Click to listen highlighted text!
¿Dificultades?

¿Dificultades?

DIFICULTADES.

Cuando tenemos dificultades Dios nos consuela y cuando otros están pasando por las mismas cosas que Dios nos ayudó a superar, nosotros entonces los podemos consolar a ellos 2 Corintios 1:1-11 con la consolación y la salida que Dios nos dio a nosotros.

Cuando ya estamos abrumados y no sabemos que hacer…es para que confiemos en Dios y no en nosotros mismos. 2 Corintios 1:1-10; Juan 15:1-2.

Debemos “ver” las cosas y pensar siempre “en positivo” sabiendo que Dios y sus promesas nos respaldan. Debemos mirar las cosas desde el punto de vista de la eternidad y no de lo que ven nuestros ojos. (Las cosas que no se ven son eternas)

2 Corintios 4:18.

Sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para nuestro bien aunque no nos damos cuenta en el momento en que las estamos viviendo. Romanos 8:28

Dice Pablo “Todo ha redundado para bien” Filipenses 1:12

Cuando estemos en pruebas debemos pensar así “Esta prueba me va a hacer crecer y es pasajera. 1 Corintios 10:13

Con esta prueba voy a poder demostrar mi amor hacia Dios y mi fe en El.

Job pasó por muchas dificultades (pasajeras) y luego Dios lo bendijo mucho más que antes, pero en medio de las pruebas el dijo “Aunque El (Dios) me matare en El esperaré Job 13:15 y en Job 1:22 dice a pesar de todo Job no pecó ni dijo nada malo contra Dios.

Pablo y Silas cuando fueron llevados a la cárcel injustamente en vez de quejarse alababan a Dios y oraban a El y Dios los liberó de una manera extraordinaria y se convirtió la familia del carcelero en Filipos y esa fue la Iglesia que más le ayudó económicamente en su servicio a Dios. Hechos 16:23-34.

Entonces digamos”Voy a reaccionar ante esta situación con oración y alabanza” y veremos hermosos resultados de parte de Dios.

Voy a decir este contratiempo o este trámite es una oportunidad de Dios para mi bien y es una oportunidad de conocer a alguien para testificarle de Dios.

Todo tiene un propósito de parte de Dios. A el apóstol Pablo se le hundió el barco en que viajaba y fue a dar a una isla, allí una víbora venenosa se le prendió en la mano y como ningún daño padeció los de la isla se quedaron asombrados y el pudo orar por muchos de ellos y se sanaron y se convirtieron y creyeron en Jesús. Eso fortaleció la fe de muchos. Hechos 28:1-10.

El propósito de Dios con Job fue hacerlo más santo, que conociera más de El y probar su fe. Job salió victorioso de ese tiempo de prueba y fue en gran manera prosperado.

Pedro estuvo en una gran prueba cuando negó al Señor 3 veces, Jesús le había dicho que velara y orara para no caer en tentación pero Pedro no lo hizo porque confiaba mucho en si mismo pero Jesús le enseñó (a través de esa dolorosa prueba) a confiar en El y no en si mismo. Esa prueba lo hizo crecer espiritualmente, fue “podado” para que de más fruto Juan 15:1-2 para que ore más y vele en oración, para que no confíe en sus propias fuerzas Lucas 22:61; Juan 21:15; (Pedro salió mejor de la prueba que lo que estaba antes).

Debemos pensar que aunque nuestros cuerpos envejecen el interior no obstante se renueva día a día y estamos cada día más cerca de nuestro hogar celestial. 2 Corintios 4-16. Envejecer para un cristiano es estar cada día más cerca de la gloria eterna en el cielo con nuestro Padre Dios.

Debemos poner toda nuestra confianza y esperanza en Jesús que está con nosotros todos los días hasta el fin del mundo Mateo 28:20 y no en los hombres, la religión, los edificios, las cosas que tenemos, el dinero etc.

Usted puede confesar con sus labios y decir: DIOS GUÍA MI VIDA. Salmo 32:8 dice Dios:” Te enseñaré el camino en que debes andar”.

Y DIOS ES MI PASTOR, NADA ME FALTARÁ. Salmo 23.

Pr Gustavo Isbert

Tu eres pescador de almas.

Tu eres pescador de almas.

Haga Clic en el Título de la leccion para ver el libro Tu eres pescador de almas:

[blog_list category_in=”137″ thumb=”small” showposts=”120″ disable=”meta,more” pagination=”true”]

 

 

 

ADORACIÓN: ¿A QUIÉN DEBEMOS ADORAR?

ADORACIÓN: ¿A QUIÉN DEBEMOS ADORAR?

ADORACIÓN: ¿A QUIÉN DEBEMOS ADORAR?

Solo a Dios Padre y a Jesús (que es Dios) se debe adorar.

Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

(Mateo 4:10)

 

Los reyes magos adoraron solo a Jesús

Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, LO ADORARON (SOLO A JESÚS); y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.

(Mateo 2:11)

Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios. (Jesús aceptó la adoración).

(Mateo 14:33)

 

Pedro rechazó que se postren ante él.

Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró.

(Hechos 10:25)

Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre.

(Hechos 10:26)

Pablo y Bernabé rechazaron todo tipo de honra humana hacia sus personas (lea el contexto).

y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay.

(Hechos 14:15)

 

Los Ángeles rechazan la adoración a ellos ante la emoción de S. Juan:

Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.

(Apocalipsis 22:8)

Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. ADORA A DIOS.

(Apocalipsis 22:9)

Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero (Jesús)

(Apocalipsis 22:1)

Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,

(Apocalipsis 22:3)

 

EN EL CIELO SOLO SE ADORA AL PADRE Y AL HIJO CON LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO.

A la Virgen María no se la debe adorar, sino querer y respetar y llamarla Bienaventurada

Entonces María dijo:

Engrandece mi alma al Señor; (Lucas 1:46)

Y mi espíritu se regocija en Dios mi salvador,

(Lucas 1:47)

Porque ha mirado la bajeza de su sierva;

Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.

(Lucas 1:48)

EN EL CIELO SOLO SE ADORA AL PADRE Y AL HIJO Y AQUÍ EN LA TIERRA TAMBIÉN DEBE SER IGUAL.

En el cielo y por toda la eternidad SOLO DIOS PADRE Y JESUCRISTO SON ADORADOS.

En el cielo y por toda la eternidad SOLO DIOS PADRE Y JESÚS SON ADORADOS.

(Mateo 4:10)
Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

(Romanos 9:5)
de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén.

(Mateo 14:33)
Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.

(Mateo 28:9)
he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.

ADORARON A JESÚS PORQUE EL ES DIOS.

PEDRO Y TODOS LOS HOMBRES DE DIOS RECHAZARON CUALQUIER TIPO DE HONRA HUMANA Y QUE SE ARRODILLEN DELANTE DE ELLOS Y MENOS QUE LOS ADOREN. (Nunca haga usted eso, con nadie excepto con Dios Padre o Jesús)
(Hechos 10:25)
Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró.
(Hechos 10:26)
Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre.

Los ángeles rechazan la adoración que solo corresponde a Dios Padre y a Jesús que es Dios.
(Apocalipsis 22:8)
Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.
(Apocalipsis 22:9)
Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.

(Apocalipsis 5:9) En el cielo cantan a Jesús.
y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;
(Apocalipsis 5:10)
y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.
(Apocalipsis 5:11)
Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones,
(Apocalipsis 5:12)
que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado (Jesús) es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.
(Apocalipsis 5:13)
Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: AL QUE ESTÁ SENTADO EN EL TRONO, (DIOS PADRE) Y AL CORDERO (JESÚS), sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.

EN EL CIELO, SE ADORA SOLO A DIOS PADRE Y A JESÚS CON LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO.
EN EL CIELO NO SE ADORA A NADIE MÁS, NI A SAN PEDRO, NI A SAN PABLO, NI A MOISÉS, NI A LA VIRGEN MARÍA, NI A NINGUNA OTRA PERSONA DE ANTES QUE FIGURA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS,
NI A NADIE DECLARADO BEATO O SANTO EN ESTOS TIEMPOS.
Cuando usted ore, ore a Dios Padre o a Jesús con la guía del Espíritu Santo.

Revise TODA la Biblia y no hay ninguna oración hecha (o recomendada a hacer) que no sea a Dios Padre o a Jesucristo. Ni siquiera hay oraciones dirigidas al Espíritu Santo. El Espíritu Santo glorifica a Jesús. Sí,El Espíritu Santo nos habla, nos guía etc.
Aquí en la tierra debe ser igual (si usted lee el Nuevo Testamento solamente una vez, se dará cuenta que esto es la verdad, y de que manera está equivocados (sinceramente) los que dirigen sus oraciones a personas que murieron por mas buenas que hayan sido.
Aunque en el cielo hay diferentes recompensas y estas personas que fueron fieles servidores de Dios tendrán grandes recompensas por toda la eternidad.

Escudriñe, lea y revise las Sagradas Escrituras y por favor ¡Haga la voluntad de Dios! Y enseñe eso a los demás.Dios le bendiga mucho.

¿A QUIÉN SE DEBE ADORAR?

En el cielo se adora solamente a Dios Padre y a Jesús con la guía del Espíritu Santo, quién glorifica a Jesús y al Padre.

(Mateo 4:10)
Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

(Mateo 2:11)
Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; (solo a Jesús) y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.

(Mateo 14:33)
Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, (a Jesús) diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.

(Juan 9:38)
Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró.

(Mateo 28:9)
he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.

(Mateo 28:17)
Y cuando le vieron, le adoraron;

(Génesis 24:48)
y me incliné y adoré a Jehová, y bendije a Jehová Dios de mi señor Abraham, que me había guiado por camino de verdad para tomar la hija del hermano de mi señor para su hijo.

(Salmos 95:6)
Venid, adoremos y postrémonos;
Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor.

(Juan 1:3)
Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

(Colosenses 1:16)
Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

(Hebreos 1:6)
Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice:
Adórenle todos los ángeles de Dios.

(Hebreos 1:8) Dios Padre dice que Jesús es Dios.
Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo;
Cetro de equidad es el cetro de tu reino.

(Hebreos 1:10) dice esto de Jesús.
Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra,
Y los cielos son obra de tus manos.

(Éxodo 20:4)
No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. (No las tengas en tu casa, Dios no se agrada de eso).
(Éxodo 20:5)
No te inclinarás a ellas, ni las honrarás;
(Acuérdate de este mandamiento de Dios y ¡Obedécelo!)
(Deuteronomio 6:5)
Y amarás a Jehová tú Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

(Marcos 12:30)
Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

(Romanos 1:25)
ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

(Hechos 10:25) S.Pedro rechazó que alguien se incline ante el.
Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró.
(Hechos 10:26)
Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre.

(Hechos 14:13)
Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios.
(Hechos 14:14)
Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces
(Hechos 14:15) Pablo y Bernabé rechazaron toda honra de los hombres.
y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay.

(Apocalipsis 19:10) Un ángel rechazó el intento de adoración de S.Juan
Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios;

(Apocalipsis 19:4) En el cielo se adora a Dios Padre y a Jesús y a nadie más.
Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya!

(Apocalipsis 22:8)
Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.
(Apocalipsis 22:9)
Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.

(Apocalipsis 22:1)
Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía DEL TRONO DE DIOS Y DEL CORDERO. SOLO DIOS PADRE Y JESÚS SON ADORADOS.
(Apocalipsis 22:3)
Y no habrá más maldición; y EL TRONO DE DIOS Y DEL CORDERO estará en ella, y sus siervos le servirán,

(Apocalipsis 7:10)
y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

(Apocalipsis 7:11)
Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios,

(Apocalipsis 11:15)
El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él (Jesús) reinará por los siglos de los siglos. (Jesús es el Rey de reyes y Señor de señores)

(Apocalipsis 11:16)
Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios,

(Apocalipsis 17:14)
Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.

(Apocalipsis 5:12)
que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.

(Apocalipsis 5:13)
Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: AL QUE ESTÁ SENTADO EN EL TRONO Y AL CORDERO, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.

Solo debes adorar, hablar y orar o al Padre (Dios) o a Jesús (Dios), guiado por el Espíritu Santo (Dios).

(1 Juan 5:7)
Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo (Jesús) y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.

¿A quién se debe adorar?

¿A QUIÉN SE DEBE ADORAR?

En el cielo se adora solamente a Dios Padre y a Jesús con la guía del Espíritu Santo, quién glorifica a Jesús y al Padre.

(Mateo 4:10)
Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

(Mateo 2:11)
Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; (solo a Jesús) y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.

(Mateo 14:33)
Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.

(Juan 9:38)
Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró.

(Mateo 28:9)
he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.

(Mateo 28:17)
Y cuando le vieron, le adoraron;

(Génesis 24:48)
y me incliné y adoré a Jehová, y bendije a Jehová Dios de mi señor Abraham, que me había guiado por camino de verdad para tomar la hija del hermano de mi señor para su hijo.

(Salmos 95:6)
Venid, adoremos y postrémonos;
Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor.

(Juan 1:3)
Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

(Colosenses 1:16)
Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

(Hebreos 1:6)
Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice:
Adórenle todos los ángeles de Dios.

(Hebreos 1:8)
Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo;
Cetro de equidad es el cetro de tu reino.

(Hebreos 1:10)
Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra,
Y los cielos son obra de tus manos.

(Éxodo 20:4)
No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. (no las tengas en tu casa, Dios no se agrada de eso).

(Éxodo 20:5)
No te inclinarás a ellas, ni las honrarás;
(Acuérdate de este mandamiento de Dios y ¡obedécelo!)

(Deuteronomio 6:5)
Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

(Marcos 12:30)
Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

(Romanos 1:25)
ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

(Hechos 10:25)
Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró.

(Hechos 10:26)
Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre.

(Hechos 14:13)
Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios.

(Hechos 14:14)
Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces

(Hechos 14:15)
y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay.

(Apocalipsis 19:10)
Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios;

(Apocalipsis 19:4)
Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya!

(Apocalipsis 22:8)
Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.

(Apocalipsis 22:9)
Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.

(Apocalipsis 22:1)
Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. Solo el Padre y Jesús.

(Apocalipsis 22:3)
Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,

(Apocalipsis 7:10)
y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

(Apocalipsis 7:11)
Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios,

(Apocalipsis 11:15)
El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. (Jesús es el Rey de reyes y Señor de señores)

(Apocalipsis 11:16)
Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios,

(Apocalipsis 17:14)
Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.

(Apocalipsis 5:12)
que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.

(Apocalipsis 5:13)
Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.

Solo debes adorar, hablar y orar o al Padre (Dios) o a Jesús.

Translate »
Click to listen highlighted text!