Translate »
Click to listen highlighted text!